Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Cicerone, un club de restaurantes que premian a sus clientes

Pilar Salas
Pilar Salas 15/11/2016Comentarios

Se ha presentado en sociedad, por todo lo alto, en el Hotel Villa Magna de Madrid, una original iniciativa que busca fidelizar a clientes a restaurantes de nivel culinario y premiarles por ello. Se trata de Ciceroneclub, del que por el momento forman parte 80 restaurantes madrileños y que a finales de año contará con medio centenar en Barcelona. “El radar está puesto en diez ciudades”, anuncia a 7 Caníbales uno de los socios impulsores, Juan Pablo López de Meneses.

CxQR3n3VIAA4Y1y

El sistema es sencillo: el 5% de cada factura abonada por el comensal en cualquiera de los restaurantes miembros se convierte en “cicerones” -la moneda del club, equivalente a un euro- canjeables por una comida cuando se hayan acumulado los suficientes. “Funciona como la Iberia Plus”, explica López de Meneses, quien enfatiza que “no se trata de una web de descuentos, sino de un programa de fidelización y premio”. 

De la selección de los establecimientos se encarga, en el caso de Madrid, el crítico gastronómico de ABC Carlos Maribona. “Los elegí por su valor gastronómico; hay desde estrellas Michelin a cocinas étnicas, pasando por casas de comidas de nivel. No todos aceptaron, de forma que todos los que están son, pero obviamente faltan algunos, aunque se van animando”, apunta. 

Y ciertamente son casas muy recomendables para satisfacer todos los gustos: asadores como La Taberna de Elía, lugares de cocina de autor como Viridiana o La Tasquería, tabernas como Verdejo y casas de comida como De la Riva, templos del producto como Alabaster o La Tasquita de Enfrente, de cocina fusión como Kabuki Wellington, internacional como el mexicano Punto MX o el italiano Don Giovanni, de cocina regional, desde el andaluz Surtopía al vasco Urkiola Mendi, y de mimbres más tradicionales como La Bomba Bistrot o Muñagorri

El usuario sólo tiene que descargarse la aplicación, disponible en Google Play y App Store, y crear su perfil. Para acumular “cicerones” basta con fotografiar el ticket. Los restaurantes miembros del club abonan “una pequeña cantidad” a la organización y “al usuario el 5% de cada factura”, detalla López de Meneses. Detrás de Ciceroneclub hay un grupo de emprendedores amantes de la gastronomía que no encontraron en el mercado “ningún programa de fidelización a restaurantes; éste es el primero”, añade, orgulloso.

¿Quiénes son los potenciales usuarios? “No tenemos un perfil exclusivo pero sí muy claro: el de clientes que gustan de acudir a restaurantes de excelencia gastronómica, y en eso Carlos Maribona garantiza que la selección es equilibrada. Muchos de ellos serán directivos de empresas, ya que ellos, como cuando viajan, pagarán las facturas con la tarjeta de empresa pero podrán abonarse los puntos a su cuenta personal, todo ello discretamente”, dice este emprendedor. 

Los restaurantes participantes se pueden consultar en la web ciceroneclub.com, que cuenta con nuevas inscripciones que no están en la guía en papel que se presentará anualmente y de la ya se ha editado el primer ejemplar. En ambos formatos cada restaurante cuenta con una presentación de Maribona y una recomendación de sus especialidades. Comer bien y canjear cicerones, coser y cantar. 


Comentarios