Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Tast a la Rambla: días de vermut y paseo

Carmen Alcaraz del Blanco
Carmen Alcaraz del Blanco 12/6/2016Comentarios

Es fin de semana, días de familia, de vermut, de paseo. A las 12h abre Tast a la Rambla, que es la hora del Ángelus y ya se puede comenzar a brindar, tal y como rezaba el gran Jordi Estadella.

tast8

En la isla sur, allí donde desemboca la Rambla y Colón se yergue, el ritmo es incesante. Los bocadillos son buena opción para un desayuno tardío o para un segundo desayuno, como reivindicaban los habitantes de La Comarca. El mítico y buen conocedor de la materia bar Guixot de los hermanos Gutiérrez ofrecen su homónimo con pollo, beicon, guacamole, rúcula, muselina de tomate seco y emmental. En la barra de la siempre viva Bodega La Puntual del barri del Born, Carlos Allué prepara “Lo Put bocadillo”, con pluma ibérica adobada y queso “El Put”, una delicia panarra más ligera de lo que su mise en place indica. Quizá El Filete Ruso vuelva a ganar como la elaboración más consumida, como en el resto de ediciones; esta vez es la hamburguesa de ternera ecológica al Café de París la candidata. El indomable Carles Abellán está triunfando con su bikini de jamón ibérico y mozzarella de trufa. Guillen Oliva, chef del restaurante y enoteca Monvínic rellena los panes con cordero del Pallars especiado al estilo hindú, terruño que se abre a nuevos horizontes. Cuidado, también los Roca están representados a través de un pequeño bocado, el Rocadillo de pollo al curry con manzana elaborado por Alberto García del Roca Bar, su embajada barcelonesa. Los Rovira versión Sagàs traen sus “Bons de cerdo 2.0”, un mollete asiático solo para paladares sin miedo al incendio y al sabor subrayado. También el espíritu de Gastón Acurio se manifiesta bajo la batuta de Pablo Ortega, que propone el pan con chicharrones del Tanta. Y los de Casa Pepe, a quienes tenemos un cariño infinito en esta redacción, pues allí se fundó esta publicación, nos deleitan con un mollete ibérico con queso castellano tierno.

tast6

En tapas y platillos el abanico también es valiente. Aquellos que gobiernan los fogones del edificio natal de Montalbán preparan “cacheira” celta con Queixo do Cebreiro, encurtidos y toques picantes; Arume gustaría a Manolo, seguro. El Bar Bas, el establecimiento más céntrico de los presentes, liderado por Enrique Valentí, nos invitan a probar el guiso de judía y costilla “Joselito”. En la Bodega Sepúlveda, Josep Solà ha ideado la coca de agua de mar con noche y día de atunes, una sorpresa. Ca La Nuri es siempre una de las barras más alegres y concurridas, la pinta de su paella marinera es imperativo para todos los que por allí transitan. Menudos gnoquis de patata y queso ecológico de Varé con trufa de verano ofrece Fran Heras en el asturiano y moderno Llamber, una cocina que no cesa de progresar temporada tras temporada. Mano Rota fueron el stand revelación de la pasada edición, público y crítica fue unánime; este año su pulpo asado con tocino, chimichurri picante y quinoa roja es su consolidación en el Tast. En Rasoterra, Paula Pascual juega con lo vegetariano y aquí apuesta por el canelón de patata y aguacate con mayonesa de tomate y granola de avellanas de Reus. El Restaurante Amaya de la Familia Torralba es uno de los decanos de la Rambla con sus 75 años recién cumplidos, ellos son la auténtica Resistencia de la célebre calle; esta vez seducen al personal con su arroz cremoso de chipirones del norte en su tinta con Idiazábal, además de con su sonrisa perenne. El más rebelde entre los rebeldes, Óscar Manresa, este año con su novísima y vecina Taberna Tío Carlos, atrae los paladares con el mollete de cola de buey.

