Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Hartazgo

Tana Collados
Tana Collados 4/1/2008Comentarios

En  cierta ocasión escribí: “No creo que tenga que haber ningún tipo de enfrentamiento  ni de forzada elección entre cocina tradicional y cocina creativa. Hay cocina bien hecha o mal hecha. Si, como en la música, el maestro interpreta a la perfección aquello que está escrito desde hace siglos, quizá con el toque personal que da la individualidad ¡Fantástico! Si, en cambio, el chef es capaz de crear una melodía nueva, si, incluso, sobre un antiguo tema sabe construir toda una variación ¡Maravilloso! Todas son opciones legítimas; el resto lo pondrá la honestidad y el saber hacer de los cocineros y la capacidad de escoger libremente -sólo faltaría- del comensal. Hay personas que esperan con fruición las nuevas creaciones de sus chefs preferidos y otras que hacen de platos como las alubias con chorizo  (en realidad decía “fesols amb botifarra esparrecada”), o de un rancho de pescadores, un plato de fiesta.”

Semejante declaración me sirvió, en 1997, para justificar, en el prólogo de La cocina de ahora. Los mejores platos de los grandes cocineros de Cataluña, que el recetario contenía platos de todo género. Hoy añado que ninguna opción excluye a la otra desde ningún punto de vista. Incluso a alguien tan amante de lo nuevo como yo misma le apetece a menudo una tortillita o un pedazo de queso, y esos bocados sencillos pueden ser excelsos o vulgares.  Con la que ha caído, quién me iba a decir a mí que aquello que sostuve hace más de 10 años, sigue siendo necesario repetirlo hoy.  De verdad creí que era un debate superado. Pero no lo es. A la vista de lo escrito por algunos bloggers al artículo de mi amigo Xavier Agulló, parece necesario recordar lo obvio, cuando lo obvio, por indiscutible e irrefutable, sería ocioso traer a la memoria. Tras la “Autocrítica”  me proponía iniciar un debate sobre los peligrosos caminos por los que puede llegar a transitar la vanguardia culinaria, o el compromiso con la sociedad que pido a los cocineros con nombre reconocido; compromiso con la naturaleza, con los productores del sector primario, con los elaboradores, con los niños y adolescentes. Quería volver sobre la ya acuciante necesidad de preservar el patrimonio alimentario de nuestros pueblos , traer a debate el papel de la crítica, y sin embargo…

Continuará …(¡claro!!)  

32 Comentarios

  1. Rémy dice:

    Hola Tana,
    Gracias por haber pasado un rato en nuestro restaurante el otro día. Nos enorgullece saber que gente tan involucrada en el mundo gastronómico se pueda escapar a comer en nuestra humilde casa. Perdóname por mis debilidades ortográficas pero “tu debate” es más bien una realidad. El camino es el de la razón. No hagamos comer lo que no controlamos. El clasicismo culinario no impone creatividad pero más bien ayuda a fijar bases sólidas para desarrollar nuevas base. Nuestros grandes maestros nos ayudan a fijar nuevas bases gracias a sus creaciones y hacer evolucionar nuestra cultura. Tomamos ejemplo. Pero hay que ser realista y la gente se mueve mucho más que antes y la cultura del comer se globaliza. Soy francés de Bretaña y aún que intento seguir un camino mediterráneo en mi manera de transmitir mi oficio, no olvido mis raíces y ahí se entremezclan las culturas. Lo importante de mi punto de vista no es la creatividad o el tradicional, la fusión o el respeto de la tradición provincial, es seguramente la sinceridad, el amor del producto y el querer dar un momento agradable a nuestros clientes. Algunos verán nuestros platos clásicos, casi olvidados y otros se enfadaran por lo creativo que somos los cocineros. Este oficio nenecita una gota de rigor, una gota de locura, una gota de egoísmo, un vaso de generosidad, 10cl de genialidad, 20g de suerte, 100% de emoción y sobre todo un canibalismo frenético. Y por supuesto quiero luchar por el respecto de nuestros amables clientes… Vosotros tenéis la tarea de ayudar a los que quieren aplicar esta receta tan complicada, vosotros que tenéis el poder de mandar la gente a conocer el pequeñito bar de la esquina que nos regalara las mejores croquetas o la mejor leche frita… Nosotros tenemos que apoyarnos en vosotros para poder desarrollar nuestra pasión. Un restaurante como lo dice Santi Santamaría es una empresa que vive de las emociones de sus clientes. Luchad para que crezcan estas empresas respetuosas del buen comer. Saludos a todos vosotros locos de la cuchara…

