Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Golf, cocina y fiesta en la Costa Brava

Salvador Garcia-Arbós
Salvador Garcia-Arbós 19/6/2014Comentarios

El cocinero Benvingut Aligué nos desvela los detalles culinarios de la boda de Pep Guardiola en Marrakech

Primero sudaron los 18 agujeros reglamentarios al sol, en un complicado circuito rodeados de bosque en la montaña. Luego vino la celebración en un maravilloso hotel con vistas al mar. Cocineros y deportistas se reunieron este lunes 17 de junio en la 15ª edición del Torneo Costa Brava Catalunya Cuina & Golf, celebrado en el Club Golf d’Aro-Mas Nou, de Platja d’Aro. Fue una fiesta en la que estuvo Benvingut Aligué, quien cocinó el banquete de boda de Pep Guardiola en Marrakech.

Foto de grupo Cuina & golf 2014.

Foto de grupo del Cuina & Golf 2014.

Quince ediciones no es poco. El torneo nació en el 2000, en un momento de efervescencia de la cocina. Antoni Izquierdo, presidente del colectivo Cuina de l’Empordanet, grupo promotor del evento, cuenta que nació de la consciencia que cocina y golf van muy unidos, como ha quedado certificado a lo largo de los años: “El jugador de golf, a parte de moverse por el deporte también busca territorio, cultura y, finalmente, todo desemboca en la gastronomía.” Precisamente, la fiesta comenzó con una cena la noche anterior, este año al aire libre en la cala de Sa Tuna, a cargo del Hostal Sa Tuna, que celebraba su 70 aniversario, con música y  copas.

Martí Sabrià, coordinador del evento, añade que 15 años atrás muchos cocineros habían comenzado a jugar a golf y ya habían comenzado a bajar sus handicaps, es decir a jugar con soltura, como demostraron el 16 de junio entre las nueve de la mañana y pasadas las dos.

Este año de mundial, sin Johan Cruyff, uno de los habituales y golfista empedernido -que está liado comentando el mundial-, el golf y la cocina reunieron a Carles Gaig, Pere Arpa, Benvingut Aligué, Nandu Jubany, Víctor Trochi, Quim Casellas, Joan Reniu, Fina Puigdevall, Jordi Garrido, Albert Sastregener, Ferran Martínez (exjugador de baloncesto), Julio Salinas (exjugador de fútbol), Paula Martí (jugadora profesional de golf), Jordi Garcia Pinto (jugador profesional de golf, líder del Challenge European Tour) y a su entrenador, Joan Anglada, Jordi LP (humorista y cantante) y a Jordi Ríos (actor). También saludamos a proveedores del torneo como a la simpática Xon Llopart, de cavas Llopart, o a Josep Cardona, de Rovellats, o a Ramon Foradada, de Forpas, que nos deleitó con su selección de fruta y zumos, o a Marc Solà, de CollVerd&Co, y a su colega Agustí Torelló Sibill, que presentó su proyectó ATRoca al mundillo del golf.

Después del torneo, entre alcornoques y pinos, nos tomamos unos aperitivos junto al Restaurant Forat 19, que dirige en las instalaciones del Club de Golf d’Aro, Xavier Valenzuela, jefe de sala y sumiller, y cuya cocinera la gaditana Ana García, nos ofreció un refrescante gazpacho, “sin pepino; ¡lo juro!”, y una evocadora tortillita de camarones.

Bajamos a almorzar al mítico Hotel Costa Brava, donde el colectivo Cuina de l’Empordanet nos quiso atiborrar con 23 platos, ostras, jamón, quesos y ahumados incluidos, y ocho postres, y los preceptivos vinos de la DO Empordà, las birras del patrocinador Damm, cavas, whisky y el inefable gintonic.

Un secreto de sobremesa

Foto de grupo Cuina & golf 2014.

El actor Jordi Ríos, gran parodiador de Johan Cruyff, bromea con Toni Izquierdo al final del almuerzo.

Allí me enteré de algunos detalles de la boda de Pep Guardiola con Cristina Serra en Marrakech, a finales de mayo. Ahí estuvo Benvingut Aliguer. Y el lunes también estuvo en la fiesta de la cocina y el golf. No nos quería contar nada de su viaje a Marrakech para servir la cena de la boda de Pep Guardiola, elaborado mayoritariamente con productos catalanes, aunque también se llevaron delicias de otras partes de la península.

Le sonsacamos poco. Sabemos que no faltó el jamón de Jabugo, ni los chicharrones de papada, ni el gazpacho de bogavante, ni las habas y guisantes del Bages con pulpitos. Y que comieron colmenillas rellenas de foie, además de ajoblanco con cigalas de Roses o arroz de espardenyes de la Costa Brava. Y que no faltaron las gambas de Palamós, el rape asado y helado de lima y gintonic y un buffet de pastelería… Sabemos que la cena de bienvenida había sido típicamente marroquí. Y aunque ya lo contaron los periódicos deportivos y la prensa del corazón, allí estuvieron solamente amigos íntimos y familiares.