Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

El atún Balfegó se añade a las propuestas de Martín Berasategui

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 16/9/2016Comentarios

La terraza Alaire del Hotel Condes de Barcelona fue el lugar escogido por Balfegó y Martín Berasategui para presentar un proyecto conjunto: el cortometraje Mar de Sueños, una vida entre atunes rojos. Durante el acto, se explicó como la marca estará presente en las creaciones gastronómicas del chef y avanzó la próxima apertura de una tienda-boutique en Barcelona cuya temática estará centrada en el atún.

20160915_140941

Los copresidentes de las sociedades que forman Grup Balfegó, Manel Balfegó Pere Vicent Balfegó, junto a Juan Serrano, director general de la marca, y el chef Martín Berasategui presentaron ayer una colaboración conjunta por la que los atunes de la marca estarán presentes en la carta de los restaurantes del multiestrellado cocinero vasco. Berasategui afirmó estar “muy agradecido por haber sido el elegido para tener un productazo como este” y añadió, entre las risas de los asistentes, “la guerra que voy a dar con este atún”.

Según cuenta Balfegó, la seña de identidad de la marca reside en la técnica de pesca que utilizan y en el control de todo el proceso. Para evitar perjudicar al animal y obtener lo mejor de él se capturan con cerco, se mantienen vivos y se trasladan a unas piscinas de l’Ametlla de Mar donde controlan su alimentación. La dieta de estos peces es la misma que si estuvieran libres: caballas, arenques, sardinas, jureles… El objetivo es que recuperen la grasa que han perdido en la migración -de donde vienen cuando son capturados- lo que consigue que su carne sea más sabrosa. Este control permite, además, que todos los animales conserven el mismo nivel de grasa -lo que garantiza que todos los productos que comercializan sean igual de sabrosos-, y que el estrés, a la hora del sacrificio, sea mínimo. Momento que se traducirá más tarde a la hora de cocinarlo. “No hay anzuelo, no hay almadraba, esto permite que el atún llegue a las piscinas vivo. Nuestros atunes tienen una edad media de diez-doce años y un peso de unos 140-150 kg. Somos los pioneros en aplicar la trazabilidad en los atunes”, comenta Pere Vicent Balfegó.

Por otra parte, Juan Serrano, director general de Balfegó, anunció la próxima apertura de una tienda-boutique centrada en el atún “esta iniciativa responde a nuestro afán por poder comunicar qué tiene de diferente el atún Balfegó, en qué restaurantes comerlo o dónde comprarlo”.  En esta línea Manel Balfegó comentó “teníamos la inquietud de poder situar el atún en Barcelona. Hemos encontrado un local entre las calles Muntaner y Diagonal, de 300 metros entre planta baja y altillo. Un lugar donde degustar atún, con condimentos varios, donde se podrá también comprarlo para llevarlo a casa o pedir que te lo preparen in situ. En un par de meses abrirá sus puertas”.