  2. zzzman dice:

    interesante receta “remy”, me la apunto, ojala fuera tan simple, pero me da ami que no lo es, no hay nada mas maravilloso que ver la cara de un cliente que goza con la comida que le has preparado o hablar con el cuando esta tomandose el cafe, culmen de una comida genial y teci que todo ha estado estupendo que todo muy bien, hay es cuando uno se siente realizado, una vez, un gran Mâitre que de seguro conoceis(pero no dire su nombre) me dijo: “cada servicio tiene que ser como un orgasmo,unico y placentero, si no es asi, estamos acabados…” recuerdo que se me pusieron los pelos de punta cuando me lo dijo.
    la ilusion de ver un restaurante lleno, no se puede definir, ver como los camareros interpretan su bals,que parecen aves que sutilmente vuelan, ver como la cocina, una maquina perfecta y engrasada funciona a una sola voz, oir el retumbar del “!!!OIDO¡¡¡¡” en el pase, es un pequeño infierno que te deja atonito, un infierno placentero, muy placentero…
    pero no todo es asi, un dia miras el libro de reservas y ves un nombre.”dios” piensas un critico, la pena te inunda, no es miedo, es tristeza, puesto que por su culpa, la maquina se va a el traste, los camareros se ponen serviosos, y tropiezan entre si, dejando atras un reguero de plumas, la cocina no es capaz de ponerse deacuerdo en la presentacion de este plato y en el punto de aquel. aun asi, con toda tu ilusion y ganas das de comer a ese ser y a su libreta, libreta con hambre de fracaso, aunque no te gusta, te ves en la obligacion de invitarle a algo, es como se les suele tratar normalmente, le acabas despidiendo con tu mejor sonrisa. y ya solo queda esperar, a que al dia siguiente un hombre tenga el poder de decidir si tu restaurante merece o no la pena…

    muchas empresas respetuosas del buen comer se an ido a pique por no abrir a tiempo una botella de Champagne… lastima

  3. Tana dice:

    Rémy, gracias a ti por creer en tu oficio. Lo pasé bien en tu “Artkuisine” y me gustó tu cocina. No pretendía hacer ninguna crítica, pero, puesto que me incitas a ella, te diré que se notan tus raices, pero también que has bebido de diversas culturas culinarias -tu cochinillo es de los mejores que he probado-.y me gustaron mucho las verduras de Vilafranca, y el pan (Salvador!!) y el espacio… Pero esto no es una crítica y sólo quiero añadir que el precio me pareció muy razonable. Dices, con mucho tino, que es nuestra misión hacer que se conozca éste o aquel pequeño lugar que da tal o cual cosa excelente. Muy bien, pero, ¿ y si éste o aquel pequeño -o grande- lugar lo hace fatal, entonces, seguimos teniendo el cometido de informar, no? De nuevo, parece obvio, pero lo cierto es que la crítica, cuando es favorable, la quiere todo el mundo, y, ante la negativa, cualquier argumento es válido para desacreditar al crítico. ¡Qué difícil! Seguiremos sobre este tema.

  4. Tana dice:

    zzzman, se nota que la crítica ( o quizá sólo alguna) te ha tratado mal. Lástima que te escondas en el anonimato ( ya se que es el código blogger) pero me sabe mal no saber dónde probar esa cocina que haces con tanta pasión. Creo que sobreestimas el papel de la crítica. Hay restaurantes que no tienen jamás un comentario en un medio y siempre estan llenos. Lo dicho, que da para mucho.

