Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

El Celler busca la inspiración en las Américas y Turquía

Salvador Garcia-Arbós
Salvador Garcia-Arbós 30/7/2015Comentarios

El restaurante de los hermanos Roca va permanecer cerrado todo el mes de agosto, hasta el 15 de setiembre, para atender la intensa agenda de The Cooking Tour Experience 2015, su segunda gira mundial

Los hermanos Roca le han cogido el gustillo a viajar por el mundo para reinventarse y buscar inspiración, además de cohesionar su equipo, más, por si lo estuviera poco. Por ello, El Celler Celler de Can Roca va a permanecer cerrado en Girona para girar por Argentina, Estados Unidos y Turquia de agosto hasta setiembre.

La experiencia de su primera gira por América el año pasado fue tan extraordinariamente positiva, que Joan, Josep y Jordi Roca no han dudado en preparar la segunda edición de su experiencia, aún más minuciosamente, si cabe. Encomendados a San Ignacio, el 31 de julio, van a realizar su último servicio antes de tomar el avión, para cruzar el Atlántico y comenzar su primer mes de agosto en pleno invierno austral. La gira, The Cooking Tour Experience 2015, es fruto del programa Alta Cocina con Valores que impulsan los hermanos Roca junto al BBVA Bancomer, con el objetivo de encontrar los mejores ingredientes del mundo e incentivar el trabajo de los productores locales y apoyar a cocineros noveles.

En la gira 2014 El Celler de Can Roca viajó a los Estados Unidos, México, Colombia, y Perú. The Cooking Tour Experience 2015 pasará por Buenos Aires, Argentina; Miami, Florida; Birmingham, Alabama; Houston, Texas, y Estambul, Turquía. El martes 15 de septiembre reabrirá en Girona el considerado mejor restaurante del mundo por The World’s 50 Best Restaurants 2015.

Vivencia y convivencia

Todo el equipo está muy ilusionado. Joan Roca nos revela una situación mágica en la casa. «Es como una fábula. En 2014 fue un éxito porqué el tour implicó una fórmula para reinventarnos, para encontrar fuentes inéditas de inspiración, para descubrir nuevos productos, para conocer otras culturas y gente. En definitiva, fue un aprendizaje muy intenso.» Para Joan, los efectos positivos no terminan sólo aquí: «Conseguimos que creciera aún más el compromiso del equipo con nuestra casa. Son lecturas positivas desde muchos ámbitos. Vivencia y convivencia: se cocina, se trabaja, se disfruta; organizamos fiestas de llegada y de despedida.»

Celler can Roca - Bbva

Joan Roca recuerda los buenos recibimientos de los colectivos de cocina de donde viajan, donde también se producen reencuentros con discípulos del Celler, de gente de todo el mundo formada en Girona: «El reencuentro es emocionante. Son hijos de nuestra cantera, de una idea, de una manera de entender la cocina.» En efecto Joan, El Celler de Can Roca es más que un restaurante.

Llevar El Celler por el mundo, no significa llevar la carta, sino su concepto y filosofía, su gente y maneras y su manera de pensar y actuar, pero sacando la inspiración de cada nuevo lugar. Hay que cocinar como si El Celler fuera de Buenos Aires, de Constantinopla, de Houston, de Miami o de Birmingham. Por eso, durante el último año se han realizado viajes de prospección por los distintos lugares donde van a cocinar. Jordi fue a los Estados Unidos; Pitu, a Argentina, y Joan a Turquía. Allí se inspiraron para realizar la carta que van a degustar en las ciudades que van a visitar en agosto y septiembre.

Además, desde hace unos días una avanzadilla de cinco personas ya trabaja en Argentina. Este equipo está capitaneado, por supuesto, por Hernán Luchetti, jefe de cocina del Celler, quién ha tenido la suerte de regresar a su Argentina querida para volver a ver el farolito de la calle en que nació.

Y para terminar, os voy a dejar el menú que los Roca han preparado para su desembarco en Argentina. A diferencia del 2014, no hay vinos de acá. Han puesto todo su rigor para seleccionar algunos de los grandes vinos argentinos.

