Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Xavier Pellicer apuesta por San Sebastián (y otras novedades)

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 13/12/2016Comentarios

El panorama gastronómico bulle. Y su ritmo incesante no deja de generar novedades y cambios. ¿El último? El de Xavier Pellicer y su nuevo proyecto en San Sebastián. Pasen y lean.

xavier-pellicer-2016

Es época prenavideña y mientras algunos cierran para tomarse un descanso y buscar nuevas inspiraciones en su carta, como es el caso de Aponiente (Cádiz) o Martín Berasategui (Guipúzcoa), que volverán abrir a mediados de marzo, otros tienen otros planes. Es el caso de Xavier Pellicer, que dice adiós al asesoramiento de los restaurantes Barraca y Barracuda, con lo que se desvincula del grupo Tribu Woki, no solo para centrarse en su recién estrellado Céleri, en Barcelona, sino también para ocuparse de un nuevo proyecto: el del asesoramiento de un novedoso hotel en San Sebastián, en el Alto Miramón. De él cuentan que “todavía no tiene nombre” aunque sí se tiene muy clara la propuesta del chef: continuar con la filosofía ya iniciada en el Céleri y apostar por una cocina en la línea de lo healthy, lo ecológico y lo sostenible.

Un cambio de escenario que se suma al caso de otro chefs cuyas novedades ya han sido publicadas en estos últimos días y que resumimos a continuación.

Primero, en otro adiós, el de Romain Fornell al Hotel Palace de Barcelona. Después de varios años de recorrido, el cocinero francés marchará al Ohla de Via Laietana. Eso sí, sin perder de vista su próxima reinauguración, la de Casa Leopoldo, con Óscar Manresa, de la que hablamos hace varias semanas aquí. Y seguimos. Esta vez con los televisivos hermanos Torres. Tras un tiempo de reformas en el barcelonés Dos Cielos –en las que se incluyen nuevo horario, una reorientación de la propuesta gastronómica y una estética más actual- abrirán otro Dos Cielos, pero esta vez en Madrid, concretamente, en el Hotel Gran Meliá Palacio de los Duques. Con estos cambios -los que seguro que nos dejamos en el tintero y los que nos quedan por llegar-, la Navidad tendrá poco de tranquila y mucho de movida. Y no hay tregua, porque después de cantar los villancicos y comer los turrones, vendrá una de las  inauguraciones más esperadas: la de Enigma, un restaurante cuyo nombre -después de los renovados plazos en la fecha de apertura y por tanto, de convertir ésta en una incógnita- parece más una declaración de intenciones que un nombre escogido al azar. El deadline tendrá que ser, por fin, en enero ya que Albert Adrià nos confiesa “que ya tiene reservas para esa fecha”. Esperemos que así sea.


Comentarios