  5. zzzman dice:

    eso es lo bonito, hacerlo bien, y no ser reconocidos, por que serlo, significa, que hay que prepararse para lo oleada de señores que kieres saber por que y si es verdad.

    las criticas malas me gustan, asi, averiguo donde e fallado y lo mejoro, pero ya no hay de esas, ahora las criticas son crueles…

  6. Rémy dice:

    Tana, no me refería en omitir lo negativo que puede ser un sitio. Digo que si se critica tiene que ser constructiva y reflexionada. Unos dicen que igual que un inspector, hay que pasar varias veces para sentir el rumbo del local. Queremos críticas, no solo en un papel de periódico sino, la sinceridad de decir lo que no va en el momento pasado en la mesa. Nos ayuda más que el que dice “todo bien” y se va para nunca volver… La cocina es cultura y un juego de confianza entre el invitado y el restaurante.
    zzzman, es verdad lo que dice Tana, el anonimato no ayuda en un sitio como este. Juega como los demás, con sinceridad. La crítica duele si la gente no busca explicaciones. Estabas en un mal día y el periodista también. Lo que es una realidad es respetar la tradición, el producto e ir adelante… Buenas noches caníbales.

  7. zzzman dice:

    espero que todos los criticos que lean tu comentario “Remy” se apliquen tu tecnica, que coman 5 o 6 veces en un sitio antes de escribir la critica, y lo siento, pero nunca entendere eso de “el periodista estaba en un mal dia”, my experiencia me dice que seguramente,”el periodista tenia un mal dia”. las criticas son subjetivas, y como tal deverian empezar, “A MI PARECER”bla bla bla…

  8. Tana dice:

    zzzman,
    permíteme una observación: la firma en un artículo está diciendo “EN MI OPINIÓN”. No es necesario insistir en el hecho de que se trata de una visión personal, porque se le supone.
    Otra, ¿Sabes cuales son los críticos más crueles y severos que he conocido? Los cocineros de visita en casa ajena.

  9. zzzman dice:

    pero la opinion de uno, es para uno, no para el resto de españa.
    ademas, los conineros, son personas sin escrupulos y crueles, cuando aprendes a destripar animales, pierdes la humanidad,jejeje…

    no me compares el daño de la critica de un cocinero, con la de un critico, por favor…

  10. Angels dice:

    Totalmente de acuerdo con tu afirmación sobre la cocina, Tana, aunque desafortunadamente también creo que esa frase vamos a tener que repetirla hasta la saciedad.
    Con tristeza leo comentarios de quienes solo aceptan una de las dos opciones como válida y desacreditan la cocina que descartan, cuando en la mayoría de casos ni se han molestado en conocerla o en darle sentido. Y no logro entenderlo, y me gustaría abrirles la mente, hacerles descubrir lo maravilloso de la diversidad, de poder escoger una u otra cocina según el momento o la ocasión. Si, como tú dices, la cocina está bien hecha, a mi tanto me emociona la tradicional como la creativa, pero hay que dar rienda suelta a los sentidos y dejarse seducir.
    Y, siguiendo el hilo del comentario de zzzman, yo considero que si un cocinero hace bien su trabajo y la clientela se lo reconoce no debería sentirse presionado por la visita de un crítico. Me dirás que es difícil, verdad? Imagino que sí.
    Es cierto que se hace excesivo caso a las puntuaciones de las guías y que, por desgracia, muchos de los “críticos gastronómicos” de este país, salvo honrosas excepciones como lo son Tana y sus socios caníbales, entre otros, supeditan su crítica a intereses personales. Sus valoraciones son puramente subjetivas y de poco rigor, y no tienen en cuenta el daño que con ellas pueden hacer.
    Yo estoy totalmente a favor de la crítica objetiva. Sí, sé que es difícil porqué un plato o te gusta o no te gusta, pero no creéis que el crítico debería estar capacitado para valorarlo sin tener en cuenta su gusto personal? Puede que no le guste un pescado determinado pero tendría que tener la capacidad y honradez de decir si la calidad de la materia, el nivel de cocción, presentación, etc., es la adecuada, no?
    Saludos

