Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Pitu Roca: lanzamiento de Tenerife Wine (guest stars, Freddy Centelles y Ferran Adrià)

Xavier Agulló
Xavier Agulló 9/7/2017Comentarios

Fue Jesús Morales, el muy dinámico y comprometido Consejero de Agricultura del Cabildo de Tenerife, quien me fascinó inevitablemente hace unos meses con la marca Tenerife Wine, nombre que en el siglo XVIII (y antes, en el XVII) fue sinónimo de grandeza y globalización avant la lettre y que hoy se lanza de nuevo al mundo. También fue él quien me presentó al exquisito investigador histórico Carlos Cólogan, el hombre que ha sustanciado documentalmente la leyenda (real) Tenerife Wine, que es a lo que hemos venido. Y de ahí, fíjate, Freddy Centelles, Pitu Roca y hasta Ferran Adrià

Josep Roca y Carlos Cólogan. Tenerife Wine. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

Josep Roca y Carlos Cólogan. Tenerife Wine. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

Los vinos de Tenerife –aka Tenerife Wine- fueron uno de los primeros shocks que he fajado en mi corto pero intenso sendero de conocimiento de la extra emergente gastronomía tinerfeña. Hecho (pensaba) al rock más hard, me abofeteó el as de picas en todo el careto con las primeras catas (forma fina de explicar mi fanática inmersión seminal). Ahí, mientras resonaban los Marshall de Lemmy Kilmister en mis oídos, estuvieron Quique, Borja, Jonathan… ¡Joder! Y en eso me explican lo del Tenerife Wine, la marca, el libro, la historia, el lanzamiento, el futuro. Sería estúpido por mi parte tratar de explicar aquí las más de 700 páginas del libro, obra magna de Carlos Cólogan que acaba de publicar y presentar el Cabildo de Tenerife y que es motivo de esta crónica. Aunque lo intentaré (risas). Hablo asimismo de Tenerife Wine como novedosa (sustentada en su increíble historia) herramienta de promoción, difusión y comercialización de los vinos de Tenerife en el planeta, especialmente en el mundo anglosajón (ya se verá más adelante por qué). Hablo de esas bodegas virtuosas, extrayendo gozos de las cinco (y tan distintas) denominaciones de origen de Tenerife. Hablo de volcanes trepidantes y atlánticos oníricos…

El abrumador archivo histórico de Carlos Cólogan (el libro)

Ha sido el Cabildo de Tenerife quien ha liderado toda la movida. A un lado, “los papeles” de la familia Cólogan, ya donados al Archivo Histórico de Tenerife (el tercer archivo mercantil más importante de Europa); al otro, el mundo. En medio, los singulares vinos de las DO’s de Tenerife. Y el Cabildo empujó. Han sido varios años de ímprobo trabajo (Carlos y su mujer y correctora María José Morales), de cajas y cajas sorpresivas, de cartas remotas e históricos apuntes contables precisos, de registros y de cuadernos de bitácora míticos, de viajes inverosímiles y noches en vela. Cada nueva caja disparando nuevos vectores de investigación. La línea argumental: la segunda mitad del XVIII en cuanto al comercio mundial del Tenerife Wine completa y prolijamente documentada por la casa Cólogan, la mercantil más conocida y opulenta en la época (¿épica?), en Tenerife, en Londres, en el planeta. La que explica la extraordinaria geopolítica de aquel siglo tormentoso. La que relata las razones últimas de lo que podríamos llamar “primera globalización”. “Lo tenemos todo”, asevera Cólogan. Todo. “Quiénes, cómo, cuándo, cantidades, destinos, motivos… El Tenerife Wine, que fue la gasolina de todas las grandes flotas de la Ilustración, taxonomizado hasta la última barrica. Tenerife fue la gran gasolinera del Atlántico, donde, sin importar guerras ni bandos, todas las armadas cargaban (usando todo tipo de artimañas transbélicas) nuestro vino para la conquista del mundo”. Efectivamente, el Tenerife Wine (no olvidemos que el vino, entonces, no se entendía como ahora; era un producto estratégico para las campañas militares y de descubrimiento) fue la piedra filosofal líquida (y jovial) para todas las grandes potencias, España, Inglaterra, Francia, América.

Josep Roca, el Consejero Jesús Morales y Carlos Cólogan. Archivo Histórico de Tenerife. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

Josep Roca, el Consejero Jesús Morales y Carlos Cólogan. Archivo Histórico de Tenerife. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