tast9

También en esta isla donde parece no ponerse el sol jamás, la representación de los platos tradicionales. Otro gran ramblero, Centonze con Eugeni Cortés al frente proponen raviolis de pulpo y rape, salsa de shiitakes y aceite de dos trufas. El ganador de la Mejor Tapa y Vermut Cinzano por segundo año consecutivo, Germán Espinosa, comandante de la berasateguiana Fonda España, gana a las bocas más exigentes con el chipirón relleno de “cap i pota”, mojo verde y cortezas de cerdo al pimentón de la Vera. La Bellvitja Brindisa de Josep Carbonell alegra el estómago con el lomo de bonito con garum y tierra de Kalamata. La paciente cochinita pibil tan celebrada de Joan Begur en Oaxaca se alegra aquí con salsa xnipec. Mollejas crujientes con alioli de ajos asados y salsa de Dijon y lima en Ófis-Sifó de Jorge Runnacles y Pablo Antico; también en esta barra te sirven con suma amabilidad y ganas de conquistarte, por mucha marabunta que haya. Terruño puro en el gazpacho de cerezas biodinámicas del Penedès en el Palau Moja con el cocinero Gerard Prat. Y por último, pero tremendas, las albóndigas de secreto ibérico y ternera de Girona con toque tailandés y romesco del Topik de Adelf Morales, ese eixamplero restaurante de carta de vinos infinita donde la sorpresa siempre, siempre está garantizada.

PhotoGrid_1465723907650

Un evento de estas características es imposible de realizar sin el apoyo de patrocinadores; no es un tópico, es una realidad. Su aportación permite elevar la conceptualización. Todos ellos gozan de un espacio diferenciado entre las islas y, en su mayoría, son los encargados de dar vida a las copas. Estrella Damm difunde su generealogía de cultura cervecera en las ponencias con Carlos Cervantes, pero también a pie de calle. Coca-cola apuesta por la mixología cada vez más, por ello acuden estos días a su stand cocteleros de prestigio. Cinzano es el que posibilita el Vermut de la Rambla y el cupage ganador de Germán Espinosa encabeza su pizarra, que también aprovecha la ocasión para revitalizar el siempre elegante Negroni y su Cinzano 1757 Premium, con más solera. Aperol Spritz sigue luchando, con gran aceptación, por convertirse en uno de los cócteles veraniegos de todas las terrazas patrias. Smoothies, frappes y otras refrescantes opciones cafeteras con Cafés Batalla. La Nocciola endulza con sus helados, ya sea con el Torte Gelato, sus tartas o el fruitone. Raimat entona la Vie en Rose y afina con los rosados de Viña Pomal y el Ànima de Raimat, además de cuatro vinos más y tres cavas. Codorniu nos presenta a su versátil Dulce Anna, base mixológica también, acompañada aquí por Anna Rusé Brut y Anna Blanc de Blancs. Juvé&Camps despliega su abanico de cinco cavas y cuatro vinos, empeñados en popularizar el líquido patrimonial. Freixenet renueva su carta con el Ice, presentado en el auditorio el viernes; así como incide en sus monovarietales con el sexteto que componen su línea Monólogo. Udon triunfa con su gyoza pollo de corral y su guiño medio nipón, medio barcelonés traducido en canelón. Y cómo no, Triticum, el equipazo panarra que te atrapa con su compadreo y ese pantone cerealístico que es testigo de las mejores mesas de este país; estos días brindan dos generosas focaccias, una de presa ibérica y otra vegetal con la escalibada como mástil, y se despiden con cariño y agradecimiento del cocinero Ricard Fortuny, compinche de Xevi Ramon en los últimos años que prueba fortuna por su cuenta en el pueblo vinícola de Alella (“sort, company!”).

tast7

 

Agenda domingo en el Escenario Estrella Damm:

13.30h a 13.45h: Estanis Carenzo – Elephant, Crocodile and Monkey / Bocadillo de pescado en verano después del mar.

16.30h a 17.00h: Grupo de percusión Ssstrèpids.

18.00h a 18.15h: Paco Méndez – Niño Viejo / “Bolillo”.

18.30h a 19.00h: Carlos Cervantes – Estrella Damm / Los secretos de la cerveza.

A partir de las 19.30h actuaciones de “Música al Carrer Ciutat Vella”.

 

Para más información: http://www.tastalarambla.cat/es/