Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Enoturismo en Catalunya

Redacción
Redacción 23/3/2015Comentarios

Epílogo a la serie de reportajes enoturísticos de nuestros ‘caníbales’ por Catalunya

Un proyecto grande sólo puede terminar superando las expectativas. Como ha ocurrido en esta ocasión con la serie de reportajes que empezamos hace un año en el que los caníbales se adentraron en las diferentes DO’s del vino en Catalunya. 10 reportajes por todo el territorio catalán descubriendo las bodegas, restaurantes, alojamientos enoturísticos, productos culinarios y personajes más destacados en la historia y la actualidad del vino catalán. El objetivo de dar a conocer, desde un punto de vista periodístico, las enormes y desconocidas opciones del enoturismo en Catalunya se ha cumplido y con creces. Las casi 7.000 visitas que han recibido el conjunto de reportajes y las más de 1.500 menciones en redes sociales demuestran que entre los lectores el proyecto ha tenido muy buena acogida y que el enoturismo está al alza. Suma también que la secuencia de experiencias, contadas en primera persona y planteadas para un fin de semana, se ha presentado con un formato útil, en tiempo real, con fichas e indicaciones prácticas.

Finca-Mas-La-Plana-por-Jordi-Elias-300ppp-1024x680

La Finca Mas La Plana en la DO Penedés.

Así, Xavier Agulló recorrió el Penedés, tierra de cavas pero también nido de grandes e históricas bodegas, donde “el vino sabe a sol y a Mediterráneo”. Su escapada le permitió pasar un “weekend pleno de historia, bodegas, menús gloriosos y cultura entre copas” en un territorio que él considera “una de las DO con más futuro internacional de España”. Salvador Garcia-Arbós viajó a una de las regiones más internacionalizadas como es la del Priorat, descubriendo la “mística del paisaje”. Para él, “el viajar relajado por las carreteras de los antiguos dominios de la Cartoixa (Cartuja) de Scala Dei, solitarias, estrechas y okupadas por vides salvajes es una experiencia terapéutica”. Muy cerca, al Montsant, se desplazó nuestra experta en vinos Cristina Alcalá.  “Es como un gran abrazo, suave y tierno, como el de un croasán”, destacó tras su experiencia Cristina, con “gente amable, atenta y afectuosa”.

La Terra Alta fue el destino de un apasionado del vino como Lluís Ariza, quien descubrió que la historia de esta DO se ha escrito con “nombre y apellidos”. Una zona catalana a descubrir con unos vinos que seducen donde tuvo la oportunidad de convivir “con personas muy relevantes como viticultores o el secretario de la DO”. Ariza desea que “el proyecto Prodeca se convierta en un libro que ayude a dar más difusión de sus excelencias, que sea el inicio para poder continuar con otros proyectos que den a conocer, por ejemplo, la gastronomía, los restaurantes o alojamientos que disponemos en nuestro territorio”.

IMG_0294_2

Vinos de la DO Pla de Bages.

El Empordà, uno de los parajes más simbólicos y bellos de Catalunya, fue el que recorrió Ferran Centelles, sintiendo que sus vinos están “tocados por la Tramuntana”. Centelles cree que este tipo de proyectos son necesarios para poder descubrir “particularidades y elementos diferenciadores únicos de cada una de las zonas”. Añade: “Creo que la Catalunya enoturística todavía tiene retos, como tener realmente un programa transversal de actividades y no solo comer y beber; la mayoría de personas cuando visita una zona reciben atención para el comer y el beber, pero hay otras prioridades culturales, familiares y de recreo que debemos integrar y conjuntar para ser realmente competitivos. He disfrutado mucho con los relatos de los compañeros y sobre todo me gusta como combinan vino y comida desde su prespectiva mas foodie. El vino, sin duda, necesita de la gastronomía para ser atractivo”. Centelles propone poder acceder a estos textos desde otras webs de promoción del vino catalán.

La caníbal Tana Collados ha visitado la DO Conca de Barberà, tierra del trepat y las catedrales, a lo Thelma y Louise. Un fin de semana muy cultural, “porque cultura son también esos vinos, esos platos, esos dulces, que se han transmitido generación tras generación y que explican un paisaje y sus gentes”. Toni Massanés ha puesto su conocimiento técnico a disposición del lector en su “escapada sabrosa a DO de Alella“. Según él, “el enoturismo es lo contrario de la cata a ciegas” y hay que vivirlo en primera persona. Arantxa ha conocido los “aromas de la historia” y los personajes que hacen crecer día a día la DO Pla de Bages, un territorio plagado de antiguas tinas. Finalmente, Lluís Bofill ha visitado Tarragona para descubrir qué hay en una tierra eclipsada por Montsant y Priorat y Luis Tusell ha descubierto los frutos de la “vendimia a contracorriente” de la llanura de Lleida a través de Costers del Segre.

Y terminamos con las impresiones del que ha sido uno de los impulsores, junto a Roser Torras, de este proyecto. Jordi Bort, consejero delegado de Prodeca y director general de Institut Català de la Vinya i el Vi, gran amante de los vinos, apuesta por un objetivo: dar a conocer los vinos catalanes desde la perspectiva de un producto que genera y fomenta las visitas a los viñedos, a las bodegas y, en definitva, a los rincones más singulares de nuestra geografía. Y todo ello, con la pretensión de ser un estímulo para las empresas elaboradoras de las Denominaciones de Origen. Bort ha declarado: “Marcamos la diferencia con la manera de ser de nuestro territorio, y es por este motivo que tenemos que continuar apostando con iniciativas como la de los caníbales ya que el enoturismo está adquiriendo una gran notoriedad en nuestro país. Es fundamental vuestra colaboración, puesto que nos permite disponer de información sobre cuál es la situación actual y las potencialidades de su futuro. Muchas gracias caníbales por este maravilloso trabajo”.