  11. zzzman dice:

    ultimante hay muy poca capacidad en todos los campos, y la honradez escasea, mientras haya “pelas” en juego, que mas da ¿no?,
    estoy deacuerdo con que no se debe desacreditar las distintas formas de cocinar, pero, hemos llegado a extremos, en que ya no es cocina, es otra cosa distinta, pero no cocina, un cocinero, debe humanizar los alimentos,no tranformarlos en otra cosa…
    materia prima,punto de cocion apropiado,un adecuado acompañamiento y un buen servicio, lo demas son pamplinas…

    Se dice por ahi, que los pastores, que ahuman los quesos idiazabal, lo hacen para enmascarar carencias o fallos, que los mejores idiazabales, son los sin ahumar…

  12. Pantagruel dice:

    Zzzman: ¿Ahora qué le toca a los quesos de Idiazabal?. ¿También controlas ese tema?

  13. Rémy dice:

    Hola zzzman,
    estoy muy curioso porsaber donde afinas tus cuchillos. Si tienes la humildad de mandarme un email a artkuisine@hotmail.com vendré a disfrutar de tus teorias y de tu pasión donde haces bailar tus sartenes. Saludos

  14. Tana dice:

    Para Rémy, Àngels, zzzman….sobre la crítica.
    Es un debate interminable. Pero hoy, zzz, me identifico más que nunca contigo. Hoy estreno un programa de cultura gastronòmica -de comer y de beber en general- en TV3, la televisión púlica de Cataluña, y, por tanto, me someto a la “opinión” de la crítica ( sin embargo, el periodismo escrito no pasa por ello, fijaos). Ya se que habrá comentarios “marcianos” y opiniones de todo tipo, pero es lo que hay. Debemos aprender de todas. Yo prefiero participar del juego, la verdad, aunque me juzgue gente que no haya hecho más videos que los de la comunión del nene, que no saben de los miles de inconvenientes y de problemas que he tenido que sortear (todo eso que dejamos en el camino no le interesa a nadie, nosotros nos lo comemos)…La crítica no me puede afectar del mismo modo que a un restaurante, claro, pero entiendo lo que se siente, porque yo hoy estoy de los nervios.
    ¿Quereis saber algo? Vengo informando del mundo de la alimentación en general, de la cocina y de la gastronomia, desde hace algunos años, pero sin embargo, nunca me quise dedicar a la crítica en particular. Me horrorizaba pensar que puediera hacer daño a alguien y quise formarme mucho antes de estar en condiciones de emitir un “veredicto”. Sin embargo, también el consumidor, el cliente potencial tiene derecho a “saber” y es a ellos a los que se dirige la crítica. Un blog es un foro de opinión i aquí si que tendran cabida mis críticas. Y espero no perjudicar, pero hay mucha gente que se tiene que poner las pilas; no puede ser que te cobren 20 euros por un roscón de Reyes incomible, en una de las pastelerias más prestigiadas de Barcelona. La gente tiene derecho a saber. ¿Digo el nombre?

  15. Tana dice:

    Ya se me ha colado una “i” latina en lugar de la “y” griega, y he no he puesto la “b” de “pública”. ¿Lo veis? no hay quien se salve.

  16. xavier agulló dice:

    Venga, dilo, dilo!!!

  17. xavier agulló dice:

    Sin la crítica (con sus grandezas y servidumbres), ¿alguien cree que hoy tendríamos, en general, el criterio gastronómico que tenemos? Probablemente, seguiríamos comiendo pescados achicharrados y bebiendo vinos infames… Creo que algo ha tenido que ver…

  18. Angels dice:

    Si Xavier, pero por necesarias que sean también considero que deberían ser coherentes. En ocasiones leo críticas de quienes se atreven a desprestigiar a grandes cocineros cuando ni tan solo han pisado su restaurante. Recuerdo una de las últimas que leí en un diario de gran tirada. Todavía estoy indignada por las palabras del sr. M.T.
    Pero bien, si que es cierto que gracias a la crítica y a la creciente importancia que se le da a la gastronomía en los medios, nuestro criterio va mejorando (salvo excepciones, je,je,je,,,).
    Tana, conociendo el rigor informativo al que nos tienes acostumbrados, y sabiendo las colaboraciones con las que cuentas, estoy segura que vas a recibir grandes elogios por tu nuevo programa. Estoy deseando verlo.
    Molta sort!!!

