Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Londres en 3 restaurantes (1)

Pau Arenós
Pau Arenós 2/1/2008Comentarios

Londres electriza. La energía de la ciudad es una mezcla de fricción y velocidad. Chispas en las aceras, voltios en el asfalto, corriente continua en bares, restaurantes y coctelerías, negocios a rebosar, donde hay que abrirse pasos a bolsazos (por eso Isabel II agarra siempre con las dos manos esa abominable grisura, en la que carga secretos de Estado y bolsitas de azúcar). 

Camines por donde camines, la multitud arrolla. Circula por el planeta, colgada en tendederos o cables de alta tensión, una monserga interesada, propaganda anglosajona: “Londres es la nueva capital culinaria de Europa”. Estos británicos son unos cachondos, deudores de aquel orgullo imperial que hoy provoca pesadillas de curry. Probablemente, Londres sea la ciudad más vibrante de Europa, si bien en lo culinario lleva más retraso que las obras del AVE. Por supuesto han mejorado -muchísimo– y la fritanga del fish&chips que cubría la ciudad como una pesada niebla ha ido evaporándose. Líderes en interiorismo -hay libras, muchas libras–, ofrecen restaurantes preciosos con cartas sin presión, tal vez porque los llenazos son tan apabullantes que no necesitan esmerarse. Embobados con su triunfo y belleza, han olvidado trabajar la cocina.

HAKKASAN ( Hanway Place, 8). Restaurante chino de moda, junto a los japoneses Roka (estupenda barra, agradable decoración en madera, mesas tan pegadas que crees estar en el metro de Tokio), Zuma y Nobu. La revista Restaurant lo coloca en el lugar 19 del mundo (clasificación del 2007). Una broma de Mister Bean. La única razón de que ocupe esa plaza preeminente es que si vas a Londres, entras en el Hakkasan, así que, a la hora de votar, eliges aquello que conoces.

Querido jurado belga, neozelandés o norteamericano de Restaurant, ¿has estado en El Poblet de Dènia o en el Sant Pau de Sant Pol de Mar, de más difícil acceso que el Hakkasan de Londres? ¿No? Pues deberías esforzarte, visitarlos y votarlos.

¿Qué tiene entonces este establecimiento? Lo intangible: la atmósfera, el ambiente. Genera deseo. Bajas las escaleras y estás fascinado, satisfecho de encontrarte allí. La decoración con celosías de madera negra, sugiriendo que puede suceder algo clandestino y peligroso, gansteril. El traje negro y sedoso de la mujer –deja a la vista medio pecho lechoso– que acompaña a la mesa. La media luz (o la bajísima luz). El aire de lujoso fumadero de opio. La comida es correcta, sin arrebatar. Empanadillas hojaldradas de carne, rollitos de pato (en el límite de la jugosidad), raviolis de gambas con crujiente dulce, rollitos de pasta de verdura… Y cerveza Suntory Premium caliente: imperdonable. Por supuesto el Shanghai de Barcelona le da cien vueltas. Pero está en la calle del Bisbe Sivilla y no pegado a Oxford Street.

El capo de este invento es Alan Yau, al que califican como el “restaurador más influyente de Londres”. Creador de la cadena Wagamama, acaba de abrir un japo, Sake no hana, elogiado hasta hincarse de rodillas por Guy Diamond, crítico del Time Out londinense. Marketing, buen gusto y una leyenda construida con libras. Como dice Albert Adrià, estos tíos saben de negocios.

Pronto, la segunda parte.

18 Comentarios

  1. el pingüe gourmet dice:

    Ya lo creo que saben hacerlos y que, en muchos de los casos, nos llevan la delantera. Me hizo gracia leer hace poco en el blog de Apicius que Heston Blumenthal se estaba planteando importar a Londres el concepto Inopia. ¡Pues a ver si es verdad!

    En enero me voy una semana a Londres. A ver qué se mueve……

    Saludos

  2. Podolski dice:

    Estamos dispuestos a pagar el valor de este tipo de intangibles en un restaurante?. Creo que todavía no, al menos en el resto del Estado. O desde cuando los intangibles están encima del producto?.

    Y no estoy de acuerdo con Pingüe en ese sentido. Tenemos los restaurantes que demanda el público. O permitirías que te sirvieran lubina de pisci a 60 euros el plato?
    Sl2 desde Nerja

  3. el pingüe gourmet dice:

    Pues no sé Podolski. No sé si usted ha ido a el Bulli. Si así ha sido -¡enhorabuena!- no me dirá usted que el comedor es para morirse. Si a ese comedor le quita los cuadros, el sofá del altillo, los cojines de terciopelo del banco de obra y los manteles de lino….. estaría usted delante de un comedor del montón y no le cuento si pone a los camareros delantalillos tapavergüenzas y los deja con el paquete de güinston en el bolsillo de la camisa de manga corta. Otra cosa es la terraza y comer al lado de uno de los arcos…..
    Para mí son intangibles que sí tienen valor, que sí animan y provocan adicción.
    ¿Comer lubina de piscifactoría a 60€? Pues si el plato me parece sorprendente y me emociona pues como si me cuesta más, porque al final uno no come por necesidad, que también, come para ser por momentos feliz (qué ñoñez pero qué cierto) También puede darse el caso de comerte una lubina con dos o tres días desde su pesca, ¿seguiría siendo mejor que la que te sirven de piscifactoría del día anterior?
    Y por cierto, al paso que vamos me temo que la de piscifactoría será la única que comamos.
    Bueno, es mi opinión, la suya también me parece válida.
    Un saludo.

