Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

La escuela de elBulli alimenta a 50 Best

David Salvador Ibarz
David Salvador Ibarz 28/6/2017Comentarios

The World’s 50 Best Restaurants celebró este martes en Barcelona la fiesta de su 15 aniversario aglutinando en un día completo de gastronomía y actividades a algunos de los mejores chefs del mundo. Las ponencias de The 50 BestTalks recogieron impresiones, anhelos y expectativas en formato ponencia -de cinco de los siete cocineros cuyos restaurantes han ocupado la primera posición de la lista en esta década y media (Ferran Adrià, Joan Roca, René Redzepi, Massimo Bottura y Daniel Humm)-, y la comida posterior en el restaurante Bravo 24 de Carles Abellán hizo lo propio en formato conversa. Risas, brindis y alta gastronomía a pie derecho en una comida que dirigió Ferran Adrià y que firmaron chefs que pasaron por elBulli, el primer local en ostentar el título de mejor restaurante del mundo. Era 2002, y habían nacido unos premios que son ya historia de la gastronomía contemporánea.

Ferran Adrià y varios chefs en la terraza del Bravo 24

Ferran Adrià y varios chefs en la terraza del Bravo 24

El evento lo valía y, además de los cinco ponentes y parte de sus equipos, hasta la terraza del restaurante de Carles Abellán, también ex Bulli, se acercaron a medio día unos 250 invitados para celebrar el aniversario. Entre abrazos, reencuentros (“para esto sirven también estos eventos”, reconoció el propio Adrià) y charlas de alto valor gastronómico, los estands dispuestos ofrecían calidad en platillos. Unas 20 propuestas que servían los propios chefs, que a menudo levantaban la vista del plato para identificar al demandante. Allí estaba Rafa Zafra (Estimar, Barcelona) ofreciendo su enorme gamba hervida en aguas de la playa de Cala Montjoi, o Mateu Casañas y Oriol Castro (Disfrutar, Barcelona) divirtiendo con una coliflor fermentada con bechamel de coco y lima. Servían, hablaban, comentaban y brindaban.

Y saludaban, también a no “bullinianos” que se dejaron caer por la comida. Gastón Acurio (Astrid y Gastón, Lima, Perú); Richard Ekkebus (Amber, Hong Kong); Romain Fornell (Caelis, Barcelona); Josean Alija (Nerua, Bilbao); Vladimir Mukhin (The White Rabbit, Moscú, Rusia), o Mauro Colagreco (Mirazur, Menton, Francia, cuarto mejor restaurante del mundo según la lista). También Andoni Luis Aduriz (Mugaritz, Errentería) o Quique Dacosta (Quique Dacosta, Denia), que compartían confesiones en una mesa de excepción. Con ellos hablaba José Andrés, el chef español que “ha hecho las Américas” y que ofrecía, desde su Minibar (Washington, EEUU), huevos fritos con caviar en un estand que controlaban sus acólitos Rubén García y Aitor Lozano.

Romain Fornell, Albert Raurich, Mauro Colagreco, Carles Abellán, José Andrés y Albert Adrià

Romain Fornell, Albert Raurich, Mauro Colagreco, Carles Abellán, José Andrés y Albert Adrià

Massimo Bottura se quería acercar a esa mesa elegida pero los saludos y los apretones de mano se lo impedían. Lo consiguió y se abrazó con Andoni. “Somos muy amigos desde que coincidimos en elBulli. Es un grande”, comentaba el italiano. A unos metros, la fiesta gastronómica de la lista inglesa seguía. Albert Adrià representaba la evolución y presentaba creaciones procedentes de elBarri, ese imperio de restaurantes que ha montado alrededor del Paralelo barcelonés. Cheesecake de Tickets, Rosa de Coco, cereza con flor de saúco y airpancake de crema y fresas. Cuatro platos peleados que el de Hospitalet comentaba con el anfitrión de la tarde. Abellán, con su suquet de Cala Montjoi, se veía sorprendido hacia media tarde con un pastel y un cumpleaños feliz que le ofreció su equipo.

La fiesta no terminaba y los “bullinianos” no dejaban de surtir. Albert Raurich (Dos Pebrots, Barcelona) y sus tetillas de cerda ibérica Maldonado; Toni Romero (Suculent, Barcelona), con un tartar de bogavante con crujiente de piel de pollo; Rafa Morales (Grup Iglesias) y su brocheta de pulpo en salpicón, o Marc Singla (La Mar Salada, Barcelona), mediante un arroz marinero con tartar de gamba y cigala de la lonja al minuto y hoja de ostra. Palabras mayores. El punto dulce lo ponía Jordi Roca (Rocambolesc) con sus helados y Christina Escribà (Escribà) con un gran pastel de dos metros de altura de aniversario para los premios. William Drew, editor de The World’s 50 Best Restaurants, estaba en primera fila. “Un gran honor haber llegado hasta aquí. Seguiremos cuidando a la gastronomía y a España”, no en vano Bilbao será sede de la gala anual de los premios en 2018.

Carles Abellán y Jordi Roca

Carles Abellán y Jordi Roca

Parte de la constelación de estrellas se desplazó por la noche hasta El Terrat del Mandarin Oriental, Barcelona para finalizar el día con un cóctel auspiciado por los chefs residentes del hotel de Paseo de Gracia, Carme Ruscalleda (Sant Pau, Sant Pol) y Gastón Acurio. La gastronomía dejó paso al cava, con el que el equipo de The World’s 50 Best Restaurants celebró el éxito de la efeméride, mientras Fina Puidevall (Les Cols, Olot) conversaba con Ruscalleda. Una conversación captada al azar entre Albert Raurich y Rafa Peña (Gresca, Barcelona) –otro exBulli- resumía el día: “En elBulli trabajamos todo el día todos los días de la semana. Era una pasada, pero nos gustaba, aprendimos y valió la pena”. Es el memoria del primer restaurante número uno del mundo. El mismo que ha querido premiar la organización en este acto, el que permanecerá para la historia de la gastronomía.

The World’s 50 Best Restaurants

En 2002, The World’s 50 Best Restaurants surgió como una idea sencilla para un artículo especial de una pequeña revista especializada. Se transformó en una ceremonia de premiación en 2003, y creció hasta convertirse en un hito del mundo gastronómico. En los últimos 15 años, la lista original – que fue creada con la ayuda de 70 personas, aproximadamente – ha evolucionado siguiendo un proceso sofisticado que involucra a más de mil votantes provenientes de todo el mundo y generando interés mediático internacional en torno al anuncio de la lista.

Durante estos 15 años de historia, la lista de The World’s 50 Best Restaurants ha visto coronar a siete establecimientos en lo más alto: El Bulli, dirigido por Ferran Adrià (2002, 2006-2009); The French Laundry, bajo la tutela de Thomas Keller (2003, 2004); The Fat Duck, liderado por Heston Blumenthal (2005); Noma, conducido por René Redzepi (2010-2012, 2014); El Celler de Can Roca, encabezado por los hermanos Roca (2013, 2015), Osteria Francescana, dirigido por Massimo Bottura (2016) y Eleven Madison Park, liderado por Daniel Humm y Will Guidara (2017).


Comentarios