Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Visca Cádiz

David Salvador Ibarz
David Salvador Ibarz 20/6/2016Comentarios

Encuentros de ida y vuelta. Puentes gastronómicos, sociales. Días para recordar. Jornadas de fiesta que han celebrado este fin de semana en Barcelona su segunda edición, hasta donde se ha acercado un cuantioso grupo de cocineros, sumillers y amantes de la culinaria de Cádiz para devolver el viaje que un grupo de homónimos catalanes realizó en 2014. En la capital catalana, los andaluces han vivido dos días gourmet, que finalizaron el domingo por la noche con una fiesta auspiciada por Carles Abellán en su terraza de Bravo. El colofón con rumba y degustación de una oda a la amistad, al buen rollo entre cocineros de diferentes latitudes unidos por un sentimiento común, el de la fraternidad gastronómica.

IMG_7100

La terraza del restaurante Bravo, vestida para la ocasión. Foto: David Salvador

“Es el hermanamiento de dos culturas, de dos ciudades. Es devolver la hospitalidad que recibimos cuando fuimos a Barbate en 2014”, comentaba Álvaro Montero entre abrazos y brindis. El impulsor de la iniciativa y socio, junto a Albert Adriá –también presente- de La Cala (firma de productos con el toque Adrià pensados para el aperitivo), desprendía sonrisas. “Son ya amigos. Se ha creado un vínculo sin fronteras geográficas. La demostración que la gastronomía es una arma de unión muy poderosa”. Se palpaba. 

Antes de llegar a la terraza de Abellán, el grupo gaditano-catalán ya se había dado su homenaje. El sábado comieron en El Suquet de l’Almirall y disfrutaron del Bar Mut, y el mismo domingo habían disfrutado del aperitivo en La Puntual. “Pero nos hemos guardado para la fiesta final…”, reconocían entre risas. La fiesta lo merecía. Más de 50 marcas y restaurantes habían sucumbido “al encanto andaluz” y estaban presentes con alguna propuesta en una fiesta que además coincidía con la inauguración de la terraza del restaurante de Abellán.

Instantáneas de la fiesta en La Puntual. Fotos: Luis Miguel Sánchez

Instantáneas de la fiesta en La Puntual. Fotos: Luis Miguel Sánchez

Croquetas, tartar de solomillo, ceviche, cherrys de foie, butifarrones, cap i pota con garbanzos o jamón y manzanilla. Más de 700 invitados mezclaban acentos entre puestos, entre copas de vino y tortillitas de camarón. Entre ellos, algunos de los impulsores y seguidores de la iniciativa, como el propio Adrià, Nandu Jubany, Enrique Valentí, Christian Escribà, Pere Planagumà o Quim Marqués. “No se trata de nombres, si no de hombres, de personas”, no se cansaba de puntualizar Montero. “Simplemente una fiesta de amigos”. 

Gastronomía de la fiesta. Fotos: David Salvador y Luis Miguel Sánchez

Gastronomía de la fiesta. Fotos: David Salvador y Luis Miguel Sánchez

Por parte gaditana, chefs y personal de los restaurantes, entre otros, El Faro o Casa Manteca; el alcalde de Barbate, o integrantes de la familia Payoyo, “que se prodigan poco fuera de su tierra….”, sonreían Abellán y Adrià. Empezaba la fiesta a ritmo flamenco y, aún con sol, las conservas dispuestas por La Cala eran las protagonistas. Mejillones, olivas con chipolde o patatas fritas con aliño especial adherido directamente a la patata y elaborado a partir del deshidratado del líquido de los berberechos “que hoy presentamos en sociedad”, comentaba Montero.

Flamenco, ambiente y fotos para guardar en la fiesta catalano-gaditana. Fotos: David Salvador

Flamenco, ambiente y fotos para guardar en la fiesta catalano-gaditana. Fotos: David Salvador

Tras saludos y conversaciones divertidas, los restaurantes y proveedores que colaboraban con el evento sacaban sus delicatessen y amenizaban con calidad, mientras los otros patrocinadores del acto completaban con criterio. Avinova, Bacardi, Bodegas Izquierdo, Calmossen, Faroliva, González Byass, Hola, Joan Bosch, Joan Ferrer, Maldonado, Queso Payoyo, Quim Vila, Sabores de Paterna, Can Company Mallorca, Soler Capella, Orto Mediterraneo, Álvaro Palacios, Cal Mossèn, Lolea, Petaca Chico, Tartuflanghe, Toni Morelló, Gustavo Gómez, Altagraf, Torelló, Vengarco, Vispoke, Zallo, Bodegas Barón, Damm, Campari, Grupo Caballero, Ron Abuelo, Cosfersa o Diputación de Cádiz, entre otros. Un abanico de productos gourmet de marcas “que han venido de manera altruista, para participar de un acto de hermandad increíble”. Montero estaba aquí y allá. El sentimiento de gratitud le salía del pecho.

personas

Nandu Jubany, Carles Abellán y Álvaro Montero, Albert Adrià, Ever Cubilla. Fotos: Luis Miguel Sánchez y David Salvador

La velada concluyó a ritmo de Los Manolos. “Amigos para siempre, amics per sempre….”, cantaban los veteranos músicos barceloneses para diversión de los presentes, y de un servidor. Era el titular exacto de una jornada que amenazan con repetir. “Donde hay dos, hay tres, y cuatro…”. Nadie lo dijo textualmente. Se daba por entendido.

Fin de fiesta con Los Manolos. Fotos: Luis Miguel Sánchez

Fin de fiesta con Los Manolos. Fotos: Luis Miguel Sánchez