Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

El convidado

Nunca saldré en “Españoles por el Mundo”

Javi Antoja de la Rosa
Javi Antoja de la Rosa 7/6/2010Comentarios

Un día cualquiera en la emisora del Ente Público estaban emitiendo “Españoles por el Mundo”. Pregunté qué país visitaban y la contestación fue lo mejor: “en tal país (no recuerdo cuál), pero allí no se come bien”. Joder, es verdad. Me hizo pensar que este programa nació con una debilidad: la gastronómica.  En el país del tijeretazo, del “pim pam, toma Lacasitos” y del Sálvame, se come del carajo.

Hablemos de España. Sin complejos. Sin fantasías. Sin tapujos. Dándole a la lengua sin miedo a que nos la corten. ¿Cuántos de nosotros supeditamos nuestras vacaciones a la ruta gastronómica deseada? Elijamos el destino que elijamos, la sensación gastronómica será altamente satisfactoria. Posiblemente, esas vacaciones las acabaremos recordando por los excelentes garitos (con cariño y respeto) que se han visitado y por lo mucho que se ha disfrutado.

¡Venga, va, sin complejos! Ya les gustaría a muchos tener la gastronomía que hay aquí. Y, a los que siendo de aquí les jode… pues eso, ajo y agua. Porque ese papel desestabilizador que se atribuyen algunos es sinónimo de rabia e impotencia. De norte a sur y de este a oeste… ¿cuántos nombres de cocineros? Muchísimos. ¿Cuántos bares y restaurantes? Infinidad. ¿Cuánto producto? Ups, ¿he dicho producto? Creo que deberé pagar el canon a la sede de la SGAE de Sant Celoni. También en las islas y en Ceuta y Melilla (grandes ciudades, grandes olvidadas), se come de maravilla.

¡Cuánta gente joven! ¡Cuánto ímpetu! ¡Cuánta dicha! Y más ahora, cuando los tiempos no acompañan. Esto, señores, es cultura gastronómica. Es cultura gastronómica la cocina de autor. Es cultura gastronómica la cocina de vanguardia. Es cultura gastronómica la cocina clásica. Es cultura gastronómica esos pequeños lugares donde, tras una barra, te sirven una croqueta de escándalo. Es cultura gastronómica el pan. Es cultura gastronómica el vino. Es cultura gastronómica visitar un convento en Cantabria y descubrir el auténtico sabor de los sobaos… Sería cultura gastronómica parar en una estación de servicio, en un peaje, y comer medianamente bien pero esto, mayoritariamente, no se da. Y la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ¿es consciente realmente de que la gastronomía es cultura? ¿También a la cultura hay que darle el tijeretazo? Ya lo dijeron en la asamblea de Euro-Toques celebrada en la Fundación Alícia: “las ayudas son raquíticas”. Desgraciadamente, en este sentido a España le queda tanto que aprender de Francia…

A pesar de los pocos pesares me uniré, y que no sirva como precedente, al tan manido eslogan: “esto sólo lo arreglamos entre todos”. Se trata de ilusionarnos, de extramotivarnos y de ser conscientes de que, como en España, no se come en ningún sitio. Quizá pueda parecer este texto un homenaje a Nicolas Chauvin. Nada más lejos de la realidad. Su teoría es la de la creencia narcisista, próxima a la paranoia y la mitomanía, de que lo propio del país al que uno pertenece es lo mejor en cualquier aspecto. Aceptaría esta afirmación si escribiera estas letras desde Johannesburgo y hablara de Sudáfrica, pero no. Es más, incluso La Roja a lo largo del Mundial de fútbol será noticia por ganar el torneo (a pesar de las escandalosas ausencias de Tamudo y Palop) y por su dieta, por las toneladas de materias primas llevadas desde España y hasta el cocinero de la Selección tendrá su minuto de gloria en algún servicio informativo.  Si no, al tiempo.

En estos momentos en los que parece que se acabe el mundo porque desde una lista británica, a través de unos votos, el trono ya no está en la piel de toro hay que seguir en la brecha. Más que nunca. Debe quedar demostrado que la hegemonía de la cocina española es real. Porque lo es, al margen de listas y ‘listos’. ¿O no?

32 Comentarios

  1. Maria Calabuig dice:

    Me encanta el post. Vaya par de lenguas entre la tuya y la de Agullo. Dos palabres Im presionante.

  2. Albert Oltra dice:

    Javi, discrepo con lo de Tamudo….. jajjaja, por lo demás fino fino, como siempre!!!!

