Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De narices

Premios Viña de Madrid 2010 – Redacción

Redacción
Redacción 19/7/2010Comentarios

La semana pasada tuvo lugar en Madrid la entrega de los Premios Viña de Madrid 2010, una iniciativa que pretende premiar a los mejores vinos del año así como reconocer el esfuerzo de los productores por avanzar en la calidad de los caldos de la región. Los caldos han sido elegidos por un jurado de 14 expertos de reconocido prestigio mediante una cata a ciegas.

Entre los premiados de la edición 2010, destaca la distinción con la Gran Viña de Madrid en la categoría de vinos blancos a Castizo Blanco 2009 de Bodegas Ricardo Benito; la Gran Viña de Madrid en la categoría de vinos rosados para Alma de Valdeguerra Rosado 2009 de Vinos y Aceites Laguna; Gran Viña de Madrid en la categoría de tintos para Andinos Cabernet 2009 de Bodegas Valle del Sol; Gran Viña de Madrid en la categoría de tintos añadas 2007-2006 para Licinia 2007 de Bodegas Licinia; y el premio Gran Viña de Madrid en la categoría de vinos tintos de añadas anteriores al 2006 para Manu 2005, de Vinos Jeromín.

En este vigésimo tercer concurso compitieron un total de 21 bodegas de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, representando a las tres subzonas acogidas a la D.O., subzona de Arganda, subzona de Navalcarnero y subzona de San Martín de la Vega. Las bodegas participantes han presentado 96 de sus mejores referencias de vinos tintos, rosados y blancos repartidas en cinco categorías: Blancos, rosados y tintos añadas 2009-2008; Tintos añadas 2007-2006; y Tintos añadas anteriores a 2006.

Premios Viña de Madrid 2010

Premios Viña de Madrid 2010

Acuerdo con la Comunidad de Madrid

En el acto también estuvo presente Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad, que señaló que cuando alguien recomienda o bebe un vino con Denominación de Origen de Madrid, no queda defraudado, y, según la encuesta realizada el año pasado, la mitad de los que lo prueban afirman que cada vez lo consumen más.

En el acto, la presidenta firmó, además, con representantes del sector vinícola la declaración “Vino, calidad, nutrición y salud”. Con este acuerdo, la Comunidad de Madrid profundiza en su línea de ayuda al sector vitivinícola de la región, en el que ha invertido más de 3 millones de euros en los tres últimos años. El sector supone un importante yacimiento de empleo, con más de 2.500 viticultores en 58 municipios de la región, y una Denominación de Origen Vinos de Madrid integrada por 45 bodegas y que consolida año tras año sus ventas y su prestigio.

La declaración sostiene que el vino es un alimento que forma parte de la cultura tradicional de los países mediterráneos, de forma que el Ejecutivo se compromete a transmitir la cultura del vino. Además, la Comunidad de Madrid promoverá e impulsará la aplicación de la investigación científica en el sector.

La Denominación de Origen Vinos de Madrid supone una extensión de cultivo de 7.700 hectáreas en la región y un volumen de 3,7 millones de botellas puestas en el mercado. “Hoy los Vinos de Madrid han logrado posicionarse en un mercado muy competitivo -prosiguió Aguirre-, sobre la base de la calidad y la diversificación de la oferta, para responder a los gustos actuales del consumidor”. Así, de las 63 denominaciones de origen existentes en España, la madrileña ocupa el octavo lugar en relevancia por su comercialización. “El prestigio de nuestros caldos también traspasa las fronteras nacionales, y nuestras bodegas exportan el 26% de su producción a países como Alemania, Bélgica, Estados Unidos, China y Japón”, incidió la presidenta, que recordó que mientras descendían las ventas del vino en casi un 7% en el último año, las de los Vinos de Madrid aumentaban un 6,6% en los hogares.