Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Un viaje gastronómico por todo el mundo en Baserriberri

Oraitz Garcia
Oraitz Garcia 8/8/2017Comentarios

Pamplona. Calle San Nicolás, cerca de la plaza del Castillo. Número 32. Restaurante Baserriberri. Cruce el bar y entre en el comedor. Acomódese en su asiento y prepárese para disfrutar de un viaje gastronómico, un viaje que sin movernos del centro de Pamplona nos llevará a a países de todo el mundo. El viaje lo guiarán los comandantes Iñaki Andradas y Luken Vigo y nos acompañarán y servirán Oihane Larrañegui, en la sala, y Jon Nuñez, encargado de los cócteles.

La tripulación del Baserriberri tiene como objetivo sorprender al viajero, que éste se siente con la mente abierta y deguste un menú a ciegas, un menú de siete o diez pasos donde partiendo del producto local y jugando con técnicas, sabores y productos de otros países, mezclan culturas gastronómicas, pero sabiendo siempre donde están, en Navarra, y siendo fieles a la tradición, esencia y raíces de la cocina navarra. Todo ello para hacer disfrutar al comensal con un viaje gastronómico.

El viaje comienza en casa, con un vermouth casero elaborado con una receta creada en el propio Baserriberri de la mano del barman Jon Nuñez. Un vermouth muy aromático y herbáceo, servido en un tubo de cristal con la medida justa para abrir el apetito y preparar el paladar de cara a los platos que vendrán a continuación.

El primer destino del viaje será el Mediterráneo. Nos llevarán al mar con un bocado de coral con algas, tartar de gamba blanca, jicama y mayonesa de Dasi. El mar en un simple bocado muy agradable cuyo regusto nos mantiene en el Mediterráneo mientras esperemos que llegue la segunda parada.

Del Mediterráneo a Perú con un ceviche de corvina con tuétano acompañado de palomitas agripicantes que le dan un toque crujiente y muy especial al plato, donde el frescor del ceviche y el toque graso de tuétano casan muy bien. Continuamos en Francia con un canelé de perretxicos con carbonara de remolacha y Miso. Partiendo del tradicional postre de Burdeos consiguen un plato muy suave y agradable al paladar.

De la suavidad del canelé, a los sabores más potentes de la cocina cajún, originaria de los EEUU, exactamente del Estado de Luisiana. El arroz caldoso cajún, además de traernos los sabores americanos, con los pimentones, también hace un guiño a los guisos caseros de nuestra tierra, esos guisos que se elaboran con morcilla, garbanzos y caldo de ibérico. Un plato con sabores fuertes, pero que para nada se hace desagradable en boca, ese pequeño toque picante te deja un regusto muy bueno.

De Luisiana a Alaska, con el plato de bacalao, un bacalao elaborado a la perfección, en su punto de cocción y que va acompañado de un pesto de piparras y unos pimientos del piquillo al pil-pil. Desde Alaska nos adentramos en territorio norteafricano con el carré de cordero con hummus de lentejas rojas, un plato que también nos traslada a la India con el Tiki-masala. Se trata de un carré de cordero asado a 120º para conseguir su punto exacto y que va rebozado de frutos secos, un gran plato para terminar la parte salada del viaje.

El viaje tiene un final dulce, pero con su toque salado, un postre especial, donde los sabores se conjuran y unen para goce y disfrute del paladar en la maceta de chocolate con bizcocho de albahaca, frutas de temporada, brotes de mandarina, gelatina de melocotón y espuma de chocolate blanco. Aterrizamos de nuevo en Pamplona con el financier con almíbar de pacharán y frambuesa, un gran colofón a un fantástico viaje gastronómico.

Baserriberri también nos ofrece la oportunidad de realizar pequeñas excursiones a diferentes culturas gastronómicas gracias a su propuesta de pinchos, pinchos que además de tener el reconocimiento de la clientela que se acerca a degustarlos hasta su barra, han sido galardonados con el premio de Oro en la pasada Semana del Pincho de Navarra. El pincho “dorado” es la Boomveja, un dorayaki de leche de oveja ahumada con lactonesa trufada y cordero al estilo Thai, una excursión a los países asiáticos.

Los pinchos los realizan al momento y además del premiado también merece la pena probar el pan de curry casero con mayonesa de kimchi, perdiz escabechada y berros o las Croquetas Boom, croquetas líquidas de jamón que se “explotan” al darles el primer mordisco, así que andar con cuidado.

Podemos poner la guinda a nuestra experiencia viajera degustando alguno de los 12 cócteles que nos prepara el barman Jon Nuñez, cócteles que siguen la filosofía de traer a la parte vieja pamplonica culturas gastronómicas de todo el mundo. Por poner dos ejemplos: el Piscosauer, elaborado con Pisco, zumo de lima, clara de huevo y angostura; o el Tikibaserri con mandarina, zumo de naranja y vodka.

Reserven su sitio y disfruten del viaje gastronómico de Baserriberri, su tripulación les espera.

Baserriberri Restaurante

San Nicolas 32, Pamplona

948222021

www.baserriberri.com


Comentarios