  3. Juan Dorato dice:

    Coincido con María: Agulló y Antoja son de lectura fresca y con las ideas más que claras. Brillantes ambos.

  4. sergio chefwear dice:

    Chapeau Javi… fino fino…”like the cinnamon”. Un abrazo grande, grande.

  5. Javi Antoja dice:

    María: En dos palabras Gra Cias.
    Albert: Fina Fina iría la Roja con Tamudo.
    Juan: Muchas gracias.
    Sergio: Gracias por escribirlo en francés 😉

  6. Ade Bueno dice:

    Muy bueno Sr Antoja, pedazo de post.
    Me encantó la puntilla de Sant Celoni. No no, digo, la de tamudo, eso, eso.

  7. Xavi Estrany dice:

    Escribías y escribes de PM. :)

  8. Enrique Cañete Martín dice:

    Y que lo digas, yo estuve por León y sólo recuerdo el barrio húmedo….qué de tapas, qué de vinos. Felicidades a SIETE CANIBALES. Sin duda, el mejor cronista gastronómico el sr. Antoja.

  9. Rafa dice:

    Tito, siempre das en el clavo con ironía fina. Ya estoy esperando el Apicius 15 para enterarme de lo último de René el number one, tal como anuncias en tu blog. Sigue así.

  10. Jose Pueyo dice:

    Eres un “GEO” de las fuerzas armadas de la gastronomía, un artista de la pluma y del pensamiento. un saludo Javi.

  11. MMS dice:

    Javi, AMIGO, eres la Ñ.

  12. XEVI RAMON dice:

    Felicidades Javi. Me alegro muchísimo de poder disfrutar de tus sabias palabras. Como siempre me rindo ante tus palabras. Espero poder disfrutar más amenudo de ellas.
    Por cierto, me gusta mucho que hables de la cultura gastronómica del PAN !!!!!! Sin duda lo es y espero que los panaderos seamos capaces de reinventar este oficio que es maravilloso, ya que nos queda mucho a aportar a la gastronómia. Un saludo ….

  13. Brillat Savarin dice:

    Refrescantes y divertidísmas palabras la tuyas Javi. Perfectas para estos días de bochorno. Perfectas también para enfriar algunos nombres bochornosos.

    Xevi: todo mi apoyo en la empresa que apuntas, pues quien escribe no concibe una experiencia gastronómica completa si en ella no media un, o unos cuantos, bocados de un pan de calidad.

    Un saludo,

  14. xavier agulló dice:

    Precisa soflama la tuya, tío, surgida de la pasión pero no colisionante con la razón. Como muy bien dices, desde nuestra heterodoxia, esto sí, debemos ser partícipes entusiastas de una ofensiva que, pese a los monstruos que pese, no admite deserciones cobardes. Me permito citarme, en palabras sinérgicas con las tuyas:
    “Gracias a las vanguardias hemos podido recuperar la calidad en la tradición, como ya apuntaba más arriba. Gracias a las vanguardias hemos descubierto multitud de nuevos mundos que a su vez han generado otros. Hemos avanzado, en resumen.
    ¿Por qué, entonces, cerrarnos a los horizontes? Creo que éste es un momento óptimo para seguir trabajando en líneas de creatividad, de descubrimiento, de asombro.
    La diversidad, el enriquecimiento en todos los planos de la pirámide ha de ser siempre nuestra meta irrenunciable. El pináculo ha generado movimientos en la base. Bien. ¡Pues que la cima se siga agitando!
    Creo que resultaría estéril, en aras de una vindicación perogrullesca del producto o en una política pacata de acomodación a ciertas coyunturas económicas, bajar el listón que nos ha llevado a la cumbre y olvidar que todo, incluso esos fantásticos restaurantes de carácter retro, nos ha llegado de la audacia.
    Debemos evitar la complacencia y la falta de rigor histórico en la analítica. Frases derrotistas oídas recientemente no hacen más que poner palos en las ruedas que nos han de seguir llevando al futuro.
    La creatividad, afirmo, nos hará libres.
    Ya ves… Sofisticado placer leerte, man, por cierto.

