Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

DSTAgE, La Malaje, Surtopía y Kena, Premios Metrópoli 2016

Pilar Salas
Pilar Salas 10/2/2017Comentarios

Los XIV Premios Gastronómicos de Metropoli, la revista de ocio y espectáculos de El Mundo para Madrid, confirman que Diego Guerrero no se equivocó al dejar el Club Allard y abrir DSTAgE en 2014: dos estrellas Michelin, dos soles Repsol y tres EME de Metropoli son algunos de los galardones obtenidos por Diego Guerrero y su equipo, al que ahora se suma el de Restaurante del Año.

Foto cedida por Metrópoli (El Mundo). Autor: Ángel Navarrete

Foto cedida por Metrópoli (El Mundo). Autor: Ángel Navarrete

“En dos años, DSTAgE se ha convertido en uno de los comedores más fascinantes y epicúreos de Madrid. Su cocina, un viaje por los cinco continentes en el que la fusión culinaria se apoya en una técnica arriesgada y provocadora, de factura precisa, y donde cada ingrediente tiene su razón de ser, ha conquistado a los paladares más exigentes de aquí, de allá y de buena parte del extranjero”. Son los motivos sobrados de razón del equipo gastronómico de Metropoli (Alberto Solano, Fernando Point y Rocío Navarro) para encumbrar a DSTAgE como el mejor restaurante de la ciudad en 2016. Sin duda, el cocinero de Vitoria ha hecho de su proyecto más personal una de las citas gastronómicas imprescindibles de la capital, como demuestran la lista de espera y los premios. Finalistas en esta categoría fueron A’Barra y Lakasa.

Pero hay más. La gastronomía andaluza y la peruana gustan y triunfan en Madrid y el jurado de Metropoli lo certifica. Como Restaurante Revelación se ha escogido La Malaje, que en 7 Caníbales ya reseñamos como una de las aperturas más interesantes de 2016. (Manuel Urbano, ex jefe de cocina de Sacha, apuesta por una cocina andaluza contemporánea y por una selección de vinos de Jerez que ha conquistado ya muchos paladares. En este apartado quedaron finalistas Kulto, donde José Fuentes y Laura López (de Trasteo, Zahara de los Atunes, Cádiz) fusionan sabores gaditanos con el mundo, y Fismuler, una de las grandes novedades del año con Nino Ridruello al frente.

El auge de la buena cocina andaluza también queda patente en la elección de Surtopía como mejor restaurante de cocina tradicional, ex aequo con Sal Negra.  El galardón le llega a José Calleja con una renovación de su carta en Surtopía, de cocina andaluza, gaditana y sanluqueña con matices de autor, consolidada ya desde su apertura en 2012. Este 2017 lleva por título “12 meses, 12 cartas”, para llevar el mejor producto de temporada al plato. En Sal Negra, José de La Cruz y Paco Pereira apuestan por una cocina de mercado bien ejecutada, en la que los arroces son una apuesta segura.

No podíamos estar más de acuerdo con la elección de Kena como mejor restaurante de cocina extranjera, puesto para el que ha competido con Gioia y El Flaco como finalistas. Luis Arévalo comenzó su andadura personal en 2014 tras brillar en Kabuki, 99 Sushi Bar y Nikkei 225 en un local que se le quedó pequeño y se mudó al número 11 de la calle Diego de León, donde sigue ejerciendo como un maestro y referente de la cocina nikkei, ese encuentro de sabores entre Japón y Perú que él sabiamente interpreta incorporando además ingredientes españoles.  

Y el premio al cocinero en progresión demuestra que la cocina peruana goza de buena salud en Madrid, ya que va para Omar Malpartida (Tiradito, Chambi y /M). Este joven cocinero apuesta por los sabores tradicionales de su país natal en Tiradito  & Pisco Bar con ricos ceviches y anticuchos que se acompañan con su propia cava de fermentos, chichas, cócteles y macerados de piscos; trae los sanguches de Perú a Madrid en Chambi y la cocina callejera limeña en /M, su apertura más reciente, donde se cocina ante el comensal.

También merecidísimo el reconocimiento a El Invernadero de Rodrigo de la Calle, reciente ganador de una estrella Michelin, como mejor restaurante de la comunidad. En Collado Mediano, en el encantador La Torre Box Art Hotel, De la Calle despliega sus conocimientos sobre los vegetales y hongos, ejerciendo como activista de la #revoluciónverde que emprendió hace años y que ha creado escuela. La proteína animal como aderezo ensalza hortalizas y verduras en un menú que acompaña con su propio maridaje de fermentados, infusiones y jugos. Sólo cuatro mesas, de jueves a domingo, para sumergirse en la naturaleza de la mano de este cocinero que  se ha impuesto al finalista A’Kangas by Urrechu.

La lista de premiados incluye también a Jesús Medina (Dantxari) como mejor jefe de sala, a David Villalón como mejor sumiller por su trabajo en Angelita, una referencia ineludible en vinos por copas; La Fisna como mejor bar de tapas y/o enoteca, Florida Retiro, con su variada apuesta gastronómica y su sala de fiestas en la categoría “Más que un restaurante”, Fismuler por su decoración y, como mejor tienda, ex aequo para el rey de las aves, Higinio Gómez, y la pastelería Mamá Framboise.

Hay tres premios a la dedicación al oficio. En el caso de Madrid es para Luis Roldán y su atención diaria a la clientela en El Quinto Vino, un clásico de la ciudad; en España el galardonado es el maestro Carles Gaig por su conservación y actualización del recetario tradicional catalán desde la familiar Taberna d’en Gaig hasta el Gaig actual, sin olvidar la Fonda Gaig y sus canelones. El reconocimiento a la trayectoria de un cocinero en el mundo es para la leyenda italiana Fulvio Pierangelini, del Savoy de Florencia.

Aunque la coctelería y las elaboraciones propias de los restaurantes para acompañar su cocina están en boga, el vino se mantiene como principal opción de maridaje (o armonía, para aquellos a los que esa palabra les produce repelús). Así que junto a los Premios Gastronómicos de Metrópoli se han dado a conocer los de El Mundo Vino, que  destacan como blanco en Plácet Valtomelloso 2014 de Palacios Remondo,  con uva viura y producido en La Rioja; como tinto el Gran Reserva 890 de 2004, a base de tempranillo, mazuelo y graciano de La Rioja Alta, y como dulce el Teneguía Malvasía Aromática Estelar 1996 de la bodega canaria Llanovid.


Comentarios