Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Elogio a Alberto Luchini

Xavier Agulló
Xavier Agulló 8/6/2015Comentarios

El redactor jefe de Metrópoli (El Mundo) consigue el Premio de la Real Academia de Gastronomía

Cinéfilo, rockero, gastrósofo… Aunque no me pidas que ordene esas tres pasiones. Pero mi hermano por encima de taxonomías. Porque, en Madrid, tengo yo dos hermanos: Juanma Bellver y… Alberto Luchini. El primero, con el que tanta “front line” viví en tiempos gonzos, me presentó al segundo. Y ya siempre fuimos los tres. Hoy toca Alberto, empero. Premio Nacional de Periodismo por la Real Academia de Gastronomía. ¡Olé! Venía tardando, carnal… Alberto y yo, por cierto, sí compartimos desde hace años (con el resto del irrepetible equipo de Metrópoli) el Nacional de Gastronomía como Mejor Publicación… Pero éste es otro viaje…

Alberto Lucchini Al fondo Juanma

Alberto Luchini al frente, Juanma Bellver al fondo

Sé que queda mal hablar bien de un hermano, lo sé. Sin embargo, a mí, como a él, me puede la maldita pasión. Mira, la casa de Alberto –y Mónica- se divide fundamentalmente en tres: la cocina, abundante de sueños; la biblioteca gastronómica y la biblioteca de cine, y no tengo idea de cuál está más abusada. Pero me estoy yendo…

No es trivial este texto, puesto que hablamos del –me lo dijo Ferran cuando me lo concedieron- premio más importante que hay en el país. Y, te digo, Metrópoli de El Mundo tiene la sección de gastronomía con más premios nacionales de la Real de España, y por fin Alberto. Sin comparación. Creada por Juanma, la sección –y la guía de Madrid, enciclopedia culinaria que haría enrojecer al mismo Diderot-, poco a poco y con mucho trabajo, fue haciéndose con los mejores críticos y con la mejor “intelligentsia” gastronómica de España. Juanma, llamado a otros destinos, le pasó la jefatura a Alberto, y de ahí…

Hoy, desde 7caníbales, celebramos a Alberto Luchini, el “heavy”, el “voyeur” (de cine) y el crack enogastronómico. Y siento que hoy es un gran día para la crítica…

Hace años que volamos el puente sobre el Rubicón, ¿no, Alberto?