  4. Pau Arenós dice:

    Sin duda, lo intangible (el ambiente) es un activo. En todas las capitales de Europa –Madrid incluido– existen negocios ultrafashion con la comida por los suelos (no en los precios: estratosféricos). Esos chiringuitos se dan menos en Barcelona porque los inversores locales no suelen invertir en gastronomía. Prefieren la franquicia. Para muchas personas es más importante la decoración que la comida. Una pena. A mí sólo me interesa lo que hay en el plato. Y si el lugar es precioso, mejor. Me conformo con que el váter esté limpio.

    Pingüe: lo del Inopia en Londres (The Fat Dog) es una provocación que lanzamos a Blumenthal durante una cena, precisamente, en Inopia. Sería la bomba. La cosa quedó ahí.

    No creo que en tu visita a Londres alucines mucho con la cocina. La ciudad, extraordinaria. Los precios, también.

  5. el pingüe gourmet dice:

    Pues vaya. Hace dos años que no voy. Viví en Londres unos meses y me dio tiempo a pagar por una habitación 1100€ al mes, me dio tiempo a pagar 3 libras por un capuchino aguado y también a disfrutar muchísimo de la ciudad. ¿Lo que más me gustó? Algunos mercados de verduras y frutas, alguna pizzería donde probé una gran masa , ….. Bueno, allí descubrí que los negocios pueden ser bares de copas y lugares para cenar, ambas cosas a la vez. El viernes vuelo…Os contaré.

    Un saludo

  6. Pedro Espinosa dice:

    Efectivamente, hay personas a quienes les importa más la decoración que la comida. También hay sitios donde la dificultad para conseguir buenos productos es alta y no les queda más remedio que apoyarse en otros elementos: innovan en el concepto del restaurante, en intangibles. Nueva York y Londres vienen rápidamente a la cabeza, aunque creo que sí que se encuentran cocinas notables en ambas ciudades.

    ¿Sería mucho preguntar cuáles son los otros dos restaurantes? El suspense me está matando.

  7. Javi Antoja de la Rosa dice:

    Pau, citas El Poblet y el Sant Pau refiriéndote a los votantes belgas, americanos, etc…

    Entonces, por esta regla de tres, significa que los que aparecen en la lista de los 50 mejores restaurantes son los más visitados. Si es así, menuda desgracia…

    No dudo de que estos 50 restaurantes merezcan estar en la lista, simplemente pongo en tela de juicio el método de elección de estos cincuenta.

    Y sí, es importante que el WC esté limpio.

  8. Pau Arenós dice:

    Pedro: los siguientes serán dos establecimientos muy apreciados por la crítica londinense y que me dejaron frío: Pearl y One-o-one. Gran aparato publicitario y locales preciosos…

    Javi: las reglas del premio dicen que el jurado tiene que haber visitado el restaurante votado en el último año y medio. O sea que si se cumple con ese requisito… Otra cosa es que no sea así y que los jurados voten aquello que les suena, a chefs que han visto en congresos, etc. De los cinco votos del jurado, sólo dos pueden ir a restaurantes de su territorio (España y Portugal es nuestra zona).

    Y que el WC no sea de esos encastados en la pared y que te obligan a mearte los zapatos.

  9. Nopisto dice:

    Lo de la lista de los 50 mejores es de vergüenza y no porque aparezca Hakkasan, sino porque aparezca Cal Pep.

    En cuanto a Hakkasan y como en tantos sitios parecidos, existe una lista de Vips que comen mejor que el común de los mortales y otra de Vips Vips que comen mejor todavía. Y este es un tema del que podríamos hablar largo y tendido, y no solo es aplicable a Londres.

  10. xavier agulló dice:

    Yo, en Londres, el año pasado, comí en dos de los restaurantes más “notorios” y trendies, el mismo plato: el milhojas de foie gras, anguila y manzana. Fuerte, ¿no?

  11. Pedro Espinosa dice:

    Eso se llama dejá vu, Xavier.

    Apunten otro glorified gastropub, versión neoyorquina: The Spotted Pig, con una incomprensible estrella Michelin. No admite reservas, la gente prácticamente mata por hacerse con una mesa hasta altas horas de la noche.

  12. xavier agulló dice:

    Es la sociedad del simulacro, querido Pedro…

  13. Pau Arenós dice:

    Xavier, ¿en qué restaurante comisteis el ‘cremat’?

  14. Sergio dice:

    Despúes de leer el artículo y los comentarios…no se a mi me surge la idea ya no de q estos locales pues están muy bien para Londres y los londinenses en general (bueno ya los hay en todas las ciudades). Pienso q Podolsky tiene razón en parte de lo que dice…creo (no quiero parecer q es q me miro mucho el ombligo con esto) q los españoles en general al comer bastante mejor y tener un bagaje culinario gastronomico o como querais llamarlo somos bastante más dificiles de convencer ante estos determinados sitios. Estoy de acuerdo en lo q decía Pingue de q da igual si es lubina de piscifactoria si te emociona…lo q pasa es q estos sitios al final se quedan en artificio puro y duro y como no soy un ingles acostumbrado a otras cosas, tiendo a tragar menos.

  15. Anthony Garate dice:

    That may seem superior though i’m still not so sure that I like it. Anyway will look more into it and choose personally! 🙂

  16. SuchmaschinenoptimierungTo-Do dice:

    It is in point of fact a nice and useful piece of info. I’m satisfied that you shared this useful info with us. Please keep us up to date like this. Thanks for sharing.

  17. read more dice:

    Woh I like your articles , saved to fav! . 223560

  18. liberty dice:

    Hello Guru, what entice you to post an article. This article was extremely interesting, especially since I was searching for thoughts on this subject last Thursday. 705027