Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De narices

De cata en cata por la Experiencia Verema

Yolanda Ortiz de Arri
Yolanda Ortiz de Arri 9/6/2014Comentarios

Un paseo aromático y gustativo desde el Ródano hasta Galicia con parada en Donostia

Las catas de vino a ciegas son una gran cura de humildad. Me demuestran de forma empírica que cuantos más vinos pruebo y conozco más me queda por aprender. Identificar un vino sin certificado de nacimiento y vestimenta siempre genera sorpresas. Es una premisa aplicable a aficionados y expertos, como quedó demostrado en la cata a ciegas del Juicio de París de 1976, cuando los vinos californianos se impusieron a los grandes vinos franceses para sorpresa del establishment de la época.

20140526 Cata a Ciegas

Cata a ciegas en Experiencia Verema Donostia.

También hubo sorpresas en la divertida cata a ciegas organizada por Vila Viniteca en la Experiencia Verema Donostia, que se celebró por primera vez en esta ciudad el 26 de mayo. El pop del descorche de la primera botella indicaba que se trataba de un espumoso, confirmado por las burbujas en la copa. A partir de ese punto, los 40 asistentes al acto dejamos de coincidir en nuestras predicciones. ¿Se trataba de un champán o de un cava? ¿Cuántos meses de crianza?  Héctor Angulo, de Vila Viniteca, despejó la duda y descubrió un Delamote Blanc de Blancs 2004, elaborado con Chardonnay por la sexta casa más antigua de Champagne.

20140526_Ambiente Sala Verema Donosti

Ambiente de la sala en Verema Donosti.

Las ocho referencias fueron un alarde de carácter, calidad y disfrute de los sentidos como José María Fonseca 2007 (D.O. Rías Baixas), que pertenece a una serie especial de vinos elaborados por grandes enólogos de España para el 75 aniversario de Vila Viniteca. Con una producción limitada a 1.000 botellas, el vino del alma máter de Terras Gauda, elaborado principalmente con Caíño blanco, es un artículo de coleccionista. Daba igual acertar; se trataba de saborear la oportunidad de catar grandes vinos, como el elegante y complejo Chateau Grillet 2010, un 100% Viognier del norte del Ródano, elaborado en 3,5 hectáreas de terrazas de granito en la legendaria denominación con la que comparte nombre. Es uno de esos vinos que suelen gustar todavía más cuando se desvela su precio (195€).

20140526 Castillo Monjardin

Vinos de Castillo Monjardín.

Tras la cata esperaban los vinos de las 42 bodegas que acudieron a la Experiencia Verema en el Kursaal de San Sebastián, una cita que se convoca en varias ciudades españolas -la próxima en Madrid el 23 de junio- y a la que están invitados tanto profesionales del sector como aficionados. En las mesas había nombres consolidados como Bodegas Torres, Pazo de Señorans, Belondrade, Castillo de Monjardín o Familia Luis Cañas y una surtida representación de bodegas jóvenes. Este último grupo es muy variopinto, con familias de tradición viticultora que han pasado el testigo a la nueva generación, enólogos de amplia experiencia que se lanzan a crear su propia bodega o jóvenes con ganas de descubrir el potencial de los terroirs en los que se encuentran sus viñas.

Berarte de la D.O.Ca Rioja, Luzdivina Amigo y Vinos Valtuille, ambos de la D.O. Bierzo, son  ejemplos de esta nueva cosecha de bodegas familiares. Sus respectivos responsables, Inmaculada Berrueco, Miguel Ángel Amigo y Marcos García, transmiten sencillez y apego a su tierra. Cuidan con mimo sus viñedos, que rondan entre los 12-14 hectáreas, para conseguir vinos bien ejecutados como Berarte Crianza (7,90€) con buena fruta roja y paso agradable; Baloiro Fermentado en Barrica (12€), un 100% Godello de cepas viejas o Pago de Valdoneje Viñas Viejas (12€), un Mencía fresco y complejo con cuerpo y alma. Completando el trío del Bierzo estaba Luna Beberide, con su gran Finca La Cuesta, un Mencía de finca intenso y mineral.

20140526 Raul Bobet Castell dEncus

Raul Bobet de Castell D’Encus.

Castell d’Encus es el proyecto en Costers del Segre de Raül Bobet, copropietario de Ferrer Bobet en Priorat. Llegó al Pirineo en 2001 en busca de terrenos en altura y se instaló en una finca a 850 metros de altitud donde cultiva 10 variedades con las que crea vinos artesanales frescos y elegantes como Acusp (30€), elaborado con Pinot Noir o Thalarn (26€), un monovarietal de Syrah.

En 2006 Pablo Ossorio dejó su trabajo como director técnico en Bodegas Murviedro y se unió con dos socios para crear Bodegas Hispano+Suizas en Requena (Valencia). Elaboran unos buenos vinos tranquilos con nombres musicales, pero lo que realmente sedujo a los donostiarras fueron sus Tantum Ergo (20€), cavas con alma de champán y con base de uvas francesas provenientes de una zona cálida pero a una altitud (750 metros) que ayuda a mantener la acidez. En esta línea trabajan Pere Doménech y Toni García de DG Viticultors en Pontons (Alt Penedès), dos cuñados que destilan humildad y compenetración, muy necesaria en un negocio familiar. Sus dos espumosos son millesimés monovarietales de Chardonnay y Pinot Noir (10€) y están suavemente marcados por el licor de expedición que proviene de su vi de boira (vino de niebla) Caligo (20€), un vino dulce con botritis noble con sugerentes notas de melocotón y miel.

20140526_DG Viticultors

DG Viticultors.

Finca Las Caraballas y Quinta Esencia comparten mesa y filosofía. Jesús Hermida es el director técnico de la primera, donde elabora un excelente Verdejo ecológico (11€) en Rueda aunque fuera de la denominación. Las añadas 2011 a 2013 muestran una buena evolución en botella, algo complicado de encontrar en muchos vinos de esa zona. Esa idea de mantener su autenticidad y carácter la comparten con Florentino Ferrín y Ramiro Carbajo, amigos y socios en Quinta Esencia que elaboran vinos “sin entelequias” en Ribera del Duero -Al Nabiz- y dos en Toro -Sofros y Sofros El Monaguillo, cuyas barricas van marcadas con un gráfico “P…madre”. Son vinos honestos, que ofrecen en boca lo que prometen en nariz, y con dos de las contraetiquetas más originales del mercado, en las que los hijos pequeños de Ramiro describen con sus palabras como ha sido cada añada.

Oriol Pérez de Tudela es un productor y negociant con un discurso elocuente y filosófico y una idea clara del potencial de la zona de los Marges del Gaià, en el Camp de Tarragona. Allí produce Camí de la Font, un 100% Macabeo procedente de viñedos de 65 años y junto con Albert López-Amor gestiona Vins del Sud, un proyecto para elaborar vinos en el sur de Cataluña y recuperar su presencia en las mesas de la gente. Uno de sus planes es vinificar un rosado con Xarel.lo vermell, una variedad autóctona olvidada que da vinos con un color pálido y mucha frescura. Otro que ya está en marcha es el de los Bag in Box, un envase de tres litros muy popular en países escandinavos pero novedoso aquí. Este formato se hace para dos vinos; un monovarietal de Garnacha Blanca en la D.O. Terra Alta y un 100% Cariñena en la D.O. Montsant, ambos con fruta fresca y expresiva y buena intensidad. Su precio está por debajo de 5 euros la botella, pero en una cata a ciegas seguro que sorprendería a más de uno. Como Chateau Grillet.