  15. Javi Antoja dice:

    Ade: la “puntilla” es la de Sant Celoni. Lo de Tamudo sería un “puntazo”.
    Xavi: Mil gracias.
    Enrique: Muchas gracias.
    Rafa: Pues sí, la niña bonita saldrá con Noma.
    Jose: Gracias por ponerme “firmes”.
    M: Ye lo que hay, pero tú también lo eres.
    Xevi: Sin duda, Triticum es cultura gastronómica. Non Stop!
    Brillat: Ante los bochornos, duchas frías sin bromuro.
    Agulló: Sí, la creatividad nos hará libres y el Rock&Roll nos hará desfasar. Yeah!

  16. xavier agulló dice:

    Tú y yo sabemos lo que llevas en la muñeca, hermano… “It’s a long ‘wine’ to the top if you wanna rock ‘n’ roll”.

  17. Fernando Huidobro dice:

    Qué alegría leerte de nuevo, pibe tamudil. Leo que no has perdido frescura, mordacidad ni acierto, so mamón, y entonces siento nostalgia. No lo puedo remediar ni callar, ahora cada mayo y cada noviembre me entristezco y me entra morriña. Sí, de aquélla punta de lanza de la edición gastronómica hoy dia mustia. You are so beautifull, and soooo boring, eso le cantaría yo a la farfulla con la que hoy dia el cuaderno se expresa.

  18. Paco Morales dice:

    Impecable!!!

  19. sergio chefwear dice:

    Me sumo al grito de Huidobro… desde tu marcha de Apicius, sólo las he ojeado… no me las he comido como solía hacer y además ya no hay anuncios molones como antes…

  20. Javi Antoja dice:

    Xavi: just http://www.youtube.com/watch?v=Z5nppa3cEjM
    Huidobro: Tú sí que eres beautiful canalla.
    Paco: Muchas gracias!
    Sergio: te sumas a lo Pepe Reina en el anuncio de San Miguel? Camareeero

  21. calignasi dice:

    Este es uno de esos artículos que leerías sin respirar llegando muy apurado al final, que crescendo !!, que manera de escribir tan positiva y optimista !!, eso, de lo que hace falta en general a la mayoría…. mis felicitaciones y estoy de acuerdo en que los dos, tú y Xavier sois dos plumas (de escribir) de mucho cuidado…
    Para el amigo Agulló una duda en una de tus frases que si quisieras aclarar me harías feliz. Sin sacarla de contexto dice así: “Gracias a las vanguardias hemos podido recuperar la calidad en la tradición….”

  22. Basilio Corral dice:

    Muy buen artículo Javi… Tocando la llaga, pero bien es cierto que en este pais, se come muy, pero que muy bien….

  23. carlos tristancho dice:

    Joder que chute intelectual a la par que emocional . Estoy de acuerdo con todo , que ya es raro de cojones , esta pagina de los siete canibales va acabar siendo un paraiso virtual habitado por gente de categoria y mucho rock&roll . Decia mi padre que un hombre con cultura vence cualquier miseria y sin ella las padece todas . Pues bien de todas las formas de incultura la peor , es no saber comer . Y luego viene el refran aquel , que habla del que no come ni deja comer ….. En fin : ” que viva la puntilla , el puntazo , la vanguardia , la tradicion , el pan … y este pais , que sin chauvinismo alguno podria apellidarse Gastrónomia . Salud y cultura

  24. Javi Antoja dice:

    Tristancho, Amén!

  25. xavier agulló dice:

    Para mi amigo Ignanasi (con tu venia, Javi): con esta frase sólo certifico un hecho social incontestable: ha sido gracias a diversos chefs de vinculación creativa que, en Catalunya, se ha “puesto de moda” la cocina tradicional, antes perdida entre demasiadas manos simples, poco orgullosas y aun facinerosas. Así ha sido, ¿no, Ignasi? Matizo: esta tendencia (hoy, me temo, toda va de esto, de “tendencias”, y si no formas parte de un “movimiento emergente” -tiene cojones la frase en este caso, cierto) no debería ocultar los muchos que habéis trabajado la tradición desde la opulencia profesional y la pasión vital, no, pero en realidad quienes han puesto nuestra historia culinaria en los media, elevándola en su percepción de “calidad” han sido los más contemporáneos. Ya sé, ya sé… Pero, coño, así ha ido la cosa…

  26. calignasi dice:

    Ya mirare de ubicar esta posible festiva-discusión en otro momento propicio ya que quisiera tener un respeto por este gran artículo de Javi y no estropear con otras temàticas que aunque vienen al caso, todo sea por comer bién, no es su hora. Hasta pronto

  27. Javi Antoja dice:

    Es el sitio y el momento!!! ¿cuánta juventud habrá descubierto la cocina tradicional gracias a la cocina de vanguardia? Me da a mí que bastante…

  28. el pingue dice:

    ¡Suerte, Javi Antoja!. Pasaremos a leerte.

