Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

BiblioCaníbal

‘La cocina pop de El Comidista’

Luis Tusell
Luis Tusell 19/11/2012Comentarios

Mikel López Iturriaga publica su segundo libro entrelazando recetas, cine, televisión, música y lo mejor de su blog

  • Título: La cocina pop de El Comidista
  • Autor: Mikel López Iturriaga
  • Editorial: Plaza & Janés
  • Número de páginas: 379
  • Precio: 21,90€

Solapa: La cocina pop es el último invento de El Comidista, uno de los blogs gastronómicos más populares de España. Es pop porque relaciona la comida con el cine, la música, la televisión, la moda o la publicidad. Y también es pop porque las recetas son tan fáciles y directas como una canción de los Ramones o un episodio de Juego de Tronos. Este libro recoge el particular universo del blog y lo amplía con fotos y nuevas secciones como las Antiguías, los Menús para ver series o las recetas de artistas invitados. También actualiza sus delirantes entrevistas a platos “viejunos” y selecciona lo mejor del consultorio culinario más estrambótico, Aló Comidista. Mikel López Iturriaga practica una particular cocina de autor que mezcla recetas deliciosas y consejos prácticos un tanto irreverentes. Lo fundamental para disfrutar de la comida no es invertir mucho tiempo ni dinero en costosos ingredientes o preparaciones sofisticadas absurdas. Sólo es necesario tener ganas de divertirse…y un libro como éste.

El Comidista le ha cogido gusto a esto de escribir libros. La suya es la evolución al revés: de internet al papel. Tras haber arrasado en el mundo del blog gastronómico, primero con Ondakin y posteriormente con El Comidista -ya en la plataforma de El Pais.com-, Mikel López Iturriaga publica el segundo libro de su particular saga de El Comidista, tras el éxito de la aún reciente primera parte, un éxito “inexplicable como el aeropuerto de Castellón”, confirma el propio autor.

En La cocina pop de El Comidista Iturriaga enseña ya todas sus armas de seducción, que quedaron algo escondidas en su primera entrega literaria, en la que trató de ser más formal y políticamente correcto…algo que no suele hacer a diario en su blog. Para que quede claro su sentido del humor británico, Iturriaga destaca en la contraportada los “trillones de cocinillas, gourmets, curiosos y algún que otro perturbado” que le siguen o cómo “brilló en Telemadrid, triunfó en Canal +, hechizó en Ya.com y arrasó en ADN.es”, a modo de biografía. Por su puesto, es de Bilbao.

Sarcasmo, humor, imaginación, cultura y ganas de pasarlo bien se entremezclan en su nuevo libro, en el que desembarcan los temas más exitosos de El Comidista. Así, además de las recetas, hay espacio para reproducir lo mejor de su revuelto de trastos de cocina (los imprescindibles, los inútiles o los que se deberían haber inventado), los platos más “viejunos” (tarta al whisky, cóctel de gambas, dátiles con bacon…) y lo mejor de su particular conusltorio gastro-sentimental, Aló Comidista, con preguntas de sus lectores como “¿Comer mucho pollo produce homosexualidad?”, “¿Los huevos con el código 3 son el demonio?”, “¿Sigue girando el kebab cuando se cierra el restaurante?”, o “¿La vichysoise se hace con Vichy?”.

Las recetas, a las que asigna una película para degustarlas, también las combina con menús especialmente indicados para ver series como Mad Men, Juego de Tronos, Dowton Abbey, The Walking Dead y Dexter. Y como novedad, cuenta con 10 artistas invitados que presentan su propio plato.

Respecto a sus recetas, Iturriaga muestra una especial sensibilidad a los productos de temporada (incluye una guía por estaciones) y a presentar platos fáciles de hacer con ingredientes accesibles. De ahí el nombre del libro. No sólo porque mezcla gastronomía y cultura, sino porque además lo hace de una forma “fácil, directa, sin complicaciones y con ánimo de ser accesible a todo el mundo, como el pop”, tal y como el propio autor explica. Y es que se dirige principalmente a un público “joven, interesado en la cocina pero sin grandes conocimientos culinarios y con ganas de pasarlo bien sin demasiadas complicaciones”. Es ese público que, dispara Iturriaga, quizá “no alcanza a comprender las esencias de la alta gastronomía, entre otras cosas porque no tiene dinero para pagarla”. Los platos los explica de forma amena y sencilla y una de las claves es que son de aquellos platos que al que los cocina le permiten quedar bien sin a penas esfuerzo.

La cocina pop de El Comidista ofrece, como ya hizo su hermano mayor, un índice muy útil que facilita la vida al lector y al que desea utilizar el libro como recetario. Así, además de las secciones ya comentadas, las recetas se dividen por “primeros”, “segundos”, “postres” y “bebidas” y además se incluye un índice alfabético. Son platos surgidos de su Euskadi natal, del Madrid en el que vivió, de la Barcelona que ahora le acoge, del aprendizaje en la escuela Hofmann, de sus viajes por todo el mundo, su curiosidad y, por supuesto, de lo que le enseñó su madre, a la que dedica el libro.