Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

On the Rocks

Brockmans propone su ‘Perfect Serve’

Arantxa Ruano
Arantxa Ruano 5/6/2014Comentarios

La ginebra británica, que rompe con los dictámenes de las clásicas London Dry Gin, invita al maridaje con pomelo rosa y arándanos

Brockmans Gin, una de las últimas ginebras premium que ha aterrizado en el mercado español, invita a los seguidores del gin tonic a probar su maridaje The Perfect Serve. Este destilado de origen británico rompe con los dictámenes del mundo de los London Dry Gin y se muestra intensamente suave. La nueva marca propone así, para los más atrevidos, degustarla sola en una simple copa para diferenciar su original y agradable sabor. “Queríamos una ginebra diferente”, declara uno de sus creadores. Cuatro amigos y socios que tuvieron claro, al iniciar su proyecto, que buscaban un destilado “perfectamente equilibrado” y con una “diferenciación placentera”.

brockmans2Además, Brockmans propone el perfecto maridaje para su ginebra. The Perfect Serve ha sido cuidadosamente trabajado y escogido por los inventores de esta nueva bebida espirituosa. En el desarrollo de la idea han participado gran número de barmen y el experto catador y perfumista Alexander Schmitt, reconocido mundialmente en el sector del vino y las bebidas espirituosas. En las pruebas iniciales, y antes de llegar hasta The Perfect Serve se crearon hasta 100 combinaciones diferentes. “Un trabajo apasionante”, según los artífices de Brockmans.

Para conseguir The Perfect Serve se necesitan 5cl. de ginebra Brockmans, una tira de pomelo rosa y dos arándanos azules. Estos ingredientes, bien agitados con hielos voluminosos y una tónica Fever-Tree, crean una mezcla intensamente suave aunque compleja con un final largo y elegante.

El equilibrio entre la amargura y la acidez en la piel del pomelo rosa combina muy bien con algunas de las notas florales de los arándanos azules y moras de Brockmans. La combinación también ayuda a resaltar algunas de las notas adicionales de la ginebra, como las del picante del cilantro y las resinosas del enebro. La tónica Fever-Tree es la encargada de aportar el contraste de cítricos. Un poco de cáscara de lima puede ser un buen sustitutivo si no se posee pomelo rosa que se considera la fruta ideal en este caso.

La elaboración de Brockmans funde cuidadosamente botánicos como la corteza de casia de Indochina, las raíces de angélica de Sajonia, el regaliz de China, a las vivas notas a cítricas y savia del coriandro de Bulgaria. La maceración de estos elementos confiere a este destilado inglés notas florales y violetas equilibradas por matices terrosos y secos de la propia baya de enebro.