Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De narices

Querido Consumidor

Jordi Bort Ferrando
Jordi Bort Ferrando 21/7/2010Comentarios

Es difícil adivinar el futuro, creo además qué no sería para nada positivo; pero si hoy pudiera pedir un deseo para el mundo del vino solo tendría uno: que los consumidores de vino cada día tuvieran más oportunidades de conocer por si solos qué hay detrás de una botella, cómo y de qué manera le va a seducir, cual es la grandeza, las virtudes, los placeres y los momentos que se pueden vivir consumiendo una botella de vino, cava , champagne, brandy o la bebida espirituosa que se tercie.

¿Qué vino me llevaré?

¿Qué vino me llevaré?

Una de mis obsesiones en los últimos tiempos ha sido conocer mejor los perfiles de consumidor de vino de este país, creo que ha sido un trabajo increíble, sinceramente, apasionante. Nos pudimos dar cuenta que el consumidor es soberano, que con un vocabulario escueto pero muy claro, sabe lo que le gusta y lo que no, la gracia está en saber cómo seducirle, ¡¡con la cantidad de tipos, zonas y variedad de tenemos!!

Hoy, en el siglo XXI, nos quejamos de una crisis, en todos los estadios de la economía, en lo profesional, en lo comercial, en lo personal… sí, muy bien, pero ¿que estamos haciendo para salir de ella? Todos somos consientes que queremos seguir en este sector, creamos individualmente múltiples campañas comerciales, ¿satisfacemos de todos modos las necesidades del mercado?

Amigos consumidores, creedme que me comprometo a seguir buscando conocimiento de cuales son vuestras necesidades.

Este primer artículo va por vosotros, para que sepáis que estoy seguro que en el mundo del vino podemos encontrar múltiples posibilidades para manteneros cautivos y con las ganas de continuar descubriendo nuevos productos, nuevas sensaciones, nuevos momentos.

Castigado siempre, el vino, perseguido incluso socialmente en algunas esferas y mezclado como peligro en la carretera, nos perjudica a todos, pero sobretodo a vosotros, los que realmente os tomáis cada día una copa de vino en la comida, abrís un botella para cenar con unos amigos o celebráis cualquier acontecimiento familiar, profesional o colectivo. Consumid con moderación, difundid las bondades y cualidades de ese consumo moderado y, sobretodo, huid de lastrar el vino al fondo de lo peligroso. Será parte de mi trabajo en estos artículos.

Por último, querido consumidor, me pongo a tu disposición para ayudarte a conocer y compartir todo aquello que te pueda servir de mi humilde experiencia en el sector, para que entre todos seamos cada día mejores aficionados, para que entendamos más las 5 cosas importantes y esenciales que, como aficionados, queremos saber. Tenéis mi compromiso.

Un Comentario

  1. Esteve dice:

    Coincido y agradezco este artículo. Mi pasión por el vino es relativamente nueva y, demasiadas veces, me encuentro solo ante el peligro cuando me enfrento a una tienda de vinos.

    Creo que debería haber más información, de tono más didáctico ya que gurús y sabios están los del sector, mientras que todo el resto solo se mueve por recomendaciones, sin la posibilidad de escoger por si solo por falta de conocimiento, cuando eso es realmente lo bonito.

    Un saludo!