El anecdotario (que, en realidad, es el fondo conceptual que explica la historia) es, sin embargo, lo más jugoso. En titulares, porque de otra suerte no sería viable… ¿Por dónde comenzar? ¿Por las órdenes de carga de Tenerife Wine de todos los grandes ejércitos en campaña? Lo particular… George Washington lo bebía por prescripción facultativa; fue uno de los grandes anunciantes en los periódicos de Estados Unidos tras su independencia; la British Navy no salía ni al rellano sin sus “pipes” (barrica sobredimensionada) en las bodegas; fue también la garantía de supervivencia de las flotas británica y gala; fue el favorito (y lo comerciaron) los padres de Estados Unidos Benjamin Franklin y Robert Morris; lo trasegaron en sus navíos el conde de Sandwich, John Jervis y Horacio Nelson; el capitán Cook se lo llevó para alegrar sus conquistas en el Pacífico; lo último que debió beber el famoso marino francés La Pérouse antes de desaparecer misteriosamente; llevaba la bodega repleta el mítico William Bligh cuando el archiconocido motín en su barco, el Bounty; brindó con él George Vancouver cuando fundó la ciudad canadiense tras cartografiar el Norte de América; fue el vino que animó el legendario viaje de la First Fleet británica al ir a tomar posesión de Australia; el Tenerife Wine fue el comercio más importante de la incipiente gran potencia Estados Unidos… ¿Más? El libro, hermano, el libro…

Documentos históricos. Tenerife Wine. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

Documentos históricos. Tenerife Wine. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

Toda esta carga brutal de metahistoria (como he dicho, el Tenerife Wine jugó, además del enológico, un papel político y funambulesco decisivo en la segunda mitad del XVIII) es la que hoy el Cabildo de Tenerife presenta al mundo, narrada por Carlos Cólogan en el volumen, como background asombroso para los no menos asombrosos vinos de las DO’s de Tenerife. El principio de una historia interrumpida a finales del XVIII con la extrema calidad y particularidad actual de unos vinos prefiloxéricos, únicos, rockeros. “One for the money, two for the show, three to make ready, go…”

La cata “pre” de Freddy Centelles

Ferran “Freddy” Centelles ante los vinos tinerfeños. El sumiller de El Bulli y delegado de Jancis Robinson en España está on duty con los vinos de Tenerife en esta fecha crucial para su futuro. Imagínate la peli y brille Freddy. Nueve de la mañana. Casa del Vino (El Sauzal, Tenerife), el Atlántico inabarcable y sabroso a un costado; encima, demiurgo telúrico, mordido de alisios ensoñadores, el Teide. En la mesa, 50 vinos de Tenerife. Aristas intelectuales; alabeadas sensualidades. La mañana va a ser larga… O corta. Tintos, blancos, dulces, espumosos… Freddy la juega a ciegas, naturalmente; la también sumiller (Torres) Mireia Molan es la fedataria sin complicidad organoléptica. Jorge atiende. Por ahí andan Quique y Borja y Jonathan y Roberto. Pero afuera, en el patio. Freddy está sólo frente a los volcanes…

El grupo en Haydée. Freddy con los hermanos Suárez y Víctor Regalado. Carlos Cólogan y Freddy. Freddy en todo el tomate de la cata. Tenerife Wine. Tenerife. Islas Canarias. Fotos: Xavier Agulló.

El grupo en Haydée. Freddy con los hermanos Suárez y Víctor Regalado. Carlos Cólogan y Freddy. Freddy en todo el tomate de la cata. Tenerife Wine. Tenerife. Islas Canarias. Fotos: Xavier Agulló.

Cuatro horas después… Sólo opiniones impresionistas… “Arrebato de fresas en un entorno de aromas sencillos; toque de madera elegante, on the natural size; acaricia el paladar de fruta negra y concentrada; me fascina su tanino velvety; una delicia volcánica y mineral; un vino on the powerful side; es un vino realmente muy delicado; lovely expression’; tan delicado pero tan expresivo; ¡cuánta concentración!; si te gusta la barrica ‘bien compris’, éste es un must taste; largo… muy bestia; toques de cacao fantásticos en el back palate; limpio, puro, fresco y sencillo…”. ¿Sigo? Nosotros sí seguimos: gran festival gastronómico en el rampante restaurante Haydée de los hermanos Suárez, nuevo menú de verano, Tenerife Wine a gogó…

Y en esto llegó Pitu Roca…

Quiso el Cabildo que Josep “Pitu” Roca fuera el primer embajador (junto a Caco Senante) de los Tenerife Wine en el mundo. Quiso Pitu asumir la empresa. No es baladí que en la carta de El Celler de Can Roca menudeen los vinos tinerfeños. No es casual que –me cuenta Josep- “en una cata a ciegas de 80 vinos que hice hace un tiempo destaqué dos por encima de todos los demás: los dos era de una misma bodega del Valle de la Orotava”. ¡Jopeta!

Nos movemos hacia La casa del vino, ese lugar “neutral” y capital de todos los vinos de la isla. Josep y sus colegas bodegueros, vinos y vinos, un lunch de pie (pulpo, conejo, cochino negro…). Vinos y vinos… ¡Qué placer escuchar a Josep sin prisas, haciéndonos soñar en cada sorbo!

La presentación de Tenerife Wine. Tenerife Wine. Tenerife. Islas Canarias. Fotos: Xavier Agulló.

La presentación de Tenerife Wine. Tenerife Wine. Tenerife. Islas Canarias. Fotos: Xavier Agulló.

