Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

El convidado

2008, Año de reflexión

Jordi Estadella
Jordi Estadella 16/12/2007Comentarios

Dice Ferran Adrià que 2008 debe ser un año de reflexión. Año para mirar atrás y ver, analizar y metabolizar todo lo que se ha hecho durante los últimos 15 años en el mundo de la gastronomía. Efectivamente, a lo largo de esos tres lustros la cocina, la cocina en su versión más contemporánea ha entrado en la vida cotidiana de los ciudadanos, ha llenado los medios de comunicación y ha representado una revolución más allá de su propia esencia.
Una revolución, por cierto, que ha sido posible no sólo gracias a algunos cocineros privilegiados, sino también por la acción continuada de apoyo y reverberación ejercida por periodistas y prescriptores. Ellos han sabido transmitir socialmente esa mezcla novedosa de tecnología y emoción que algunos cocineros han interpretado y vertebrado tan inteligentemente.
A mi juicio, el balance de todos esos años es positivo. Revolución virtuosa, pues, y “caníbales” comprometidos en la causa. “Caníbales” que, con un giro hacia el rigor periodístico y una fuerte especialización han sabido evolucionar en un camino que iniciaran Pla, Luján, Vázquez Montalbán, Torrado, Beltrán… Tiempos nuevos explicados de nuevas formas.
Es una lástima, sin embargo, observar como algunas instituciones catalanas se han quedado en la cuneta de la historia. Ellos, los responsables de las instituciones, también deberían reflexionar. La cocina no sólo es comercio. Barcelona, por ejemplo, necesita grandes restaurantes, necesita un tres estrellas y, por qué no, un congreso internacional de gastronomía made in Barcelona, y esto es un mensaje para Turismo, Ayuntamiento, Generalitat. Las trabas que a menudo se ponen son las responsables de que no dispongamos de grandes nombres presentes en muchas otras ciudades importantes del mundo. Las trabas absurdas, fruto sólo de mentes asténicamente burócratas; esas que obligan a Mey Hofmann a cambiar su restaurante; esas que impiden la inauguración del clásico Velódromo tras un titánico trabajo por restaurar el original…
Todos hemos cambiado a mejor. Las instituciones deberían hacérselo mirar. Pero por fortuna, ¡caníbales unidos, jamás serán comidos!

6 Comentarios

  1. javier dice:

    cataluña gastronomica gracias a dios(si tal)no es toda españa

  2. javier dice:

    bueno,esto va dirigido a todo el blok

  3. javierzote dice:

    bueno,esto va dirigido a todo el blok

  4. alexcrav dice:

    Tomemos coo ejemplo a la Junta de Andalucia, que echó el resto en ese maravilloso congreso celebrado en Sevilla. Como dio a conocer la cocina andaluza………..
    Es que a veces uno encuentra donde menos se lo espera

  5. calignasi dice:

    Tal vez para conseguir esa idea que tienes hay que intentar, como ya se hace en otros lugares como escuelas, dar clases de gastronomía en la facultat de Ciencias Políticas para que les enseñen los buenos productos que salen de nuestros huertos y corrales y como se aplica en la cocina de los buenos restaurantes y también en los malos que así se aprende mejor. ! Que se lo crean así el dia que sean buenos o malos politicos al menos sabrán apreciar una buena mesa y defenderán, ya que se juegan un sentimiento tan humano como es una panza llena, nuestra filosofia de trabajo y la vuestra que por eso llevais algunos tantos años intentando educar al personal.
    Bon Nadal

  6. zzzman dice:

    ¿2008 año de reflexion? lo considero hipocresia,¿ acaso hemos alcanzado alguna cota para que tenga que ser este año? ahm, si, hemos alcanzado una cota, o mejor dicho, la ha alcanzado, pues ya se puede llamar “HONORIS CAUSA” mientras su medalla ondea en su pecho y escucha su breve aunque potente chocar contras las probetas de su laboratorio…
    señor estadella por favor, la cocina contemporanea no ha entrado en las casas de los ciudadanos, nisiquiera en la de los que compran la guia michelin, aun no he ido a casa de un “colega” y me ha ofrecido una espuma de o una gelatina de…aunque por atro parte, si por cocina contemporanea, se refiere usted a la cocina de TV, puede que hay tenga razon, por que alguna que otra ama de casa de las de “puchero” el viernes y “guisote” el sabado, ha adaptado las recetas que ve en esos programas, consiguiendo en muchos casos mejorarla, aunque siempre con el toque de casa, un toque rudo, pero eficaz, un toque con el que seguro que estan familiarizados, ese toque que tenian las abuelas, y que tienen las madres, ese toque que “FERRAN HA DECOSTRUIDO”
    y ademas, tal y como estan las cosas en la sociedad, es mas facil y comodo ir a comer a un “RESTAURANT” y criticarlo, que hacerte tu propia comida y ser criticado.¿ Esta es la evolucion que hemos tenido?