Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

La despensa

Naranjas Delicias, luz en invierno

Carmen Alcaraz del Blanco
Carmen Alcaraz del Blanco 16/2/2016Comentarios

Hacía mucho frío en Flandes, así que San Nicolás decidió traer un rayo de sol a todos los niños obsequiándolos con una naranja; desde entonces la tradición manda que el seis de diciembre los más pequeños enciendan una vela en el alféizar de la ventana y obtengan un trocito de nuestro Mediterráneo. Pero nosotros estamos en Barcelona,  enero finalizaba y nadie había puesto aún una vela a San Pancracio, así que fue inesperada esa luz valenciana surgida de un email de dos productores de Riola, “poble de jornalers” regado por el río Júcar, responsables de Naranjas Delicias.

vicenty el sogre

Vicente y Agustín

Vicente y Agustín (sin agencias de comunicación ni profesionales del márqueting de por medio) nos escribieron invitándonos a probar los cítricos que atesoran en su finca a través de la primera persona del plural, transcribiendo la manera en que la situación económica ha azotado a la población, mayoritariamente volcada en la construcción. “Mi socio y yo teníamos un taller pequeñito de lacados y barnizados. Cuando empezó la crisis el trabajo empezó a bajar y muchos clientes dejaron de pagarnos, así que después de pensar qué podíamos hacer decidimos volver al campo. El gran problema era que tampoco estaba como para tirar piedras, la naranja de los campos no se podía vender y las que se venden es por debajo del coste, el agricultor no costea ni la producción”. Frente este plantel decidieron, precisamente, no ponerle vallas al campo y apoyarse en internet. “En nuestro proyecto de venta online de naranjas lo que pretendemos es dar salida al pequeño agricultor o al minifundismo, somos propietarios de campos pequeños donde la naranja se cultiva de manera tradicional y muy respetuosa con el medio ambiente”. Obviamente aceptamos su amable invitación y, en apenas 24h, recibimos una muestra de sus naranjas.

naranjasdelicias

Cata en la redacción de 7caníbales

Sorpresa y sonrisa ante su rotunda presencia. Tamaño colosal, generoso y mayúsculo, la palma de la mano se queda pequeña al abrazar su piel rugosa de tacto vasto y cromática saturada, viva y alegre. Flavedo estrecho y albedo tan grueso como firme sujetando gajos de membrana fina, turgentes y generosos contenedores a modo de matrioskas de pulpas jugosas. Y después de todo este alarde de seducción llega la prueba de fuego, la cual superan desde el primer bocado gracias a su dulce acidez y su acidez dulce; no es redundancia, es equilibrio. Tan adictiva como saciante; no es una contradicción, es una golosina.

En apenas dos días hicimos desaparecer una caja de 15 kilos. Como entonó Goethe: luz, más luz…

Naranjas de mesa, de zumo y mandarinas en su tienda online: http://www.naranjasdelicia.com/es/