  19. tana dice:

    Xavier, pues vale, con el único afán de que corrijan -y sepan- del error voy a decirte que la pasteleria que nos amargó el postre el dia de Reyes fue Baixas (el roscón se compró en su nueva tienda de St Cugat). Espero y deseo que sea un hecho aislado, como lo fué un lamentable pastel comprado a Oriol Balaguer el año pasado.

  20. zzzman dice:

    la universidad computense de exelentisimos gastronomos y criticos no existe..
    en un principio, a aquel que no valia para escribir noticias, lo ponian en la pagina de gastronomia, todos los gastronomos del panorama español, empezaron sin saber nada, tuvieron que aprender para escribir algo potable,¿aprender?vamos, leer, ojear,hablar con algun chef, lo tipico.y esos se han convertido en la elite que elige donde mola comer y donde no, genial.
    como decia mi prifesor de etica, lo que mal enpieza mal acaba…
    por cierto, me gusta mucho el idiazabal, si prefieres que hablemos del “SERRAT”solo dilo

  21. De Meià dice:

    Bien, la verdad es que todos los que nos dedicamos al apasionante mundo de la gastronomía, y hemos recibido la visita de un critico, se nos ha puesto el corazón en un puño, pero de eso se trata, dar ese día un poquito mas de ti, es totalmente inconsciente, ya que todos los clientes son iguales, pero nuestro otro yo, nos da un golpe de adrenalina y entramos en estado de trance, salimos con nuestros mejores platos. “Patapam”, entras bien, sigues con tu mejor plato, mejorado para la ocasión, y bien, tu adrenalina va calmando, como la marea, vas con algo contundente, pero, “ostia”, el horno estaba bajo y en vez de cocer, nos hace una ebullicion cutre que te mata el plato, y ya no tienes tiempo de remediarlo, lo pintas, lo tocas, lo intentas arreglar con un golpe de grácia, pero pasa. Momentos de incertidumbre, dado el daño causado al criterio del critico…. Lo enmiendas con unes “ganxet amb doble de tòfona”, y salvas los muebles.
    Entras con una paleta de quesos escojidos con un cariño especial, y cortados al milimetro, sin ni una marca de cuchillo. Pre postre refrescante, algo nuevo, se relajan en la mesa, y tu también, le pasa la presion al pastelero, ahora si que es el remate final, no se puede fallar, y el helado, se ha montado, pero la dichosa puerta del congelador, por un golpe mal dado queda abierta, y con ella tus aspiraciones de triunfar con una comida pintada de la A a la Z, que sirves cada dia con mayor o menor fortuna, pero siempre con perseverancia.
    Si es verdad, quiza un par de visitas, estarian súper bien, pero no podemos fallar, es en estos momentos donde se demuestra lo que uno vale.
    Ademas sin ellos, los criticos, no existiriamos, ni nos esforzariamos a trabajar mas duro para impresionar, para que hechen cuatro linia de tu trabajo, tan sacrificado, pero que leches, a todos nos encanta que escriban de nosotros, se bueno o malo, uno ha de asumir sus errores, ha de asumir sus malos dias, y ha de saber como enmendarlos.
    Somos lo bastante buenos para hacerlo, no?

    Bien, y el debate sobre la tradición, o la modernidad, creo que el problema está mas; Con que cocinaremos si los productos cada dia son mas globalizados?
    Pollos de verdad= muy poquitos
    Cerdo de calidad= – que muy poquitos
    Caza de calidad= nada
    Pescado= aún, pero queda poco
    Setas, trufas, etc…..( mundo bosque )= a este paso no quedarà nada de nada
    Verduras de verdad= buscate la vida y lucha por ese tomate maravilloso, pero es lo que hay.

