Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Nada se mueve; todo se moverá

Xavier Agulló
Xavier Agulló 30/4/2012Comentarios

Aunque parezca mentira, hemos tenido que desenroscar el tope de la ventana de la habitación del hotel Mandarín, desde donde no nos relaja ni el moroso Hyde Park brillando de verde ocioso, para poderla abrir y fumar por fin en libertad. Son demasiados nervios, man, con tanto rumor y tanta fabulación acerca del resultado final de los 50 Best 2012. Ni te cuento como fue ayer entre copas y cenas. Pero bueno, coño, vuelve a repetir Noma. Aunque me quedo con un dato que también contradice rumorologías de ayer: tres españoles entre los 10 primeros y asimismo con las mismas y estelares ubicaciones –Joan Roca (segundo); Andoni Luis Aduriz (tercero); Juan Mari Arzak (octavo y además con la alforja llena de su hija Elena, declarada por esta misma clasificación “mejor cocinera del mundo). ¡Hey! Quique Dacosta entra con fuerza en el número 40 y Etxebarri sube hasta la 31ª posición. En apariencia, hablando de la cima, nada se mueve, pues. Pero todo se moverá, entonces.

Lo de Noma, no nos engañemos, es una escenificación del canto del cisne. ¿Hasta dónde puede llegar la “autocastración” voluntaria de los nórdicos (entra también en la lista el sueco Magnus Nilsson, un chef ecoextravagante que hace poco declaró saber “que lo nuestro es una moda que no puede durar mucho tiempo”) en esta suerte de involución gastronómica extrópica (entropía negativa)? De hecho, ayer, aunque hacía semanas que se hablaba con insistencia de la permanencia de René en el número uno de la lista, los mentideros iban llenos de alternativas “plausibles” tipo “al final sí va a ser Joan”, “hay un ‘tapado’ que podría ser Grant”, “si René va a la foto con David Cameron (primer ministro del Reino Unido) es que sí a va ser”, “como René ha grabado un vídeo previo junto con otros números uno de la historia de la lista no puede ser que gane”, etc. Hasta el hastío, hermanos.

Pero son las 12 en punto del mediodía de hoy en un Londres soleado y, a pesar de que la organización no nos ha dado bola, algún “compañero y sin embargo amigo” nos confirma el resultado. Pau bulle con el celular y a los pocos minutos ya tenemos la lista completa, “embargada” hasta las 9 de la noche (hora española, o sea, ahora mismo) y que, a pesar de ser españoles (se nos tilda aquí de fáciles en el chismorreo), respetamos.

Y vamos a ver. ¿Año de transición? Pues sí, claro. Entendiendo el gran éxito que significa que, entre los 10 primeros, el mayor colectivo, empatado con USA aunque con posiciones más altas, sea el nuestro, y que en el contexto de los 50 seamos los terceros detrás de USA y Francia (Iñaki ha caído no obstante hasta el 15, lo que me parece más realista) pero por delante de Italia, país que, salvando al gran Massimo, registra un “down”. Exitazo por tanto, más bien. Pero seamos ambiciosos y registremos en este mismo momento la realidad de una votación singular que el año que viene no tendrá más huevos que reconocer a Joan o a Andoni (declarado éste último también hoy mismo “mejor chef” por votación de los cocineros del panel de votación), porque las hierbas y el hielo no dan más de sí. Porque los nuestros están, a mi juicio, a años luz en creatividad, prospectiva, líneas excitantes de trabajo, innovación, sorpresa, futuro.

Lo veo así. Pero respeto, amigos, respeto a las votaciones internacionales. Ferran hoy mismo hablaba de la necesidad de objetivación y ponderación de las votaciones, porque, decía, “imaginemos cuantos votantes chinos habrá, si comparamos por ejemplo con los estadounidenses, que también son muchos, y por tanto el inminente peso de China en la lista”. Sin embargo, hoy es hoy. Y si es cierto que Latinoamérica ha subido espectacularmente –el brasileño Alex Atala, que ayer aquí en Knightsbridge iba perdiendo los “tattoos” de puro frío, ha subido al cuarto lugar; y también suben Gastón y el amigo Olvera-, también lo es que España, en el tercer lugar en densidad considerando los 50, debe “romper” en 2013.

