fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La DOP Alicante buscar recuperar variedades antiguas de la zona

Redacción
Redacción 28/1/2019Comentarios

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Alicante ha puesto en marcha un proyecto cuyo objetivo es recuperar aquellas variedades de uva antiguas de la zona y que por diversas causas han desaparecido.

 

Según la denominación de origen “el catálogo de variedades que existió en la huerta de Alicante y en otras comarcas protegidas – y del que hay testimonios históricos- la configuran invernaderos de muchas variedades. Uvas que se destinaban a vino pero también mesa e incluso pasas y que dieron pie a diversidad de negocios. Esta diversidad dio lugar a múltiples sinonimias y homonimias, filtradas a su vez con el habla y lenguaje de cada localidad, con esa curiosa mezcla entre castellano y valenciano, habitual de estos pueblos, y que ha complicado su reproducción o extensión”.

El primer paso que se ha dado es el de tratar de identificar aquel material vegetal que es diferente por su tipología, antigüedad o diseño. En muchos casos, es viñedo que está plantado actualmente, pero que está confundido en los registros vitícolas y que los propios agricultores señalan como “diferentes”. Para dar solución, el Consejo Regulador hizo una llamada pública a sus asociados para que informasen de esas parcelas y realizar un análisis que detectase de qué se trata realmente. Para ello, se ha contado con un equipo de investigación de la Universidad Politécnica de Valencia que dirige Carmina Gisbert.

Su grupo de trabajo desarrolla en el marco de un proyecto MINECO (CGL2015-708432-R) cofinanciado por Fondos FEDER, un proyecto de recuperaciones de variedades tradicionales de vid en desuso o a punto de desaparecer. En este proyecto se localizan cepas antiguas cuyos nombres se desconoce o se corresponde con variedades mencionadas en documentos anteriores a la llegada de la filoxera y lo identifican utilizando marcadores tipo microsatélites a partir del DNA (obtenido de las hojas). Esta es una metodología muy eficiente para llevar a cabo la identificación, pues cada variedad va a mostrar un perfil molecular determinado y único. Además llevan a cabo estudios de variabilidad genética, sanean variedades infectadas de virus e introducen material recuperado para su salvaguarda en condiciones de cultivo in vitro.

En este proyecto ya se han colectado más de 300 muestras de material vegetal en viñedos antiguos de la Comunidad Valenciana, y en comarcas de la DOP Alicante como La Marina Alta, L´Alcoiá-Comtat y zonas del Vinalopó Alto como en la Vall de Benexama, gran parte de las cuales ya han sido identificadas y se corresponden con variedades presentes en la zona antes de la llegada de la filoxera (botó de gall, forcallat, rojal, planta mula, valencí blanc, valencí negre, verdil, etc.). Se han localizado y/o analizado distintas variedades en peligro de extinción (ie. esclafagerres y raïm del clotet, entre otras) y se han detectado sinonimias y confusiones en la nomenclatura. Como ejemplo de localización de una variedad antigua a la vez que de distintas sinonimias podemos comentar que se han encontrado en distintos campos de las provincias de Alicante y de Valencia plantas de ‘moscatel’ con los nombres de ‘grumer’, ‘moscatel del terreno’, ‘moscatel dulce’, ‘moscatel de Alicante’, ‘gustico de Elche’ o ‘moscatel d’Alfàbega’ que tienen el mismo perfil molecular y que, por lo tanto, son la misma variedad que podría ser el ‘grumer moscatell’ mencionado en algunos documentos.

El análisis molecular también ha permitido análisis de variabilidad genética lo cual resulta útil para encontrar variabilidad dentro de una misma variedad y entre variedades, indicando proximidad genética y grado de parentesco.

La presencia de estas dos variedades desde muy antiguo en la zona y el haber encontrado el mismo genotipo con distintos nombres, hace pensar que podría haberse producido en esta zona la hibridación que originó esta variedad. Por otra parte, se han encontrado errores de nomenclatura y confusión entre variedades. Por ejemplo, plantas colectadas como ‘morastell’ (sinónimo de Graciano) han resultado ser ‘monastrell’ y viceversa; la misma situación se ha dado con ‘arcos’ y ‘forcallat’. También con un mismo nombre se han encontrado distintas variedades e incluso genotipos sin identificar como ha ocurrido por ejemplo con la variedad ‘tortosí’ o con muestras de ‘malvasía’.


Comentarios