    EL DEBATE, SEÑORAS Y SEÑORES ÉS, QUEDARÁ ALGUN PRODUCTO DE VERDAD EN LOS PROXIMOS AÑOS?
    O TENEMOS QUE EMPEZAR A CREAR NUESTROS PROPIOS CAMPOS PRIVADOS, CON NUESTROS ANIMALES, PARA QUE SEA + O – LEGAL, QUE ESTE ES OTRO DEBATE.

  22. Pantagruel dice:

    Aviso a navegantes:
    Por si alguien anda perdido, ahí teneis el último destello de cordura de los verracos de Glotonia
    http://sapaia.blogspot.com/2008/01/madrid-fusin.html
    A ver si los afectados/as se dan por enterados/as.

  23. zzzman dice:

    existen productos “de verdad” colo los llama usted, la cuestion es que no todos ni quieren ni pueden pagarlos..son caros, la calidad se paga amigos mios

  24. tana dice:

    ZZZman,
    tienes mucha razón. Pero hay que desarrollarlo. Será el tema de mi próximo artículo. Te espero.

  25. De Meià dice:

    ZZZman, Tana
    lo siento pero no estoy de acuerdo, es quererlos, preocuparse, levantarse pronto, y conocer al payés, al pescador, al ramadero, y es así, ESFUERZO.
    Si te sabes montar las compras, puedes acceder a verduras, peces, trufas, setas, carne, ecológica, natural y directa por un precio mucho mas bajo que en cualquier mercado o distribuidor.
    Además, ayudas a los productores a subsistir, pagandoles a ellos el precio justo de sus productos, y amarás todo aquello que entre en tu cocina.
    Yo cada semana, me hago unos 500 kilometros para buscar mis preciados productos, claro que cansa pero la satisfacción es única.
    Señores, es momento de ponerse a trabajar en serio, nosotros tenemos la llave para que todas estas personas que aman sus campos, el bosque o el mar, no desaparezcan.
    Nuestra ayuda es indispensable.
    Hemos de crear redes de productores para quedarnos tranquilos y no perder nuestra riqueza y diversidad.
    Somos imprescindibles para salvarlo.
    Tengo una propuesta que hace tiempo me ronda por la cabeza, crear cooperativas municipales, donde los productores pequeños, lleven sus maravillosos productos, y crear una red de distribución municipal, donde el coste de llevar ese producto no represente la sangria de un productor.
    Sin mas espero poder seguir hablando sobre el tema

  26. tana dice:

    De Meià,
    sin duda, es uno de los grandes temas. Me has contestado como si no estuviera de acuerdo contigo. Lo estoy, y con zzzman también, proque el buen producto es caro.
    He escrito y hablado muchas veces de este tema, y es la temática que subyace, también, en algunos de los reportajes del programa ALVOSTRE GUST de TV3 (Sábados a las 20:30) o por Internet. La adquisición de buenos productos es imprescindible para el cocinero, pero, también, “poder” y “saber” llegar al cocinero y al público en general es imprescindible para el productor del sector primario, para el elaborador y para el comcerciante. Hay mucho que decir.

  27. zzzman dice:

    creo señor/ra “de Meiá” que te ha quedado usted atascado en la almacen de barrio,con ese “manolo”,”juan”,”pako”o quien fuere, que como te conocia bien y de muchos años te dava la mejor mortadela con aceitunas del pais, dice usted que recorre 500 kilometros para conseguir sus productos, no quiero no imaginarme el precio al que los vende, puesto que esa gasolina que gasta y que a su vez contamina nuestro pequeño y maravilloso universo deve amortizarse, imagino que tiene que dar gran satisfaccion hacer 4 horas de viaje para comprar dicha materia prima, al igual que gran dolor de cuello, espalda y un gran malestar general…pero bueno,estamos deacuerdo en que hay muy buenos productos por españa, perdidos, con poca comercializacion, que ese pequeño pastor,agricultor,etc…vende poco pero de muchisima calidad, pero mientras este “seur”,¿ para que recorrer 500 km?

    conclusion, lo bueno cuesta…

  28. De Meià dice:

    Tana, siento la confusión, en ningún momento he querido dar a entender que no estuvieras de acuerdo conmigo. Admiro tu trabajo, y además creo que el programa es realmente bueno, ya era hora, que se diera una difusioón a la cultura enogastronómica. Me referia mas a Zzzman.

