Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

La entrevista

Nathan Minguell: “Crearé una food truck de cocina asiática con mi estilo”

David Salvador Ibarz
David Salvador Ibarz 29/6/2017Comentarios

El segundo clasificado de la quinta edición del programa televisivo Masterchef está feliz. “Me daba igual si ganaba yo o lo hacía Jorge. Él se lo merece”. Este barcelonés de 28 años ha despertado interés en el talent show televisivo por actitud, propuesta y “por la relación especial que me ha unido a Jordi Cruz”. Muy contento con la experiencia, ya piensa en su futuro inmediato, que pasa por una food truck del restaurante donde trabaja “pero con mi toque” y una línea de ropa de cocina. “Después, a lo mejor la amplío para ropa de calle”.

Nathan, segundo clasificado en Masterchef 5

Nathan, segundo clasificado en Masterchef 5

Nathan Minguell ejerce actualmente de jefe de sala del restaurante Mr. Kao de Barcelona, propiedad de sus suegros –la familia Kao-. Está casado con Nayan Kao, la hija pequeña de José María Kao, el actual propietario del restaurante Shanghai, uno de los más míticos e importantes restaurantes asiáticos de la ciudad. El abuelo Kao, Kao Tze Chien, fue el chef del primer restaurante chino de la ciudad condal, Gran Dragón.

Nathan siguió estudios universitarios de dirección hotelera, ejerció de botones en el lujoso hotel Claris y pasó durante años por diferentes puestos del hotel Mandarin Oriental de Barcelona, “en muchos menos en la cocina, donde más me apetecía”. En esa época conoció a Nayan Kao y tuvo tiempo para viajar a Bangkok y enamorarse también de la cultura oriental. Volvió y se incorporó a Mr. Kao, y aunó placeres. Ahora quiere ampliarlos.

Segundo clasificado de Masterchef 5. Felicidades, ¿no?

Claro. Estoy súper contento. No me lo creo. Ha sido muy bonito llegar a la final con mi amigo Jorge, y que él gane y yo quede segundo… Increíble. He vivido esta final como nunca pero el cansancio creo que me ha jugado una mala pasada. Igualmente, estoy muy contento, por mí y por Jorge.

¿Es real esa empatía?

Totalmente. En el momento que dijeron el nombre de Edurne (como tercer clasificada) sentí un alivio muy grande, y una alegría increíble. Ya sólo podíamos ganar él o yo, y de verdad que me daba igual quien lo hiciera. Ha sido una emoción compartida.

¿Cómo ha nacido esa confraternización?

Sin buscarla. Hemos sido compañeros de habitación y hemos compartido confesiones. En muchas ocasiones, sobre todo al principio del programa, él me comentaba que se quería ir, que no aguantaba esto de la tele, y yo le convencía de que no lo hiciera. Y también ha sucedido al contrario. La verdad es que nos hemos ayudado y hemos sintonizado, y yo le he utilizado -en la mejor acepción de la palabra- para hacerme más fuerte. Además, somos bastante parecidos en la manera de ser y somos de la misma edad. Jorge se merece ser el ganador de Mastechef 5.

Durante todo el programa, se te ha visto una relación especial con Jordi Cruz.

La verdad es que yo le admiro y creo que hemos tenido conexión, aunque a veces he dudado como en la final. Hoy me ha hecho sufrir mucho, no ha venido a disfrutar como sí veía que lo hacían Samantha o a Pepe, e incluso a Joël Robuchon (el chef con más estrellas Michelin del mundo -31-, que ha ejercido de jurado). Pero, en general, la relación ha sido buena. Creo que hemos congeniado porque los dos somos de un mismo tipo de persona, que arriesga. Nos tratamos con humor y elegancia. Quizá le recuerdo a él hace unos años. Y cuando le dije que “entre genios nos entendíamos” evidentemente era una broma. No sé cómo se habrá entendido pero era una burla hacia mí mismo. ¿Cómo me voy a comparar con ese genio?

¿Le conocías de antes de entrar en el programa?

No. Sí que tenemos conexiones en común pero no nos conocíamos personalmente. Yo estuve una semana en ABaC, pero con Xavi Pellicer (el chef que precedió a Cruz al frente del restaurante barcelonés). Me hubiera gustado trabajar con él. Y en el programa, haber tenido horas sin cámaras delante para que me comentara platos, técnicas…

¿No habláis con el jurado sin cámaras delante?

No nos dejan. Las pocas veces que lo hacíamos hablábamos de todo menos de cocina. En el día a día sólo nos veíamos con cámaras delante. Y en las pausas nos comunicábamos por gestos. Cuando simulaba sacarse una pistola y dispararme sabía que me daría caña pero tranquila. Si sacaba la metralleta o el bazoca ya empezaba a temblar…

¿Y tu relación con los otros miembros del jurado?

Con Jordi tuve conexión desde el primer programa, y con Pepe he descubierto a un chef de corazón, de mirada limpia.

¿Cómo es el día a día en Masterchef? ¿Recibís clases de cocina?

Entre grabaciones y viajes la verdad es que no tenemos mucho tiempo. Nos ponen al límite. Los fines de semana sí que recibíamos clases de cocina, cuando venían profesores a la casa en la que vivíamos. Pero, entre nosotros, hablábamos de cocina casi todo el rato. ¿Qué teníamos que hacer? No teníamos móviles…

Además de Jorge, ¿qué tal la relación con los otros concursantes?

La casa era muy grande… Sí que se creó un muy buen grupo, pero los programas avanzaban y yo compartí habitación con Jorge.

Los cinco concursantes que llegaron al último programa de Masterchef 5

Los cinco concursantes que llegaron al último programa de Masterchef 5

Ya ha acabado la experiencia Masterchef. ¿Qué hará ahora Nathan Minguell?

Tengo en la cabeza un montón de proyectos. Creo que van a empezar cosas interesantes. Pero sólo tiraré adelante los proyectos que vayan con mi manera de entender la vida y la cocina. Espero, en pocos meses, dar salida a la food truck que montamos con mi familia política (los Kao), de cocina asiática pero con mucha “con-fusión”….

Te gustó el concepto…

Salió en un programa y la verdad es que define muy bien mi tipo de cocina. Gamberra, con diferentes estilos, arriesgada… Me gusta.

¿Y volver a ABaC? Comentas que te gustaría.

No lo descarto. Pero lo que sí que me gustaría seguro es poder intercambiar impresiones culinarias con Jordi Cruz. Tenemos conversaciones pendientes, y algún que otro proyecto… espero.

A la espera de tu futuro, sólo me queda volverte a felicitar y satisfacer mi curiosidad. ¿Cómo defines tu forma de vestir?

Me gusta mi estilo. Clásico y rompedor. Elegante y sin mancharme. Miri muchas veces volvía a casa con la chaquetilla manchada y yo, con puños de camisa, ni una gota. Llegaba impecable. Debo reconocer que los zapatos son mi perdición. Y no descarto crear una línea de chaquetillas de cocina a mi manera. Primero vestuario para cocina, después para la calle.

Genio y figura.

¿Puedo añadir algo?

Por favor.

Sólo felicitar a Masterchef y a la productora. Masterchef es un gran programa, donde de verdad se cocina, que enseña, que no muestra nada que no sea verdad, y donde nos tratan con exquisitez. Una gran experiencia.


Comentarios