Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Señora Ruscalleda

Cristina Jolonch
Cristina Jolonch 21/4/2011Comentarios

Es fantástico que los restaurantes de Joan Roca y Andoni Luis Adúriz ocupen el segundo y tercer puesto entre los mejores del mundo. Celebro también la presencia de Arzak en el top ten y la de otros nombres como Berasategui, Etxebarri, Sant Pau, Akelarre o Quique Dacosta en la famosa lista de Restaurant. No me extenderé recordando, como se ha repetido estos días, que esa presencia demuestra que la cocina de vanguardia española mantiene, de momento, su liderazgo. Se han señalado también, especialmente después del interesante artículo publicado por Lisa Abend en The New Yok Times, los aspectos que deberían mejorar en las votaciones, sobre todo para asegurar que quienes participan en ellas hayan comido en los establecimientos elegidos en el periodo que se les exige.

Pero hoy quiero fijarme en otra cuestión: la nueva categoría de premio, esponsorizado por Veuve Cliquot, a la mejor chef femenina del mundo, que se ha entregado a Anne-Sophie Pic. ¿Vieron que el nombre de Carme Ruscalleda no aparecía entre las finalistas? A esta magnífica cocinera le han preguntado en innumerables ocasiones si se había sentido discriminada por el hecho de ser mujer y trabajar en un mundo predominantemente masculino, a lo que siempre ha contestado que no. Ella juega en la misma categoría que sus colegas, independientemente de su sexo. Y esta vez no ha querido hacer una excepción participando en un juego que ha empezado premiando a la mejor cocinera femenina y que podría seguir, en próximas ediciones con un premio al mejor chef negro o al mejor cocinero asiático.

Ruscalleda compite, como los demás, en los valores de calidad, ideas, servicio y equipo humano. Y sabe que si la señora Cliquot aún viviera, preferiría que la valoraran por su champaña que por su sexo. Un brindis por ambas. Esta vez con cava.

8 Comentarios

  1. Jorge Guitián dice:

    Completamente de acuerdo.
    Me uno al brindis

  2. Antonio colsa dice:

    Buena reflexión en el articulo.estoy totalmente de acuerdo con
    Lo que planteas es completamente correcto
    Creo que así avanzamos mas en la igualdad
    Aunque quede mucho todavía para lograrlo
    Posturas como la de Carme ayudan.

  3. Jose dice:

    En este pais todo lo que no domina el imperio adrià no existe, sobre todo dentro. Sabe alguien que Miguel Sánchez Romera, desgraciadamente con L’esguard clausurado, ha sido fichado por uno de los mejores hoteles de Manhattan? . Le deseo que triunfe y confío en que lo conseguirá.

  4. Pau Albornà dice:

    No añadiré nada más sobre el artículo, porqué tratándose de dos mujeres como Cristina Jolonch y Carme Ruscalleda poco nuevo podría aportar, pero en referencia al comentario de Jose, como editor de 7caníbales, si querría decir que aunque admiramos mucho a Ferrando Adrià, informamos de todos los temas de la actualidad gastronómica nacional e internacional más allá de elBulli; así que si deseas explicarnos algo más sobre la nueva etapa de un gran cocinero como Miguel Sánchez Romera, estaremos encantados de informar sobre ello. Mi e-mail es pau@7canibales.com.

    Un abrazo!

  5. Marta Torres dice:

    Mi reacción al no ver su nombre en la lista me ha dejado muy sorpreendida. La Sra Ruscalleda como profesional y persona es brillante. LLevo 7 años acompañando su trabajo, desde cuando la he conocido y es sorpreendente.
    Despues de saber los motivos por que ha declinado entonces entendi perfectamente y para nada sorpreendida. Sus valores humanos y profesionales son muy grandes.

  6. Tana Collados dice:

    En efecto, como explicas, Cristina, como tantas otras profesionales, Carme ha querido siempre ser considerada de igual a igual como cualquier otro cocinero, al margen del género. Sin embargo no hay ocasión, debate o entrevista, en que no sea preguntada por el hecho de ser mujer y cocinera. Esgrime todos esos argumentos que tu recoges y, además, a menudo tiene que responder a la pregunta de por qué hay tan pocas mujeres brillando profesionalmente.
    La incorporación de la mujer al mundo laboral y a las profesiones de prestigio –no hablo de la mano de obra barata- se empieza a generalizar, lentamente, a partir de la segunda mitad del siglo XX. En la cocina conviven dos mundos paralelos. Por un lado la cocina popular, la doméstica, la tradicional, ha estado en manos de las mujeres que han transmitido ese patrimonio de generación en generación. Ahora podemos ser más conscientes que nunca de ello, pues ese legado parece que se pierda, precisamente, en gran medida, por esa incorporación al mundo profesional que, por cierto, tampoco queremos perder.
    En el mundo de la cocina profesional el gran cambio se produjo con la Nouvelle Cuisine. En el momento en que el cocinero sale de aquellos oscuros y calurosos habitáculos de aspecto cuartelario , para ocupar modernos cocinas dónde la tecnología permite desarrollar el oficio sin necesidad de fuerza física, ahí la directora de orquesta ya tiene cabida. Claro que la hostelería en cuanto a horarios se refiere es tan dura que conllevarlo con la familia es difícil, y para las mujeres, todavía, lo es más.

  7. Fernando nHuidobro dice:

    Flaquísimo favor se hace a la tan deseada iy necesaria gualdad con este tipo de actuaciones y “premios” a la diferencia femenina: Es terrible! Así nos va. No puedo sino sumarme a tu brindis Cristina, esperando desconfiadamente en que pronto deje de ser un brindis al sol.

  8. fvyqhluazket dice:

    anjnfuvhukdk