Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

“Alicanting” (2). Beat (hotel Cookbook, Calpe)

Xavier Agulló
Xavier Agulló 9/7/2016Comentarios

Sigo en tierras alicantinas… En Calpe, una de los nuevas capitales gastronómicas de la provincia. Esta vez, con Germán Carrizo y Carito Lourenço en el novísimo Beat, viviendo la versión culinaria culta del hotel Cookbook (la informal es el Komfort, ya publicado aquí). La pareja de moda en su “prime”, colegas…

Carito, Mar, Germán y Lluís. Restaurante Beat. Calpe. Foto Xavier Agulló.

Carito, Mar, Germán y Lluís. Restaurante Beat. Calpe. Foto Xavier Agulló.

Hotel Cookbook. Mar y Lluís me presentan a Jan van Parijs. Aunque belga nacido en el Congo, en 1985 se instaló con una empresa inmobiliaria en Calpe. Y, me dirás, ¿qué pinta este señor en este artículo? Y te contestaré: es el actual concejal de Turismo de la localidad y… ¡Tachán! Fue el tipo que le descubrió Calpe a Joël Robuchon. El resto es historia. Y, por cierto, Jan era el propietario del hotel donde estamos… Pero a todo esto ya llega el Gimmonet y las risas se adueñan del diálogo. Esto es el restaurante Beat, la propuesta ilustrada culinariamente del establecimiento. Hace unas semanas tuve la ocasión de probar el Komfort –anexo-, una versión más jovial y desenfadada. Tras los dos, Germán y Carito, los ex del Poblet. Pero todos esperábamos este Beat, elegante y fino en las formas, compromiso gastronómico en la cocina…

Fideuá de algas y anguila. Crema de cebolla. Comedor. Beat. Calpe.

Fideuá de algas y anguila. Crema de cebolla. Comedor. Beat. Calpe.

¿Me pasas la mantequilla de la granja Cantagrullas? Llega la “ostra sin ostra” (la hoja a palo) sobre una montaña de sal. Y la coca crujiente de queso y tomate. Un recuerdo a Perú: la crema de patata al carbón (rollo “causa” pero en negro) con pulpo. Y Edurne aparece con un Excepctional Harvest. Caña pues… Lo estábamos esperando: la gamba de Dénia, hermanos. Con una sopa de melón cantaloup, bolitas de aguacate y flores de tomillo. Estallan los frescores. La crema de cebolla (esencial) se alía con el Comté de 18 meses esferificado. Visión heterodoxa de la “soupe a l’oignon”. Volvemos a la tierra con la fideuá de alioli de algas y una anguila de delirante sutileza. “Escorpa” con explosivos ravioli de espinaca, espárragos verdes y crema acidulada. Cocina con temple. Suenan ecos árabes con la paletilla de cordero con hummus de guisantes… Cerezas y wasabi con vinagre de frambuesa. Miel y almendras tiernas.

Y esto es sólo el principio…

Al día siguiente gastamos, Lluís y yo, la mañana entera en el jardín del hotel con esa indolencia luminosa que sólo da el sol alicantino… Y dejamos que la rueda girara y girara…

Gamba. Ostra. Paletilla. Beat. Calpe.

Gamba. Ostra. Paletilla. Beat. Calpe.