Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Nada para cenar

Rosa Rivas
Rosa Rivas 2/3/2009Comentarios

“A mí me paga Aguirre igual que a Moliére le pagaba Luis XIV”, ha dicho Albert Boadella, director  de la compañía “Els Joglars” y director artístico de  los flamantes Teatros del Canal en la Corte de Madrid. Para ver cómo lucen el escenario los impuestos de los madrileños y por curiosidad gastronómico-cultural fui a ver “La Cena”. Debo decir que los cortesanos presentes en el estreno rieron y aplaudieron. Los actores se lo merecen, pero vaya menú que les ha tocado servir (Ramón Fontseré y el propio Boadella tienen a sus espaldas mejores banquetes). Al terminar la obra, mis compañeros de butaca y yo salimos corriendo a cenar, para llenarnos con algo rico y neutralizar la nadería en la cabeza.

Imajen de la obra "La cena", de la compañía "Els Joglars" En “La cena” hay bromas sobre lo ecológico mal entendido, sobre el esnobismo de las clases políticas y las figuras públicas, pero la inconsistencia de la ironía se derrama por los agujeros de un colador. ¿Y el protagonista? Pues se llama Rada y es un “cocinero radical” excéntrico y caprichoso que cobra lo indecible por servir platos de nada. “Los cocineros radicales son los nuevos dioses de hoy”, dice nuestro nuevo Moliére. Habla de mentes sensibles y luego se burla con cocineros-enfermos imaginarios, que dan vueltas a la cazuela de un pil pil invisible; con genios locos que enloquecen a un grupo de fanáticos y conservacionistas del planeta que comen las grasas excedentes, incluidas las de los cuerpos de los políticos…Había materia. Sabemos que el canibalismo lo tiene… (véase este blog y un capítulo del cómic “Los bajos de la alta cocina”, por ejemplo).

Pero nos quedamos con hambre de algo consistente. Había muchos ingredientes, pero  mal mezclados, una ceremonia de la confusión con chistes fáciles y humor copiado de los sainetes de Arniches.

¿Hasta cuándo las espumas y las raciones que no rebosan el plato van a ser objeto de mofa? ¿Cuándo los propios cocineros hagan chistes de sus obras como los gays que en sus espectáculos también hacen chistes de mariquitas?

5 Comentarios

  1. Rémy dice:

    Hola Canibales, Alguien de vosotros podría arancar un tema sobre la cocina tradicional. Yo no entiendo nada o es que los grandes de nuestro oficio ya no quieren luchar con sus propios fundamientos de una cocina en evolución y todos miran km detrás para volver a asegurarse el sueldo de fin de mes tirando de la cocina tradicional, montando restaurantes unos detras de otro de corte tipico, tradicional pero eso sí no con manteles de papel en mesas de madera. Alguien me puede decir quien nos va a apoyar nosotros jovenes cocinero que intentamos luchar por la creatividad y la evolución gastronómica ariesgando nuestra corta economía para que la gente coma algo más que la cocina de la abuela que se tendría que comer en casa o en las tavernas de toda la vida.

  2. jaume dice:

    Los manteles de papel son un rollo, sobretodo cuando cae un poco de vino o con el cuchillo se rompen sin querer. Quita quita… es mucho más agradable el mantel de tela!

  3. joan dice:

    Buen artículo Sra. Rivas.

    Ya conocemos el talante del Sr.Boadella, bastante flojo, pero de todas formas es importante que la gastronomía vaya entrando en todas las capas de la sociedad. En el teatro, en el cine con la última película de Oristrell, “Dieta Mediterranea”… y así se socialize como un tema fundamental en la agenda de la opinión pública. Creo que los cocineros juegan un papel muy importante en este tema, por eso tienen que ir a congresos y difundir la cocina.

    Sr. Rémy:

    Un interesante tema el que apunta. En este blog publicaron un Snack sobre los cocineros barceloneses que se apuntan a abrir restaurantes de cocina tradicional catalana para diversificar sus líneas de negocio. Es la clara consecuéncia de la crisis económica Sr. Rémy… Mientrastanto, los cocineros de vanguardia jóvenes como usted también deben adaptarse a la situación y no perder el empeño en la creatividad.

    Creo que la cocina tradicional no se debe confundir con la de la abuela, es igual de respetable que la suya. Si se tiene que diferenciar la calidad, pero no por ser un restaurante de cocina de vanguradia ya tiene la etiqueta de mejor que uno tradicional.

    La mejor defensa sera la que usted demuestre. si hace las cosas bien, los resultados llegaran solos. un buen cocinero no necesita defensores, su mejor aval es su propia cocina.

    Saludos!

  4. Rémy dice:

    Hola,
    me alegro ver que gente se animan a comentar este momento tan dificil que vive la gente de nuestro oficio. Sin ser de vanguardia, pretendo aportar algo más,. mi visión personal de la gastronomía sin olvidar que la tradición culinaria me estabiliza mis notas de locura. No Juan, de verdad, no crees que es facil bajar los brazos, sin intentar hacer evolucionar el restaurante de alto nivel y decidir sacar lo que esta de moda, lo que no te pone en cuerda floja, arriesgando, luchando para ??? No son novatos los que deciden habrir una Fonda de Gaig, Un Tapa 24, un petit comité. De cierto modo admiro más en un Sergi Arola que te deja picar tapas en un Sergi Gastro para que la cuenta no suba en las nuves. En fin, la tradición no se questiona, solo la aportación cada día menos ariesgada de nuestras leyendas de la cocina…

  5. http://www.disegnitatuaggio.altervista.org dice:

    Merely wanna state that this is very beneficial , Thanks for taking your time to write this. 256813