  29. Fernando Huidobro dice:

    Me sumo ( y mi peso específico suma mucho ) a la cátedra que sientan Javi&Xavi: la vanguardia ha puesto en guardia a la tradición. Gran paradoja, Antoja, incluso para Tamudo en la roja. Por estos lares del sur la cosa ha llegado a tanto que estamos en pleno éxtasis de revisar y revivir La Tapa. Tócate un güevo!!!! Llevábamos decenios intentanto sentar en las mesas de los restas a los andaluces por nuestro pequeño mundo interior, y ahora zas! tomadelfrascocarrasco, ha vuelto la tradición en todo su explendor. Generosa aportación de la vangarde, que además lo aprovecha para montar bares de tapas y dar así a conocer mejor todas sus valías, porque el andaluz admite mejor los atrevimientos de pié en una barra. Gran asunto éste pardiez!

  30. calignasi dice:

    Yo pienso sensiblemente diferente y creo que en lo que otros callarían a mi me gusta meter cucharada aunque sólo sea por un deseo oculto de seguir aprendiendo entre servicio y servicio.
    Es cierto, hay una cocina de vanguardia versión A y una pseudo cocina de vanguardia versión B.
    La versión A donde está la flor y nata de nuestra cocina de vanguardia no hay nada que decir, incluso en todo caso habría que alabar sin duda cómo se alaba a otras tendencias de cocina que miran adelante.
    La versión B la de restaurantes con plato grande y mono, local más mono todavía y ración de lupa de biblioteca a 60 € por barba, ese, ese tipo de restaurante es el que ha quemado a tanta y tanta gente de comulgar con la cocina creativa, de autor o de vanguardia. Así no se enseña cultura gastronómica a nadie, se quema al personal más bien.
    Cuando ves tanto desastre y encima se acerca una crisis los más experimentados cocineros se dan cuenta de que una salida aparentemente de un paso atrás pero que en realidad va a ser dos pasos adelante es que se lanzan a por la recupèración de una cocina tradicional puesta al dia, como de primera comunión, que con la consabida reducción de precios triunfa en algunos casos de una manera apabullante.
    Luego nos damos cuenta de que tenemos productos fantásticos cerca de casa, que lujazo !! quién va a comprar fuera si el concepto globalización en la cocina tradicional está bajo cero y en cambio si triunfa el sistema slow food o el producto de proximidad, sea en versión tapa, ración o plato.
    Si antes estaba de moda presumir del precio pagado en algunos restaurantes de moda, en dos años hemos pasado a presumir de ese bar de barrio donde hacen unos calamares de escándalo o la ensaladilla rusa de no se que taberna o unos callos increibles de una casa de comida que hace 60 años que los hace igual y todo por el precio módico de 20 €.
    Excepción de las excursiones de Xavier, que seguro que muchos nos apuntaríamos….esa mezcla tan sabia de vanguardia y tradición a mi me se me hace la boca agua.
    Seguimos, muchos comensales se han cansado de tomaduras de pelo y han vuelto a lo que siempre les ha gustado, la cocina tradicional, aunque no de cualquier manera, eso sí y los más avispados han visto esa tendencia y se han apuntado. Lo que seguramente no habían calculado es que se pondría de moda de una manera tan apresurada y es que empezaba a haber crisis y eso se nota.
    por eso no estoy de acuerdo que fue la cocina de vanguardia la que conscientemente ha hecho de revulsivo de la tradicional, va más allá, y si lo fue seria por sus excesos en sus suburbios que provocó esa revolución que estamos viviendo.
    La cocina de vanguardia ha tenido y tiene su momento, va a ser el motor mediático de la cocina de este país aunque solo sea de cara a la galeria, los comensales irán, de momento, hacia otro lado

  31. xavier agulló dice:

    En realidad, ya lo dices tú… En un tiempo social de “simulacro” en el que sólo se eleva la tendencia, fueron ellos quienes hicieron el trabajo (te recuerdo que durante muchos años fuisteis muy pocos, y olvidados, los que mantuvisteis la antorcha de la “alta” tradición, configurando la mayoría -mucha más, numéricamente, que la de los creativos- un paisaje desolador y penoso.

  32. agriturismo Toscana dice:

    899650 161020forty people that work with all the services Oasis provides, and he is a very busy man, he 992394