Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Ariadna Julian, nueva chef de Monvínic

David Salvador Ibarz
David Salvador Ibarz 16/11/2016Comentarios

El restaurante y wine bar barcelonés Monvínic estrena jefe de cocina. “Como un paso adelante a nivel gastronómico para igualar en excelencia a la propuesta vinícola” –en palabras de su directora general, Clara Saludes-, la joya culinaria del empresario Sergi Ferrer-Salat ha presentado en público a la persona que guiará a partir de ahora su culinaria: Ariadna Julián. La chef sustituye en el cargo al segundo cocinero en la aventura del restaurante, Guillem Oliva, quien habitó sus cocinas desde principios de 2014. Antes, el proyecto lo inició Sergi de Meià –ahora al frente de su propio restaurante también en la ciudad condal- quien inauguró en 2008 y compartió saberes hasta finales de 2013.

La chef Ariadna Julian (segunda por la izquierda) con el equipo de cocina de Monvínic. Foto Iñigo Somovilla

La chef Ariadna Julian (segunda por la izquierda) con el equipo de cocina de Monvínic

Ariadna Julian se une así a Isabelle Brunet, directora del equipo de sumilleres y jefa de sala, y a Clara Saludes para erigir un trío de féminas en las que Ferrer-Salat confía “para alcanzar la excelencia”. Les acompaña César Cánovas –mejor sumiller de España 2006- como sumiller y brand ambassador, labores que compagina con las clases de sumillería en la Escuela de Hostelería CETT de la capital catalana.

La chef llega a Monvínic “para dar un pasito más” a un tipo de cocina que ha definido al restaurante desde sus inicios: la que apuesta por los productores y proveedores locales, por la riqueza del territorio y el devenir de las estaciones, siempre con platos de técnica y cuidada presentación. Julián presenta ya su nueva carta, en gran parte a la brasa, en la que muestra credenciales: ensalada con granada fresca, finas lonchas de pato y caballa ahumados; cocotte de verduras con bulgur y especias marroquíes; corzos con membrillo, canela, naranja y poivrade, u ostras rebozadas en croqueta Villeroy. Siempre con el sello Slow Food de la casa, siempre con producto fresco de temporada, próximo y de máxima calidad y, ahora, con una gran variedad de setas y verduras.

Será la inmersión en el hogar de más de 3.000 referencias de vino de  los cinco continentes de una chef que apuesta. Para acompañar y reforzar el aterrizaje, Monvínic ha impulsado la experiencia gastronómica mediante la mesa del chef. Situada dentro de la cocina pero con vistas al jardín vertical del patio interior, es la ubicación perfecta para disfrutar del imperio Julian.

Mesa del chef de Monvínic. Foto: Iñigo Somovilla

Mesa del chef de Monvínic

Ariadna Julian

Largos años de inmersión en el oficio han llevado a Ariadna a grandes casas triestrelladas como Can FabesTaillevent (París), pasando por otras casas imprescindibles allende nuestras fronteras como La Belle Otéro** (Cannes), La Cascade** (Lyon) o Fredsgatan 12* (Estocolmo), o por restaurantes locales como Cal Xim (Sant Pau d’Ordal, Barcelona) donde sus tres años como jefe de cocina le permitieron adquirir un notable dominio de la brasa, técnica que ahora implementa en Monvínic. Todo ello sin olvidar su labor al frente de su propio restaurante (El Fil d’Ariadna, Sabadell), en el cual unió la experiencia acumulada con su propia creatividad.


Comentarios