Ya es la tarde. Tiempo para la presentación en Santa Cruz de Tenerife del esperado Tenerife Wine. En la mesa, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el consejero de Agricultura, Jesús Morales; el vioceconsejero del Gobierno Canario, Abel Morales; Carlos Cólogan; Caco Senante… Y Josep Roca. En el patio de butacas, el “tout Tenerife”. Y dice el presidente que “Tenerife Wine es el redescubrimiento de la historia, que vuelve a ser nuestra y de todos aquellos que nos visiten; una historia que es un impulso para nuestros viticultores; una historia de innovación y futuro”. Y suma el consejero que “este libro, esta historia, es no sólo una carta de presentación única para los vinos de Tenerife, sino un orgullo para todos nosotros y un posicionamiento en el más alto nivel vinícola mundial”. Cólogan nos envuelve en un zoom vertiginoso. “Todo empezó a finales del XVII con un joven de 16 años llamado Bernardo que llegó aquí desde Irlanda…” Bernardo, antepasado de Carlos Cólogan, fue la simiente de lo que luego sería el Tenerife Wine, puesto que la empresa que fundó sería la más importante en aquel concierto internacional loco en donde el vino era política y la política vino. “Todavía hoy se conserva en la City de Londres, al lado del puente, un túnel subterráneo que une el Támesis con lo que fue la sede de nuestra empresa familiar y por donde se descargaba el Tenerife Wine”. Una más entre las muchas y fascinantes historias de este vino…

Espero con impaciencia el relato de Pitu. No conozco a nadie en todo el globo que sea capaz de rimar sensibilidades desde el fondo más recóndito del corazón capaces de emocionar hasta a un lingote de acero de Krupp y, a la vez, esculpir verdades y matices preclaros y exactos como la herida de un estilete. Pitu, este inmenso “camarero de vinos” que nos desvela certezas ocultas, que nos regala poesía en un mundo prosaico, que nos ilumina de sensaciones perdidas, que nos hace mejores… Cada frase de Pitu es alma desnuda y complejo intelecto. Pitu habla en geometrías multidimensionales. Mira, mira… “Tenerife Wine es un espacio, un tiempo, es verdad”; “las modas pasan, el estilo permanece; hoy somos afortunados porque el Tenerife Wine permanece”; “el libro de Cólogan es una responsabilidad y un reto para los viñadores del futuro”; “este libro no es una curiosidad, es una oportunidad”; “el reto es no perder autenticidad y movernos con verdades”; “hoy la gente busca naturalidad, volver a la tierra, al verde… al sentido de pertenencia; Tenerife Wine es en este sentido un punto de reflexión”; “Tenerife Wine debe plantear una reflexión colectiva: ¿cuánto promocionamos nuestro vino?, ¿cuánto vino de Tenerife tomamos cada semana?, ¿por qué nos cuesta vender el vino a un precio justo a nuestros hoteles?”; “Tenerife Wine se apega hoy a la revolución, al atrevimiento, al idealismo… igual que en el XVIII”; “hoy tiene que ser una revolución para proyectarse en el mundo”; hay vinos de Tenerife que nos aceleran el corazón”.

Fundimos la noche en el Solana de Nacho y Erika armados del espumoso rosado de Trevejos, el Vidonia blanco 2015, el Vidonia El Ciruelo y el Ignios Baboso. ¡Anda que no! Vitello tonato de cochino negro y atún canario; ensalada de queso fresco, fresas y trufa; medregal en teriyaki ahumado en alcornoque; bacalao confitado con puré de batata roja y reducción de vino dulce; risotto con hongos, trufa de verano y foie; cerezas maceradas al vodka con vainilla de Madagascar…

Alberto bernabé, Ferran Adrià, Carlos Cólogan y Jesús Morales. Tenerife Wine. tenerife. Islas Canarias. Fotos: Xavier Agulló

Alberto bernabé, Ferran Adrià, Carlos Cólogan y Jesús Morales. Tenerife Wine. tenerife. Islas Canarias. Fotos: Xavier Agulló

Y Ferran Adrià…

Parece que los astros se hayan conjurado en esta semana de Tenerife Wine y “celebrities”. Y sí, aquí está el gran Ferran Adrià, que viene a dar las claves del éxito para los emprendedores de la restauración a través de su flamante guía “Mise en place”, un revelador trabajo de El Bulli Foundation y CaixaBank que quiere ser la guía definitiva para montar un restaurante con todas las garantías de éxito, y nadie mejor que Adrià para contarlo, ¿no? Y entonces nos vemos con él, el Consejero Jesús Morales, el Consejero de Turismo, Alberto Bernabé, Carlos Cólogan… Y Ferran se lleva el libro y, sólo con algunas de sus siempre geniales y certeras reflexiones, regala excitantes nuevas líneas de trabajo para gestar líneas sinérgicas de trabajo entre la gastronomía y el turismo en Tenerife, y seguiremos hablando, Ferran… Impresión de que acabamos de comenzar algo grande. La historia de Tenerife Wine nos propulsa a su futuro. Hoy Tenerife es nuestro; mañana el mundo lo será.

Y esta mañana el Teide trastornándome de un “Stendhal” tinerfeño en el lago Martiánez, y esa fragancia a duraznos…


Comentarios