Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

El convidado, Opinión

Universidad del sabor

Fernando Huidobro
Fernando Huidobro 4/6/2009Comentarios

No soy partidario de las bandas aunque sólo estén armadas de pinzas y espátulas y vistan con chaquetilla de chefwear. Rehúyo gregarismos, colegiaciones y congregaciones. Cábalas, secretismos y secretitos en reunión son de mala digestión, yuyu me da la demencia colectiva. Por favor, no me formen partidas, disuélvanse no más.

Diálogos de cocina 2009

Diálogos de cocina 2009

Sin embargo, soy consciente de estar muy equivocado. El mundo camina por otros derroteros y las organizaciones controlan y triunfan en todos los campos, también en el de la restauración y hostelería. La gastronomía es cosa de gremios. Miedo me da.

El de los cocineros ha sido el más espabilado, ha tomado la delantera a los demás grupúsculos del ambiente gastró. Se ha hecho con las riendas y tira de este carro más que nadie. Son los conductores, ideólogos y prescriptores de la más avanzada y actual culinaria y trabajan para convertirla en algo mucho más universal aunando esfuerzos de otras disciplinas hasta ahora ajenas y alejadas de su sinvivir. Esto han sido los Diálogos de Cocina, de Eurotoques, en los que han participado filósofos, científicos, sociólogos, médicos, etc., que han entonado el gaudeamus igitur y el sapere aude de la universidad del sabor.

Todo ha salido a pedir de boca y la satisfacción e incluso la euforia afloraba a los caretos y las sonrisas de los participantes. Disfrutemos del éxito del momento regocijémonos por el buen trabajo realizado. Es mucho lo conseguido. Andoni & Co forever.

Pero cuidado con el triunfalismo onanista, no empecemos a comernos los sexos, que diría el tarantinesco Sr. Lobo, que muy poquísimos son los cocineros preparados para dar este salto a una ilustración humanista que, por mortal de necesidad, necesita previamente de un plan, de una tupida red, donde aprender a caer antes de aprender a volar.

Esa red estratégica por programar no es otra que la educación y la formación, pues para ser pluridisciplinar, transversal y demás virguerías del tejido cultureta, primero hay que desincrustar la costra ignorante del fondo de las ollas y para eso hace falta tremendo empeño, mucho frotar y paciencia, enorme paciencia.

Queda mucha sangre por encebollar antes de que esa letra entre en sus meollas.

9 Comentarios

  1. Mar dice:

    Las ollas con toque no quitarán posos requemados hasta que lo hagan nuestras ollas de cada día. Cada vez me convenzo más que aunque los cocineros hagan vanguardia la educación (gastronómica, alimentaria, cultural, política) debe comenzar por abajo. Y no hay herramientas.Por esto, estas cosas son buenas en el fondo, aunque sea por pura difusión.

  2. calignasi dice:

    si pero para asistir a esos “diálogos” no habia que ser gregario de nadie, sino ser lo suficientemente curioso para ir hasta allá y escuchar todo lo que llegaron a decir todos, algunos con un vocabulario académico alejado de los estereotipos hosteleros, es cierto, pero algunos cocineros humildes y que no comulgamos, con respeto, con la cocina de vanguardia, estábamos allí para educarnos un poco y sobretodo alejados de otras maneras de aprender más festivas que parece ser que es lo que funciona. El nivel es altísimo pero uno de los 7 canibales me susurró que debajo de este cierto nivel a veces se esconden trampas dialécticas que sólo ellos conocen… así que tú que pareces tener un buen nivel dialéctico el año que viene a los cocineros “free-lance” que vayamos nos lo traduces a nivel un poco más “hostelero” y siempre podrás decir que pusiste tu grano de arena para enseñarnos desde abajo…. si es que sómos felices con poco, de verdad, seguramente serias el primero que lo haria y eso tal vez te llevara a estar en el “star-system” de los cocineros que vamos por libre y que hace años que descubrimos el “nanas” para sacar las incrustaciones de las ollas y encima lloramos de satisfacción cada vez que vemos las ollas limpias. Si es que somos buena gente, como dijo la Ruscalleda, sómos los cocineros nobles y si la nobleza nos envuelve para que reinar, vaya lío, prefiero enseñar a encebollar la sangre que mi meolla me permite y así me doy unas risas que total cómo el año que viene con suerte nos haces de traductor ya soy feliz solo de pensarlo…. Salut !!

  3. Fernando dice:

    jur , no queda nada, los escalopines de foie ¿van rebozados? me preguntan . Lo dicho queda mucho k frotar y hay muy poco oregano en el monte.
    salud 🙂

  4. calignasi dice:

    … y tal vez el poder del vocabulario no sea definición de cultureta, ¿o si? también todos vosotros sois iguales os arrinconais en esa especie de jerga y los demás siempre seremos, para algunos de vuestros ojos, frotaollas. En fin como hay libertat de expresión hay que aguantar de todo….. snif

  5. Fernando Huidobro dice:

    Efectivamente, Calignasi, afortunadísimamente hay libertad de expresión. La que me permite dar mi opinión en un medio público, la que te permite a tí decir que estás en desacuerdo conmigo o con lo que has entendido que quiero decir, la que te permite malinterpretar mis palabras, la que te permite autodenominarte frotaollas, la que te permite solicitar mis servicios de intérprete y traductor, la que te permite pensar y decir que mi pretensión es estar en el star-system de los cocineros (por cierto, ¿ezo qué es lo que es?); en fin, la que nos permite mantener estos extraordinarios diálogos en una “jerga” que al parecer te es ajena y que se denomina idioma.

  6. calignasi dice:

    …idioma, idioma es aquel vehículo que acerca o aleja a las personas y su vocabulario puede ser “jerga” o tal vez sólo lenguaje y a mi el lenguaje que más me gusta es el coloquial ya que sino nos iriamos por los Cerros de Ubeda y no es el caso que el tiempo es oro y tenemos que administrarlo bien no fuera que de tanto mamporro dialéctico nos suba una adrenalina que al fin y al cabo no nos va a llevar a ningún sitio y tampoco es cuestión de defender a ultranza a nadie que no nos ha delegado semejante trabajo.
    Vamos a ser positivos, tú escribes sobre lo que te parece en este blog ya que tienes esa función como 7C y yo te lo discuto y esa es la base…. todo lo demás son apreciaciones de mundos distintos en los que convivimos pero que tienen algo en común que es la alimentación en su ramo gastronómico sea literario o sea profesional.
    A partir de ahí nos podemos tirar todos los mamporros dialécticos, pero vamos a perder el tiempo, es mejor negociar, tú me introduces en ese mundo literario o periodístico y yo te introduzco en ese mundo profesional “free-lance” y lo compartimos y aprendemos los dos, incluso aunque estemos a algunos centenares de kms. podíamos hacerlo alrededor de alguna mesa y nos damos unas risas, que de cachondeo seguro que los dos sabemos…

  7. Fernando Huidobro dice:

    ¡Coño!, pensé que no me lo ibas a proponer nunca, porque de copas y sentado a papear no soy tan capullo como parezco por escrito y el idioma/jerga se queda en trabalenguas cuando voy doblao. Así que palante como los de Alicante, en cuanto haya ocasión nos ponemos a la faena.

  8. calignasi dice:

    pues ahí queda eso con los bloggers como testigos….. si es que en el fondo una buena mesa y unas risas no tienen competencia !!!!

  9. Redacción de 7 caníbales dice:

    Fernando y caligansi:

    Ya no os podéis escapar de este juramento, somos testigos. Lo que no sé es si os podremos subvencionar la juerga…

    DEBATE!

    Un abrazo