Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

La despensa

Los mixers de Fever-Tree para combinar con whisky, ron, coñac, brandy o bourbon

Salvador Garcia-Arbós
Salvador Garcia-Arbós 29/3/2017Comentarios

Fever-Tree lanzará esta primavera dos nuevos mixers de Ginger Ale, pensados para combinar y potenciar las características de destilados con madera.

Fever-Tree vislumbra un cambio en el mundo de los combinados; si es moda, tendencia o paradigma, ya se verá. Hoy por hoy el 40% del consumo de destilados en el mundo se concentra en la ginebra y en el vodka, los destilados blancos, y el 60% en los oscuros: rones, whiskies, coñacs, brandies y bourbons. Del mismo modo que lanzó tan oportunamente su estandarte agua tónica -el botellín que jugó un papel fundamental en el renacimiento del gin-tonic- Fever-Tree presenta esta primavera de 2017 dos nuevos ginger ale: Spiced Orange y Smoky. Han sido pensados para combinar y potenciar las características de los mejores rones, whiskies, coñacs, brandies y bourbons.

Estos dos mixers de jengibre se suman al Premium Ginger Ale y Premium Ginger Beer que ya están en el mercado desde hace unos años. Precisamente, el Premium Ginger Ale está en la base de la gran familia de bebidas a base de jengibre, clásica combinación para los llamados destilados oscuros.

Siguiendo su filosofía iniciada con la tónica, Charles Rolls y Tim Warrilow decidieron investigar en  la creación de nuevos mixers de calidad para mejorar los destilados madurados en madera:

Spiced Orange Ginger Ale se elabora a partir de tres jengibres únicos, procedentes de Costa de Marfil, India y Nigeria, con clementina dulce de Sudáfrica y canela picante de Sri Lanka. Esta combinación está pensada para complementar todos los matices de los destilados oscuros, especialmente de rones, brandies y coñacs. Su suavidad especial lo hace casi ideal para los whiskies jóvenes. Lo probé con Jameson a partes iguales -recomendación de los creadores– y un capítulo de Ray Donovan, esperando la quinta temporada.

Smoky Ginger Ale se elabora a partir de la combinación de una mezcla única de los tres jengibres descritos, con madera de manzano de México ahumada y notas cítricas. Las virutas de madera de manzano  son ahumadas, usando una tecnología especial para dejar fuera las toxinas cancerígenas y captar los volátiles de humo deseados. Obviamente, es ideal para los amantes del whisky y los bourbon. Su ahumado hace del smoky una bebida más sofisticada, más adulta, pues la simbiosis que produce con un single malt o un blend de calidad es exuberante. Tampoco hace falta ponerle medio botellín, un décimo, unas gotitas resultan explosivas.

Aunque no están pensados para probar solos, me parecieron extraordinarios. Para Fever-Tree, sólo los dos clásicos pueden tomarse solos, especialmente el ginger-beer.

Su clásico Ginger Ale, del que ya he dicho que está en la base de la nueva linea, es un botellín trasversal, con capacidad para combinar con todos los destilados oscuros.

El Ginger Beer es la ambrosía para los rones añejos; lo tomé con Zacapa, sin hielo y sin limón.

Es decir, es la paraja ideal para el clásico Dark & Stormy. Y, si le añadimos vodka y jugo de lima y lo servimos en taza de cobre tenemos el Moscow Mule, otro superclásico.


Comentarios