    Zzzman, lo siento, pero estas equivocado, no se trata de la mortadela, se trata del comercio de proximidad, de un trabajo de fondo, de la ayuda a nuestros productores y la difusión de su producto.
    Mis 500 km, comparados con la boragine de transportistas, y de las food miles que eso supone quedan en nada, si además se ayuda y se suma.

    Te recomiendo un libro, Bueno, Limpio y Justo de Carlo Petrini, fundador del movimiento Slow Food, te interesará seguro, encontrarás ahí mi forma de ver la vida.
    Además, desde hace 2 años organizo una jornada sobre ecología y gastronmía, http://www.arrelia.com, donde reunimos pequeños productores, cocineros internacionales, con el fin de conocerse y de buscar soluciones a su forma de producción.
    El esfuerzo, es útil, y contribuir en el desarrollo del territorio, es una obligación.
    Además, los precios a los que compro, son en comparación, sumando gasolina entre un 20-30% mas baratos y tengo lo que quiero, y además no me lo quedo para mi, cada vez intento que mas colegas se unan en este afán por lograr la excelencia del producto.
    Soy Sergi de Meià, es decir, él.
    Tenemos que conseguir desde la administración, un compromiso, una ley o dile como quieras, que regule las pequéñas producciones sin que eso sea la ruina para ellos, a los productores me refiero. De ahí una iniciativa que estoy estudiando junto al ayuntamiento de mi pueblo, para la cooperativa municipal.
    No es mas abusivo que un seur te cobre 60€ para traerte el pescado de Palamós, además en condiciones mas que dudosas y con golpes, que desplazarse unas veces a la semana, a buscarlo tu?
    O ir a hablar con los productores y preocuparse por su trabajo? Saber como esta el campo o los animales?
    Bien amigos estamos ante un reto, el comercio de proximidad.
    Los productos “baratos”, suponen un gasto energético tan grande que su precio es irreal, traer judias de Kenis, que luego se venden a 3,5€ es una salvajada, su precio no es acorde con la realidad, suma que vale el gasoil de los camiones, barcos o aviones en que vienen. Que consume mas una judia barata, o una judioa de Torrellles de Llobregat, que va del campo a tu mesa, y el precio es de 7,50€ 8€, casi sin costes ecológicos.
    Piensa en ello……

  29. zzzman dice:

    si estamos deacuerdo en que esos productos merecen la pena, pero no me menosprecies a las enpresas de transportes, sin ellas estariamos perdidos. Veo mas viable envios por seur todos los dias que hacer 500 km todos los dias, digo seur por nombrar una empresa de transporte, hay muchas y muy buenas.
    yo tambien practico comercio de proximidad, cuando yamo a mis distribuidores por telefono, sean de donde sean, hablamos aparte de el pedido, de nosotros, como van las cosas, se forja cierta amistad, una amistad que hace que el distribuidor recorra 500 km para ver tu restaurante.
    en cuanto a el libro, ya lo tengo encargado, espero que sea bueno 😉

  30. De Meià dice:

    Perfecto, pero no son 500 km cada dia, hombre….Son a la semana, unas mas otras menos.
    Pero el tema del transporte… Las foodmiles, impactan mas en el medio.
    Pero bien, la proximidad del proveedor es lo mas interesante.
    Viva la gastronomia

  31. cosa rica dice:

    cocina ya sea tradiconal o de vanguardia ,buena cocina ,buen producto , buena mano y mucho placer al realizarla,

  32. silvieta dice:

