Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Receta Express

Ravioloni de burrata, copa y boletus

Club del Gourmet
Club del Gourmet 6/4/2017Comentarios

Esta receta te traslada a los sabores más auténticos y tradicionales de Italia. Con productos de alta calidad e intenso sabor que combinan distintas texturas, y convierten este plato en un bocado perfecto para esta temporada de primavera ideal para todos los paladares.

Ravioloni de burrata, copa y boletus

Ravioloni de burrata, copa y boletus

Receta para 4 personas
Tiempo de elaboración: 1 hora
Tiempo de cocción de la pasta 3 ó 4 minutos

Ingredientes para la pasta fresca

200gr de harina tipo 00
2 huevos a temperatura ambiente
1 litro de agua
1 cucharadita de sal gorda para cocer la pasta

Ingredientes para el relleno y para la salsa

30gr de boletus deshidratados
12 lonchas de Coppa Parma Negrini
1 burrata Negrini
½ cebolla
1 diente de ajo
100gr de mantequilla
Unas hojas de salvia
Queso parmesano rallado
Aceite de oliva
Sal

Elaboración

Poner la harina sobre la mesa de trabajo y formar un volcán de harina. Cascar los huevos en el hueco del volcán y comenzar a mezclar de fuera hacia adentro hasta que se integre bien el huevo con la harina y se forme una masa que no se pegue en las manos. Formar una bola, cubrir con papel film y dejar reposar unos 30 minutos. Mientras tanto, preparar el relleno y poner a hidratar las setas, escurrir y reservar.

Picar la cebolla finamente y el ajo en láminas y ponerlos a sofreír en una sartén con un poquito de aceite de oliva y unas pizcas de sal. Cuando la cebolla esté transparente, añadir las setas y saltear durante unos cinco minutos a fuego suave.

Poner en el vaso de un robot de cocina la burrata y la Coppa Negrini. Picar y mezclar con el salteado de setas. Reservar.

Estirar la pasta hasta que quede bastante fina pero sin llegar a transparentarse, y cortar dos partes iguales. Marcar cuadrados en la masa y poner una cucharada del relleno de setas, burrata y Coppa en el centro de cada cuadrado marcado. Cubrir con la otra tapa de masa y sellar los cuadrados para formar los ravioloni (como los ravioli pequeños pero con relleno más grande).

Pintar los bordes con agua para que la masa se pegue bien y los ravioli queden bien cerrados. De lo contrario se saldrá el relleno a la hora de cocerlos. Reservarlos en la nevera mientras se prepara la salsa.

Poner la mantequilla en un cazo a fuego suave. Pasados unos minutos, comenzará a soltar una espuma que hay que retirar. Cuando adquiera un tono marrón oscuro y un olor y sabor similar a la nuez o la avellana, retirar, colar y reservar.

Poner agua en una olla a calentar y dejar que alcance el punto de ebullición. Sólo entonces echar una cucharada de sal gorda y echar los raviolis. Cocer de 3 a 4 minutos y escurrir.