Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De narices

Los viticultores huyen de las redes sociales – Redacción

Redacción
Redacción 8/8/2010Comentarios

¿Se podrá beber virtualmente?

Cuando se trata de redes sociales, la mayoría de los viticultores optan por beber en soledad. Más del 80% de los 532 viticultores franceses encuestados en un sondeo de la página en internet mysocialwinery.com dijo que no usa ningún blog ni otras páginas como Facebook o Twitter que permiten a los consumidores hacer comentarios, recomendar, rastrear o hacer preguntas a los productores de vino.

A pesar de que los viticultores del viejo mundo prefieren mantenerse “offline”, sus homólogos del nuevo mundo, como en Estados Unidos, Sudamérica, Australia o Nueva Zelanda, parecen mostrar más atención al impacto de las redes sociales. Cinco de 11 viticultores que participaron en una reunión en Moet-Hennessy admitieron que utilizaban Facebook. Estos productores de vino procedían de Argentina, California, Chile, Nueva Zelanda y España.

“Bueno, acabo de cumplir los 40 años y pasé mucho tiempo en Argentina antes de llegar a Numanthia”, explicó Manuel Louzada, quien lleva una de las bodegas de vino tinto con mayor producción en España. La página web de Bodegas Numanthia aún está en construcción, pero Louzada asegura que alguna vez ha utilizado su cuenta de Twitter. Puede que los viticultores de esta nueva era no aporten muchos “tweets”, pero suelen entrar en blogs sobre vinos.

“El vino es una bebida social vinculada con las redes sociales. Prefiero formar parte de la conversación antes que hablen de mí”, dijo Ian Morden, un viticultor de 41 años de Cloudy Bay que ha trabajado en Australia y Nueva Zelanda y que suele acceder a los blogs. Su colega Nicolas Audebert, un productor de vino de 34 años de Cheval des Andes, está impresionado por lo extenso de las redes sociales y también aterrorizado por cuán molestas pueden llegar a ser. “Toda mi vida está online, incluso antes de que yo estuviera online”, dijo Audebert.

Sin embargo, Laura Bianchi, que es la tercera generación de una familia de viticultores en Castello di Monsanto, famoso por su Chianti Classico, y Andrea Felluga, jefe de Livio Felluga en Lombardía, no tienen tiempo para las redes sociales.

Fuente: Reuters