    Este mensaje va para Se Meià pero también para sus críticos y amigos:

    A VECES LOS SUEÑOS SE CUMPLEN…

    Yo no puedo ser objetiva ni imparcial y dirán que ahora que ha salido en la tele es normal que lo pongamos por las nubes, pero, ejem, puedo presumir que yo tuve en brazos en sus primeros días de vida al que luego fue este magnífico chef que muchos admiran… y dicen que la mano que mece la cuna… bueno, no era la mía, porque yo no soy su madre, solamente fui una canguro, una vecina, una humilde amiga de la familia que amaba los bebés y subía siempre que podía a observar sin prisas el sueño de ese ángel que un día volaría muy alto…
    No es casualidad que sea un gran cocinero, la generosidad de su madre y su abuela me permitieron disfrutar de aquellas increíbles pero sabrosas comidas caseras, típicas catalanas, yo, una recién regresada a Catalunya después de vivir 8 años en Canarias… ¿Cómo no va a ser grande en la cocina alguien cuya madre y abuela hayan puesto tanto mimo en lo cotidiano? YO DOY FE DE ELLO, desde el arte de comprar lo mejor hasta la ciencia de prepararlo con mimo, no sin olvidar la limpieza antes, durante y después, cosa seria en la cocina.
    Pues si esto era a diario y DE MEIÀ lo ha mamado, no me extraña dónde esté… mi esposo es testigo de los comentarios que siempre le he hecho, mis recuerdos de aquellos días y mis sueños, ¿o certezas? porque yo me he pasado años mirando programas de cocina, fijándome si algún día le tocaría el turno a ese chef que yo un día daba el biberón en su infancia con toda la ilusión del mundo… yo sabía que tarde o temprano aparecería también en diarios, en la crítica, porque nada es casualidad en esta vida, véis que él habla de trabajo, de esfuerzo, de sacrificio por ir lejos a buscar sus materias primas…
    Su padre se reía cuando me veía devorar los platos que su madre cocinaba y en ocasiones me brindaba: “a esta chica no la invites, cómprale un traje nuevo”, claro, yo soy de buena boca, pero era imposible chuparse los dedos con aquellos macarrones, que la mamá un tiempo más tarde también preparaba en un restaurante local a menú diario y alguien le pedía ya la tercera repetición exclamando: “son los mejores macarrones que he probado en toda mi vida!”.
    La vida, la distancia, no me han permitido disfrutar más del mimo de toda esta querida familia, pero ellos lo saben y nosotros también, nos queremos, tenemos recuerdos (y fotos) que nos mantienen unidos a lo largo de esta vida y nos recuerdan lo bello de la amistad y lo bello de la fortuna de haber conocido una familia que es cuna de arte, lo que conlleva trabajo, esfuerzo, sacrificio, sinsabores, desengaños de la vida… pero lucha al fin y al cabo, que estamos vivos… TODA esta familia sí que fa país! Para empezar, enseñaron el catalán a esta recién llegada aquí.
    Diréis que no soy objetiva, pero a mis cuarentaytantos años la vida me da esta grata lección que sólo se aprende viviendo, esperando, dejando que pase el tiempo y ponga a cada cual en su lugar… y yo estoy satisfecha, le doy gracias a Dios, porque creo que Él siempre le ha guardado y le ha guiado, era lo que yo de tanto en tanto le pedía a la providencia, cuando te acuerdas de alguien al que has amado y sigues amando…
    El cielo raso copado de estrellas de Vilanova de Meià en una clara noche de verano no han podido dejar indiferente a este ser; los secretos de fósiles escondidos a montones bajos las tierras soberbias de esa comarca han curtido un afán de coleccionista de tesoros en aquél niño que llenaba el garaje de amonites de todos los tamaños…
    Yo vi gestarse al que luego abrió esos inmensos ojos a un mundo maravilloso por descubrir, cuando los demás encontramos en él una de las muchas maravillas de la creación, que es el ser humano HUMANO.
    Nada de lo que está pasando me extraña, nada me extraña, a veces los sueños se cumplen…