En la Recepción van a picar Crujiente de pesto; Bombón de hesperidina y naranja, y Nuez a la pimienta de Jujuy. Lo van a regar con Semillón Mendel 2014; Mounier Torrontés 2013; JIJIJI Gerardo Michelini, y Cara Sur Criolla 2014 Valle de San Juan.

Cuando lleguen las tapas van a viajar por El Mundo, un nuevo mundo para los que ya conocen El Celler:Argentina: Taco de Asado con mayonesa de chimichurri. Estados Unidos: Buñuelo de barbacoa. Colombia: Cesta de café, coco, cacahuete, lima. Turquía: Dolma de lenteja y berenjena con hoja de parra. México: Taco con mole y cilantro. Van a maridarlo con el Montesco Agua de Roca 2014.

Las tapas siguientes las van a tomar con Espumoso Insignia Bodega Cruzat de Pedro Rosell, de Mendoza. Más novedades: Cocktail de mate con alma de malbec; Manzana osmotizada con fernet branca & cola; Fainá . Dentelle de garbanzo con parmesano, tomate, orégano, garbanzo frito y lyo; Empanada Roca de carne a cuchillo; Empanada Roca de humita; Alfajor con quinua, de morcilla a la parrilla, y Brioche de choripán.

Y ahora comienza el menú:

Langostinos de Ushuaia con grapa de malbec mendocino cocidos en roca. Jugo aterciopelado de sus cabezas, emulsión de cedrón de Jujuy. Sigue la sorpresa Tres regiones en un plato. Tres hermanos y un tributo. Pitu ha pensado un Catena Zapata White Stones 2011.

Sigue la Lengua de ternera con encurtidos, salsa de alcaparras, cinco pimientas con salsa criolla. Catarán Chacra Pinot Noir 32 de Piero Incisa 2013, de la Patagonia.

Blanqueta de cochinillo al Torrontés. Azafrán, naranja amarga, jazmín, maíz cocido, rosa marchita y compota de cuaresmillos. Dos vinos: Viña Revolucionaria Torrontés Brutal 2013 y Torrontés San Pedro de Yacochuya 2006.

A continuación, el Mosaico de Locro. Salsa de maíz blanco, salsa de zapaio, maíz lyo, maíz fermentado, pie de cerdo, oreja, papada, panceta, polvo de chorizo picante. Lo van a probar con unos sorbitos de Colonia Las Liebres Bonarda Reserva 2012, de Altos Las Hormigas.

Llegará la Merluza negra con aceituna negra y aceite de oliva Arauco Zuccardi, ceniza de cebolla de verdeo y ajo fermentado. Emulsión de orégano. El vino escogido es Viñas de Dábalos 2013, de Bodega Tacuil.

No va a faltar el Cordero patagónico con setas lomito y costillar crujiente con emulsión de queso de oveja con esencia de lana, comino y fruta negra asada. Van a beberlo con PerSe La Craie 2013, de Edgardo del Pópolo y David Bonomi.

El Cuello de cordero relleno de sus mollejas, puré de setas, jugo de su asado, lo van a tomar con Montchenot 20 años, de Bodegas López

Y llegamos a los postres, a los que no va a faltar, para terminas, las creaciones más famosas de Jordi Roca, que siempre tienen algo de argentino. El famoso postre láctico ha ido siempre con dulce de leche. Así, el primer postre va a ser el Queso y dulce. Mate, membrillo, queso fresco y galleta, maridado con Finca Domingo Dulce Natural Torrontés 2014. Y el remate final lo va dar el famoso Gol de Messi, acompañado por el Licoroso de Solera, de Soleria Zuccardi. Los Petit four de avellanas y peta zetas van a dar paso a café, copa y mate.

Tras ese menú, uno ya tiene ganas que regresen a Girona, para poder pasar revista a su inspiración.

Un Comentario

  1. Jean dice:

    No se puede ir si no eres cliente de BBVA…eso es una trampa, una publicidad solo por la gente de BBVA ….hay algo de verguenzoso de hablar sin parar del mejor restaurante del mundo y por fin de regalar las plazas por la cena que por los buenos clientes del banco !