Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De narices

Viaje a la gloria del vino blanco: Egon Müller y Dr.Bürklin-Wolf

Lluís Ariza Soler
Lluís Ariza Soler 17/7/2014Comentarios

Visita a dos de las zonas vinícolas más prestigiosas de Alemania junto a los Casacas Rojas

Las zonas alemanas del Mosela y el Palatinado, donde los vinos de la cepa Riesling son los más apreciados, forman una región vinícola que no conocía y que tenía mucha ilusión por visitar. Fiel al objetivo de conocer las mejores bodegas del mundo, los Casacas Rojas y su FESTIVAL organizaron un viaje para 14 afortunados que tuvieron la suerte de conocer estos dos territorios.

Día 1. Salida de Barcelona destino Frankfurt en avión

El inmenso bus, para solo 28 pasajeros, fue motivo de curiosidad durante todo su recorrido, bajo el emblema futbolístico del “Eintracht” de Frankfurt.

El inmenso bus, para solo 28 pasajeros, fue motivo de curiosidad durante todo su recorrido.

Cuando la amable azafata que nos entrega la tarjeta de embarque nos indica, amablemente, que por culpa de los controladores franceses el vuelo podía demorarse hasta tres horas, pensé: “adiós Dr.Bürklin“. En realidad era simplemente un susto y salimos sólo con media hora de retraso. Tuvimos una tranquila llegada a Alemania e inmediatamente fuimos a buscar el autobús que nos llevaría a la bodega del Palatinado.

Uno, que es futbolero de toda la vida, no se podía creer que aquella maravilla de bus era propiedad del Eintracht de Frankfurt, uno de los mejores y más prestigiosos equipos alemanes, además de uno de mis preferidos de la Bundesliga. Me vino a la memoria su famosa final de la Copa de Europa del 13 de mayo de 1960, en Glasgow ante el Real Madrid. Como luchaban, con un marcador en contra de 6-1, y protestaban si los blancos perdían tiempo. Fue la noche de Puskas y Di Stefano, un grandísimo jugador, que en paz descanse. Al final quedaron 7-3, pero su lucha fue memorable hasta el último suspiro. Sus grandes éxitos: campeones de la Bundesliga en el 1990, y de la Copa de la UEFA ante el Borussia de Monchengladbach en 1980. El autobús en el que íbamos lucía sus colores, el rojo y negro.

Llegada al Palatinado: Weingut Dr. Bürklin-Wolf

Betina Wolf expresiva, inteligente, madura pero aun joven i llena de energía, tiene un discurso claro, con un gran contenido de visión del negocio.

Betina Wolf expresiva, inteligente y llena de energía, tiene un discurso claro con un gran contenido de visión del negocio.

Bodega fundada en 1597, su extensión de viña es de unas 110ha para una producción de unas 600.000 botellas. Es, sin duda, la bodega más conocida del Palatinado -en alemán Pfalz- y pertenece a la zona más representativa de los vinos secos alemanes. El objetivo de Weingut Dr.Bürklin-Wolf, bodega de gran producción que cultiva más de 100ha de viñedo propio, siempre va ligado a la búsqueda de la máxima calidad.

Sus vinos han recuperado la clasificación siguiendo el modelo de la Borgoña: los Grand Cru (Grosse Lage), en los viñedos más famosos con rendimientos de hasta 50ho./ha; los Premier Cru (Erste Lage), de pagos reconocidos y que tienen rendimientos de hasta 60ho/ha; los Vinos del pueblo (Orstwein) y Regionales (Gutswein). Esta bodega abandonó la clasificación del Pradikat, que distingue a los caldos según el grado de azúcar y alcohol.

La bodega es un precioso palacio donde viven sus propietarios desde que la fundaron en 1597. Actualmente es propiedad de Bettina Bürklin.Visitamos el espacio con sus impresionantes foudres de fermentación y allí empezó el FESTIVAL: un 1976 Jesuitengarden Riesling Auslesse, un vino de 40 años, fresco, aromático, con la fruta aún presente. Seguimos tomando maravillas en la sala de catas: dos botellas de Jesuitengarden Grand Cru del 2008 y del 2002, sencillamente excelentes. Y dos premiers crus: Wachenheimer Böhlig 2012 y 2008. Bettina Bürklin nos dio la bienvenida y nos explicó su modo de ver la situación vinícola actualmente.

Cenamos en un restaurante propiedad de la bodega y seguimos con el FESTIVAL de vinos durante la cena, esta vez con el formato magnum y doble magnum, tal como el experto Lluís Pablo, distribuidor de vinos alemanes en España, aconseja. La joya de la cena fue un espectacular 2004 Forster Riesling,  joven, frutal, fresco, sabroso y, naturalmente, en botella adecuada.

Día 2. Egon Müller

Egon Müller nos recibe en los jardines de su mansión resguardada de los vientos del norte por la montaña mágica, que tiene la virtud de convertir el vino en oro.

Egon Müller nos recibe en los jardines de su mansión resguardada de los vientos del norte por la montaña mágica.

