Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Arola reabre tras llegar a un acuerdo con Hacienda

Redacción
Redacción 9/7/2013Comentarios

El chef insiste en que el precinto a su restaurante por la deuda acumulada fue “injusto e innecesario”

Sergi Arola.

Un acuerdo con Hacienda permitirá al chef Sergi Arola reabrir su restaurante Arola Gastro de Madrid, cerrado hace dos semanas después de que la Agencia Tributaria le precintara la bodega, la coctelería y la mesa dispuesta en la cocina. El establecimiento debía 148.000 euros a la Agencia Tributaria y 160.000 a la Seguridad Social, según Efe.

El propio chef lo ha anunciado en un comunicado, en el que prescinde de sus críticas hacia Hacienda, vertidas la semana pasada tras el precinto. “Somos conscientes de que son tiempos muy difíciles para la pequeña y mediana empresa, y de que desgraciadamente esta crisis económica y de confianza nos ha atropellado a todos sin compasión, y que solo con esfuerzo y dedicación podremos salvar esta situación y proteger con ello los puestos laborales de los excelentes profesionales de nuestro querido establecimiento, siendo conscientes de que el esfuerzo que ahora toca es mayor, pero de un modo más firme que nunca, queremos todos los miembros de este equipo reafirmar nuestra voluntad de llevar a buen puerto el sueño que iniciamos ahora hace cinco años para ayudar a poner a Madrid, con otros queridos compañeros de profesión, como una de las capitales culinarias del mundo”.

Sin embargo, en su cuenta de Twitter, Arola ha vuelto a arremeter contra el precinto, considerándolo “injusto e innecesario”. En el momento de conocerse, el chef ya lamentó la decisión y la consideró un “escarmiento”. “Así me pagan todos estos años de servicio de representación a mi país”, afirmó.

La intención del chef ahora es intentar reabrir este mismo miércoles y volver a “la normal actividad” de su restaurante, ubicado en la calle Zurbano y que cuenta con dos estrellas Michelin. Poco antes de anunciar la reapertura, el chef, también a través de Twitter, ha anunciado -a posibles interesados- que se ve “obligado” a venderse a su “pequeña”. Es decir, una Harley Davidson.

Arola también espera poder dar “buenas noticias respecto a nuevos proyectos” en un breve plazo de tiempo, y agradece el apoyo de la gente en los últimos días.