Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

La despensa

Las “perlas” de Olis Bargalló (y…)

Xavier Agulló
Xavier Agulló 30/6/2016Comentarios

La agenda se detiene cuando llama Quico Bargalló. Y no sólo porque sus aceites de oliva virgen extra sean de los más deseados por las estanterías de mi pequeña bodega, sino porque su llamada siempre responde a alguna novedad que seguro me interesará. Y, oye, porque Quico las sabe montar bien. Esta vez, en la Torre d’Alta Mar del colega Óscar Manresa. Tiembla la agenda en posición de firmes…

Perlas Bargalló. Foto Xavier Agulló

Perlas Bargalló. Foto Xavier Agulló

Y, efectivamente. Comida con el dramatismo de Barcelona y el Mediterráneo como decorado infinito para celebrar la salida al mercado de las “perlas” Bargalló. “Perlas” que son caviar… De aceite de oliva virgen extra Bargalló esferificado. Unas, del mejor aceite de la casa; las otras, de este mismo aceite pero tocado con guindillas del sur de África y de Centroamérica. Un mundo de impactos explosivos para darle efecto 3D a los platos. ¿Te imaginas las de guindilla en una pizza?

Pero esto no es todo. Porque a la colección de “perlas” Bargalló hay que sumar dos productos más: las “perlas” de vinagre “Riesling”, de elegantísimo contraste dulce, y las de vinagre PX, exquisitamente frutales. Úsalas, si quieres, conjuntamente con las de aceite. O no.

Y todavía… Esto no es todo. En la misma comida, puesta de largo del primer aceite de sésamo tostado elaborado en España. Bargalló, por supuesto; pero esta vez en “liaison” con el “crack” Carles Tejedor. Mira, me hace ilusión la salida de este aceite porque estuve con Carlos en China, hará unos tres años, buscando obsesivamente el origen del mismo. Aquel denso viaje dedicado al sésamo que compartimos ha terminado por fin en esta lata sorprendente. Aceite de oliva virgen extra mezclado con aceite de sésamo tostado. Y saltan los aromas a frutos secos…

Carles aprovechó la presentación del aceite de sésamo para regalarnos con unas tapitas: blinis sobre crema de aguacate con gamba roja al ajillo (el aceite de guindilla Bargalló), con un delicado crujiente de algas y unas gotas del aceite de sésamo para darle el toque exótico. Después, en el postre, un “croissant” con chocolate y “perlas” de AOVE Bargalló.

En medio, Òscar Manresa: rulo de bacalao relleno de buey de mar y las “perlas”; calamar relleno de espárragos y alcachofa; pargo con verduras salteadas, y lingote de chocolate.

Luego tuve que armarme de valor para bajar en el abismal ascensor panorámico…

Aceite de sésamo. Croissant con chocolate y perlas. Torre Altamar. Fotos Xavier Agulló