Y “romperá”.

5 Comentarios

  1. Tony Perez dice:

    demasiada politica gastronomica, esta lista sin duda tiene manejos personales que no se ajustan a una realidad meridiana, estoy absolutamente de acuerdo en que los nuestros estan my por encima en creatividad pero tambien es cierto es que no todo esta en la creatividad, el gusto deberia ser la maxima en este tipo de listas, la investigacion se debe de premiar pero no para que sea la referencia, me engtristece que Martin se unda probablemente porque no comulga con esos intereses personales de los que hablamos pero a mi no me quita nadie que es mejor cocinero que muchos de los que estan entre los 10 primeros, tu no opinas igual Xavi? vamos a dejar de auto alagarnos por los premios y un poco mas de rigor y seriedad, esto es una pantomima mas… o tambien estás de acuerdo en que la Srta Arzak es la mejor chef del mundo??? no he leido nunca en ninguna publicación española, ni menos en 7 canivales, que esta Srta (que no dudo que cocine bien) sea nisiquiera la mejor de España, asi que os animo que desde la independencia que os caracteriza y el rigor que os otrogo os manifesteis en este sentido y ser valientes.

  2. Juan de Elche dice:

    Siempre se reivindica a Martin Berasategui, y me parece justo. Tanto si es por personas que han tenido relación profesional / comercial o del tipo que sea con él o por personas que son de su “cuerda”/escuela/grupo/etc. , es decir, de igual me dá que sea algo “orquestado”, o espontanteo, o del tipo que sea. Yo comparto el fondo del asunto, que no es ni más ni menos que Martin Berasategui es un gran cocinero y -hasta donde yo sé, sin conocerlo personalmente- es una gran persona -por los testimonios que dan de él personas a las que considero serias y competentes-.
    Sin embargo me parece injusto que para vestir a un “Santo”, desnudemos a otro. Es decir, ¿hay que darle “caña” a la familia Arzak para que Martin “suba”? -no sólo las del comentario de Tony Perez, recuerdesé aquí las andanadas que lanzó Rafael García Santos desde LMG-, o la polvareda que se levantó cuando Martin se “quedaba fuera” del Basque Culinary Center.
    Que esto es un negocio y hay mucha “pasta” en juego ¿quién no lo sabe?. Que cada vez hay más “profesionales” para repartir ¿alguién del sector no lo vé y lo sufre?.
    Sólo como boton de muestra ¿es que Pedro Subijana no se merece más reconocimientos de los que ha tenido hasta el momento?, y eso sin salir del entorno geográfico próximo a Martin Berasategui, si ampliamos el circulo pues se ampliaran las personas que siendo GRANDES en todos los sentidos, las listas no los valoran como debieran.
    Aupa Martin, pero sin menosprecio para nadie, y sin olvidarnos de que no es el único, ni el primero, ni el último, es uno más de los que sufren las injusticias de estos tiras y aflojas de los grupos de presión o los medios o las listas o los rankings o como se le quiera llamar.

  3. xavier agulló dice:

    Ciertamente, cualquier clasificación (excepto la zoológica y la botánica, porque ni animales ni plantas pueden protestar) está sujeta a la polémica. Cualquier iniciativa que ordene está llena de injusticias. Pero también de justicias. ¿Acaso todos los tres estrellas son un “too much” o mejores que los que no? ¿Y la Repsol? ¿Y Gourmetour? ¿Y tú clasificación personal? ¿Y la mía? ¿Y la de tu prima? Siendo conscientes del subjetivismo que siempre está en cualquier acto humano, no creo sin embargo que haya que cargarse la lista “de los demás” en beneficio “de la nuestra”. Todas son válidas. O inválidas. Pero seguro que ayudan al sector de muchas maneras. Así pues, a mi juicio, bienvenidas todas, y bienvenido todo aquello que contribuya a dar visibilidad y estelaridad a la gastronomía, y más si “los nuestros” (unos y otros) son protagonistas. Lo demás es hacernos un flaco favor y negarnos a nosotros mismos.

  4. Keenan Fullington dice:

    Many thanks for that excellent tips on security cameras

  5. Everette Chahal dice:

    A really wonderful collection, i like tho Mondef an individual a lot! Bookmarked for long term reference