Egon Müller actualmente posee 8,3ha compradas en 1797 durante la Revolución Francesa. Scharzhofberger es, sin duda, uno de los viñedos alemanes más famosos y conocidos del mundo, situado en Wiltinger en el valle del río Saar, afluente del Mosela. Anteriormente, el viñedo perteneció al Monasterio de Santa María y los Mártires de Treveris. Allí la familia Müller tiene su residencia frente a las empinadas pendientes, suelos de piedra y pizarra de las viñas de donde proceden los mejores Riesling. Aquí sigue la clasificación de menor a mayor concentración de azúcares,  sin chaptalización y siguiendo las categorías de toda la vida de Kabinett, de Spätlese, Auslese, Beerenauslese (BA) y Trokenbeerenaulese (TBA con solo uvas con brotitis).

Egon Müller pertenece a la asociación internacional de bodegas familiares, como Torres, Vega Sicilia y Mouton Rothschild, llamadas Primum Familiae Vini. En el patio de la casa, sentados frente a la montaña admirando las viñas, Müller nos ofreció una cata que nadie olvidará. Sin pausa llegaban a nuestras copas Sharzhoz,  del 2013 y 2011 y el Kabinet del 2013 y 1995. De cada vino sirvieron siempre una añada joven y otra que fuera la más parecida a una gran añada antigua. Seguimos con un Spatlese del 2013 y del 1990, ¡qué mineralidad en todas ellas! ¡FESTIVAL! El Auslese 2013 y 1993, fruta cítrica blanca y naranja, un BA de 1993 y para finalizar un TBA 1989, el mejor vino de la bodega que año a año se vuelve un poco más seco. Una joya con aromas de frutas cítricas, de miel, de melocotón, y un aroma mineral que aún tengo presente. FESTIVAL absoluto.

El TBA es un vino de poquísima producción y solo se puede conseguir en las subastas que se realizan en Trier hacia final de año. Actualmente una botella de Egon Müller TBA vale en el mercado unos 5.300€. Una fortuna.

El grupo, fotografiado expectante junto a la puerta de esta catedral del Riesling que es “Dr. Bürklin Wolf”

El grupo,  junto a la puerta de esta catedral del Riesling que es Dr. Bürklin Wolf.

Salimos emocionados de la bodega y en el autobús, me coloco al lado del casaca Miquel Brossa, autor de las fotografías adjuntas. Conversamos:

M.B: “La ocasión ha sido única, yo que soy de vinos tintos. Esta vez he tomado unos 60 vinos blancos en dos días. A priori nunca me hubiera imaginado soportar con tal gozo esta nueva experiencia. Ha sido un regalo, hemos degustado gamas completas en vertical de botellas de 5.316€ y, ¡el Egon Müller TBA!”

LL.A: “Para mí, es el blanco dulce más espectacular que he probado jamás y también el más caro y más delicado”

M.B: “Hemos degustado vinos como máximo de 10 grados de alcohol resistiendo sin ningún problema. La explicación es que estamos hablando de la cúpula en cuanto a calidad, el uno por ciento más alto de la gama. Sólo este porcentaje de la producción alemana está en el segmento top en que nos hemos movido. Son vinos muy exportables y aplicables a maridajes muy concretos y sofisticados”

LL.A: “Su estructura dulce-ácida hace que no sean fáciles de maridar, aunque hay maestros del maridaje como Pitu Roca, grandísimo enamorado de estos vinos, que crea maridajes auténticamente increíbles. Recuerdo unos mejillones…”

Algunas de las botellas, incluyendo grandes formatos, de las que el grupo disfrutó durante la cena.

Algunas de las botellas de  la cena del primer día.

M.B: “Hemos tenido comentarios comparativos sobre la cadena de vinos al límite de latitud alta desde Sauternes a los de Georgia, que espero estudiar mínimamente el próximo septiembre. Por diferentes regulaciones locales, estos caldos presentan características bastante diferenciadas en cuanto a concentraciones de alcohol y azúcar”

LL.A: “El milagro de estos vinos es que siendo dulces no saben tan dulces y que al envejecer se vuelven más secos y algunos resisten más de 100 años con poca graduación”

Muchos han sido los comentarios elogiosos por la labor del Casaca Roja Gregori, uno de los organizadores de este viaje. Me quedo con la de Lluís Pablo: “Gori eres el maravilloso Walt Disney de la gastronomía, creador de ilusiones y momentos inolvidables!”.

 

2 Comentarios

  1. Tacones cercanos dice:

    Privilegiados Casacas por una organización tan impecable y una redacción tan golosa! Prepararé mi mejor vestuario en rojo para cuando se presente la ocasión de ser invitada a un FESTIVAL!

  2. Herr Direktor dice:

    Lluís,

    has conseguido captar la esencia de la Diva (la riesling) y la has transmitido de manera fina, concentrada y con pasión …tal y como ella es. Gracias por ser un nuevo Diva-adicto!

    Rieslinnnnnnnnnng-val!!!!!!!!!!!!!!!