Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

25 años de Freixa

Redacción
Redacción 6/5/2011Comentarios

La familia Freixa: Ramon, Dori y Josep Maria

Empezó como un restaurante de cocina tradicional y consiguió una estrella Michelín con respeto y buen hacer. Reformuló la apuesta y se apuntó a la vanguardia. Mantuvo la estrella. Ha vuelto a los orígenes y se ha consolidado. Era el Racó d’en Freixa; ahora es Freixa Tradició, y en 2011 cumple 25 años de servicio al comensal. Empezó el padre, Josep Maria; lo cedió al hijo, Ramon, y como si la historia no entendiera de sucesiones temporales, ha vuelto al padre orgulloso, que sigue al pie del cañón.

De Freixa a Freixa, manteniendo un estándar de calidad que nunca defrauda. En edad de jubilarse aunque no lo parezca, el “manitas de plata”, como cariñosamente le llaman, acompañado por su mujer, Dori, una espléndida jefe de sala, quiere celebrar la efeméride por todo lo alto y ha ideado un menú que recupera algunos de los platos que han marcado la historia del restaurante, la historia de la gastronomía también en Barcelona, en Cataluña, en España quizá.

Josep Maria se levanta diariamente a las 07.00 de la mañana para elaborar el pan, un pan cuidado, con levaduras naturales, harinas biológicas y trigos especialmente escogidos que abandera la puesta en escena de su restaurante, y del de su hijo Ramon en Madrid. A las 09.00h, supervisa la preparación de los platos y la producción de los postres, y se prepara para el servicio de mediodía. Con el placer del trabajo bien hecho, acude a la piscina de siempre donde nada 1km cada día. Descansa y cena en poco tiempo; debe preparar el nuevo servicio. Es el Ferrari de la cocina. Un Ferrari que tomó de nuevo el volante del negocio familiar tras la marcha de Ramon a Madrid.

Platos para el recuerdo

 

El acogedor salón de Freixa Tradició

La familia Freixa quiere agradecer la confianza depositada durante tantos años recuperando platos con historia con motivo del  25 aniversario del restaurante. Para ello, padre, madre e hijo (que también quiere participar en el aniversario) vuelven a sacar  de la cocina platos emblemáticos que muchos clientes recuerdan y reclaman.  Entre otros, saldrán a escena raviolis de patata con butifarra negra y alubias del ganxet, merluza con compota de cebolla, hojaldre de langostinos al vino blanco, espinacas a la crema con gambas, rape con sus damas al cava o carpaccio de pies de cerdo gratinado con ajo-aceite, primer plato que elaboró Ramon cuando tomó las riendas del local. También recuperarán, entre otros, uno de sus postres más famosos, las delicias de mulata. Estos son algunos de los platos de los que se podrá disfrutar casi al precio de cuando se inventaron. Todo un lujo, ya que se puede comer muy bien por unos 30€. La oferta irá cambiando semanalmente, y se prolongará hasta finales de año “para que todo el mundo venga a disfrutar con nosotros”.

El Racó d’en Freixa, abrió sus puertas en 1986 en un local de la zona alta de Barcelona de la mano de Josep Maria Freixa. A mediados de los 90, Ramon, el hijo, cogió el mando de los fogones y dio una vuelta a la cocina catalana de antaño que servía el padre. Triunfó, y en 2009, se “emancipó” e inició en Madrid un proyecto que ya ostenta dos Estrellas Michelín en apenas dos años. El padre, no podía dejar sólo al local de Sant Elies y volvió a su cocina para devolverle la cocina que demandaba el momento. Actualmente, bajo el nombre de Freixa Tradició, el restaurante sigue vigente con una decoración renovada y un buen servicio, y con una cocina que vuelve para reconciliarnos con los sabores de nuestra memoria gustativa.