Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

San Sebastian Gastronomika abre sus puertas con gran éxito de convocatoria

Redacción
Redacción 24/11/2009Comentarios

Ferran Adrià y Carme Ruscalleda inauguraron ayer el congreso internacional de Alta Cocina San Sebastian Gastronomika con un homenaje al diálogo culinario entre España y Japón y demostrando ante 1.200 profesionales (entre los que había 300 periodistas nacionales e internacionales acreditados) que aún queda mucho que inventar en el mundo de la gastronomía.

Tras los parlamentos del secretario de estado de Turismo, Enrique Ruiz de Lera, del diputado de Deportes y Acción Exterior de Guipuzcoa, Iñaki Galdos y el presidente de la Academia Española de Gastronomía, Rafael Ansón, el cubo grande se abarrotó con más de un millar de los 4.500 profesionales que pasaron hoy por San Sebastian Gastronomika.

Todos ellos venían más que dispuestos a aprender del que está considerado como el mejor cocinero del mundo y de la mujer con más estrellas Michelin del planeta.

Este dueto de catalanes, ambos con una relación culinaria muy íntima y cercana con Japón – Ferran asegura que su vida cambió desde que conoció la cultura culinaria nipona mientras que Carme tiene un restaurante en Tokio-, unieron hoy sus fuerzas para inaugurar la 11ª edición de la Gastronomika de San Sebastián.

Ante un público expectante, los dos chef explicaron la influencia de la más oriental de las cocinas en su trabajo y presentaron algunos de los resultados de este impacto transcultural entre los fogones.

Adrià comenzó rindiendo un guiño al pasado: un vídeo de su primera visita a Japón en 2003 y de la visita que el chef de Mibu, Hiroyoshi Ishida, realizó al Bulli. Tras el homenaje, manos a la obra: Aleta de tiburón hecha con cabello de ángel, rosas comestibles que parecen alcachofas, crujientes y finísimas galletas de Osaka y unos raviolis revolucionarios que gracias a su masa a base de obulato, se deshacen nada más entrar en contacto con la boca y permiten saborear al  cien por cien el relleno de la pasta.

Ruscalleda por su parte presentó un menú con numerosos guiños a Japón, donde tiene un restaurante con dos estrellas, en el que había desde pulpo en pipirrana, hasta una original tapa de jamón, pasando por un plato de espárragos, brandada de bacalao y  aceituna, al que la catalana ha bautizado como “Pájaro Miró”.

La cocinera reservó el protagonismo en uno de sus menús al arroz, ingrediente básico de la cocina nipona, y que según ella “une a oriente y occidente”, un mensaje que representa uno de los pilares de esta nueva edición de la Gastronomika de San Sebastián, donde Japón es el país invitado.

Los dos dieron un inmejorable pistoletazo de salida a esta nueva era de San Sebastian Gastronomika, que con un cartel cargado de estrellas quiere imponer este formato de congreso, en el que convergen todos los actores del mundo de la gastronomía en un solo espacio, como el del futuro.

Talleres y tertulias a rebosar, el nuevo formato

Esta mañana se ha inaugurado de una manera muy espacial la XI edición del congreso internacional de alta cocina de San Sebastian. A las 10:00h el congreso daba el pistoletazo de salido con los “Desayuna con…”, una actividad nueva en los certámenes de cocina que ha permitido a 30 afortunados hablar de tú a tú estos tres grandes cocineros.

Los elegidos de la jornada inaugural han sido Ferran Adrià, Martín Berasategui y Joan Roca, un trío de ases que ha confirmado la evolución de San Sebastian Gastronomika hacia el formato del futuro.

Entre croissants recién hechos, zumos de naranja y café, el congreso ha empezado con un claro lavado de cara respecto a los años anteriores. Muy buen ambiente entre la gente, algún que otro amontonamiento por ser el primer día, pero sobre todo, mucha cocina y aprendizaje enogastronómico.

Las tertulias exclusivas se han convertido en una de las grandes sensaciones del congreso, ya que no sucede todos los días que 30 personas se puedan reunir con algunos de los mejores cocineros del mundo.

Por otro lado, también se han celebrado paralelamente los talleres con los cocineros japoneses, bajo el título “Las infinitas cocinas de Japón”. Los encargados de empezar, ya que cada jornada del congreso se van a realizar desayunos y talleres, han sido Yoshikazu Ono, del mejor restaurante de sushi de Japón, y Yoshihiro Murata, del restaurante Kikunoy, en Kyoto, que ha hecho una demostración del arte de la fritura.

Sin duda, una oportunidad única par poder gozar de los grandes maestros nipones en primera vista, un lujo asiático solo disponible para 15 personas.

 

Fotos e imágenes de vídeo disponibles en www.sansebastiangastronomika.com