fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Pepe o el primer sumiller virtual (último día en Hostelco)

Belén Parra
Belén Parra 19/4/2018Comentarios

Si el primer día del Live Gastronomy de Hostelco sirvió para exhibir el nuevo rol protagonista del sumiller en el restaurante, la última jornada mostró cómo éste podría tener en cierto modo los días contados. La ‘culpa’ –así, entre comillas voladas- la tienen en El Portal, el bar gastronómico más innovador de Alicante y casi del país.

Su gerente, Carlos Bosch, ha presentado en primicia el novísimo Sumiller Virtual, de nombre Pepe. En el plazo de dos semanas, este asistente digital será capaz de inducir al cliente de esta taberna alicantina qué beber en base a su elección gastronómica. Bosch ha contado cómo “Pepe ejercerá de complemento en aquellos restaurantes y bares que ya cuentan con sumiller; porque éste nunca desaparecerá de las salas”. O sí, apostillo. Lo digo en virtud de lo que también ha expresado Bosch sobre la “ventaja” que representa el invento en términos de “eficiencia” para el negocio.

La innovación aún está en fase de volcado de bases de datos sobre uvas, denominaciones de origen, tipos de armonías, recetas… “La capacidad de almacenamiento de información de Pepe será ilimitada y cuando esté en funcionamiento dará respuesta a peticiones precisas de los comensales gracias al cruce de datos. Pepe sabrá pues qué champán armoniza mejor con unas vieiras con caviar, qué vino con una pasta al pesto e incluso sabrá aconsejar sobre la copa más económica en virtud de tu uva favorita y tu presupuesto.

El gran reto para el sector comienza en el momento en que tiene a su disposición herramientas como Pepe, que en El Portal de Alicante jugará un papel decisivo también para su equipo de 9 sumilleres. El parto de Pepe, por tanto, no supondrá la muerte del profesional de sala. Al menos no en El Portal. Veremos en los locales pequeños con poco personal y muchas aspiraciones… “Dará que hablar porque el asistente digital se queda con todo; no pierde los conocimientos adquiridos, y es ágil en sus respuestas”, ha añadido Carlos Bosch. Será sin duda una alegría más para esos fans de la hiperconectividad que no levantan la mirada de la pantalla del móvil (o la tableta) ni cuando tienen el plato sobre la mesa.

Sobre esa otra realidad que a veces sirve la gastronomía también ha hablado hoy en Hostelco Miguel Ángel López, investigador y profesor del Basque Culinary Center (BCC). Durante una ilustrativa disertación sobre seguridad alimentaria ha advertido de cómo el espectador no debería tomar precisamente nota de esas cocinas de platós que fomentan realities como Masterchef, con el que además colabora para ilustrar a sus concursantes. “La TV no es real; no sé si tanto programa de cocina es bueno o malo para la profesión, pero se podrían hacer mejor las cosas en lugar de fomentar sólo el show”, ha sentenciado. El profe del BCC ha lamentado los errores de organización y mantenimiento –“el gran olvidado”- que se acometen “incluso en cocinas de tres estrellas” y ha desgranado una a una las claves necesarias para el buen funcionamiento de una cocina de producción profesional. La más básica, como casi todo en la vida, pasa por aplicar el sentido común.


Comentarios