fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Aniversario 15 años: Castillo de Canena se disfruta con Cinco Sentidos

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 14/3/2018Comentarios

Los americanos, tan fans de las historias de reinvención profesional, aplaudirían entusiasmados el relato de los últimos quince años de la empresa familiar Castillo de Canena.  Una aventura que surge tras un replanteamiento vital y que hoy celebra el decimoquinto aniversario de una trayectoria que dibuja su presente con un prometedor horizonte.

“Hace unos años, y tras una larga carrera profesional en multinacionales, la crisis de los cuarenta provocó que me planteara reorientar mi futuro profesional y me propuse convertir los aceites a granel de mi familia –relacionadas con el sector olivarero desde 1780- en aceites de excelencia”, así comienza el relato de Rosa Vaño, quien abandonó su puesto directivo en Coca-Cola, y convenció a su hermano Paco para que hiciera lo mismo con su trabajo en Banco Santander y se uniera a ella en esta aventura. Quince años después, ese futuro incierto que envuelve a todo proyecto ambicioso en sus albores, se transmutó en un presente muy bien construido sobre el éxito.

Para ellos, la clave ha sido su empeño en “devolver al campo lo que nos da. Y si podemos devolverlo mejor de lo que lo obtuvimos, mejor”. Y añaden “ante todo, somos agricultores, no aceiteros”. Rosa explica que se inspiraron en la idea del château francés y que, dada la alta competencia en la zona donde se localizan -Jaén-, su voluntad fue siempre exportadora. De hecho, la primera añada se destinó directamente a Dinamarca. Hoy día venden en 52 países.

Además del quince aniversario, este año celebran el reconocimiento reiterado de la guía italiana Flos Olei a sus aceites. La guía, publicada en Roma, es una de las más prestigiosas y antiguas que existen y cada año valora los mejores aceites de oliva virgen extra del mundo. Hasta el momento, Castillo de Canena ha sido de las pocas empresas que han conseguido que tres de sus aceites hayan aparecido en esta guía. Este año, por ejemplo su Reserva Familiar Picual ha sido considerado el mejor aceite del mundo.

Rosa y Paco Vaño explican que una de las técnicas de laboreo en el campo que mejor resultado les ha dado –y en la que han sido pioneros- es la de la cosecha temprana,  “el anticipar la recolección en dos meses, con frutos aún verdes o alimonados y con un contenido oleico bastante bajo, nos proporciona unos AOVE muy distintos: frescos, fragantes, de gran complejidad aromática y con características sensoriales herbáceas y notas de cata a tomate, tomatera, hierbas aromáticas, trigo verde, almendra verde y plátano verde. Son AOVE robustos, potentes pero también elegantes y equilibrados. Siguen distinguiéndose por su estabilidad pero sus antioxidantes naturales (biofenoles y tocoferoles) se ven multiplicados”. Rosa continúa con una recomendación culinaria “es excelente como aliño de ensaladas o sopa de tomate y gazpacho o para degustar con jamones, quesos  y carnes a la brasa”.

 

Proyecto Arbequina & Co

Bajo este nombre se esconde un estuche con cuatro pequeñas botellas, numeradas del 1 al 4, en las que se han mezclado el aceite de oliva virgen extra de arbequina con una gama de aceites esenciales procedentes de flores, plantas y frutas.

El proyecto está enfocado, principalmente, al ámbito culinario de los quesos y de la coctelería aunque es cierto que no se limita solo a esos dos mundos. Si observamos cada uno de los envases, se pueden leer las indicaciones de su consumo, además de los ingredientes que lo componen. Por ejemplo, se recomienda añadir una gotas del  02 –que lleva limón, hierbabuena e hinojo- a cócteles como el margarita o el daiquiri; a quesos como la mozzarella y el emmental o a platos como la crema de verduras, la tapenada, el ceviche o las ostras. En el caso del 04, con canela, nuez y bergamota,  se aconseja para tés fríos, piña colada; quesos como el manchego y el fresco y platos como tartas de chocolate, galletas, macedonias y ensaladas de naranja.

Ahora mismo, están acabando de perfilar un nuevo proyecto: una gama de aceites ahumados.

La celebración del decimoquinto aniversario se organizó en el estrella Michelin Cinc Sentits (Barcelona) donde su chef Jordi Artal superó con nota el reto de preparar un menú con toda la gama de aceites de Castillo de Canena.

Sostenibilidad

En el transcurso de la jornada, Castillo de Canena añadió que su preocupación por el entorno les ha llevado a disponer en su almazara e instalaciones de plantas de energía fotovoltaica, cubierta vegetal en toda la explotación –lo que reduce la erosión del terreno y preserva la vegetación herbácea autóctona- y a utilizar los restos de la poda en biomasa como combustible ecológico no contaminante. Aparte nos indican que son miembros de la alianza EVA, “la primera asociación internacional de productores de AOVE cuyo objetivo es promover y garantizar –mediante estrictos controles y un sello de calidad común- la excelencia en la obtención y conservación de vírgenes extra a lo largo de toda la cadena de distribución; así como la sostenibilidad y preservación del ecosistema del olivar”. La compañía también pertenece a la asociación Grandes Pagos del Olivar.

Actualmente cuenta con 1.500 hectáreas y 285.000 olivos.

Más información en su página web.


Comentarios