Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Arzak, Elkano y el Ganbara, entre los premiados en la gran noche de la cocina guipuzcoana

Mitxel Ezquiaga
Mitxel Ezquiaga 19/6/2014Comentarios

Los ‘Más Gastronomía’ de El Diario Vasco distinguen a los profesionales más destacados del año

Fue la noche de los grandes clásicos: de Arzak al Ganbara, de Elkano a la sidrería Zelaia. Los premios Más Gastronomía, que concede el grupo de El Diario Vasco, destacan cada año a los profesionales de la cocina de Gipuzkoa. Y aunque la cosecha del 2014, en su conjunto, ha resultado excelente, dos nombres sobresalieron en la fiesta celebrada en San Sebastián: el restaurante Arzak, que conmemora los 25 años de su tercera estrella Michelin, y el Elkano de Getaria, doblemente premiado. Su actual cabeza visible, Aitor Arregui, recibió un galardón en homenaje a su padre, Pedro Arregui, fallecido hace unos meses, y el asador obtuvo también el gran premio Keler, por votación entre los asistentes a la cena.

Premiados de Más Gastronomía 2014. Fuente: Nagore Iraola.

El Tenis fue escenario de una cálida fiesta que congregó a buena parte de los nombres más significativos de la gastronomía guipuzcoana. Era una noche especial porque varios galardones distinguían la veteranía de algunos clásicos o el relevo generacional en algunos de los templos de nuestra cocina, y por eso las lágrimas afloraron en una gala que fue presentada por el periodista Tito Irazusta.

Aitor Arregui protagonizó el momento más entrañable al recibir de David Martínez, director general de El Diario Vasco, y de los representantes de la firma Balfegó, el premio por el 50 aniversario de su restaurante y el homenaje a su padre, Pedro Arregui. Lo mismo ocurrió cuando recibió el gran premio Keler de Elena de Elera.

Otro de los grandes momentos llegó con la entrega del premio a los Arzak. Rubén Trincado, de El Mirador de Ulía, y Mauro Vergara, de Equinoccio Viajes, fueron los encargados de dar sus galardones a Juan Mari y Elena Arzak. “Tenemos cuerda para rato”, advirtió Juan Mari.

Los aniversarios marcaron muchos premios. Amaia Ortuzar y su hija, Nagore Martínez, recibieron su galardón por los treinta años del Ganbara, el gran punto de reunión de la Parte Vieja, que fue entregado por sus amigos Juan Mari Arzak y Javier Bereciartua, del Portuetxe. Y el Trinkete Borda, de Irun, otro asador enclavado en un paraje envidiable, cumple 25 años e Iñaki Hernández, recibió el premio correspondiente de Pablo Loureiro, del Urola, y Luis Mari Bujanda, del Abarka de Hondarribia.

Tristán Montenegro y Maite Sabadell, artífices de una amplia nómina de locales de éxito en San Sebastián, de Bataplán al Café de la Concha, recibieron el premio por el conjunto de su trayectoria de manos de Hilario Arbelaitz, del Zuberoa, y de Emiliano Ginés, de Pescados Ginés. Y su yerno Kevin Patricio, promotor de La Madame, el córner más neoyorquino de Donostia, fue galardonado por el Basque Culinary Center (BCC) como “promesa hecha realidad”. Jose Mari Aizega e Iñigo Clemente, del BCC, fueron los encargados de entregar la distinción.

La sidrería Zelaia protagonizó otro momento estelar. Su gran jefe, José Antonio Gaincerain, cede el mando a sus hijas Maialen, Oihana y Jaione, y juntos recibieron el premio de Bittor Oroz, viceconsejero de Agricultura del Gobierno Vasco, y José Antonio Goya, de Cárnicas Goya.

El galardón al mejor programa de televisión fue para Robin Food, de Martin Berasategui y David de Jorge (los dos en viaje de trabajo) y fue Alvaro de Jorge quien en su nombre recibió el premio de Isabel Kortadi, de Teledonosti, e Iñaki Gorrotxategi, de Dulces Gorrotxategi.

Asier Landa, del Landa de Mendaro, se llevó el premio al mejor tratamiento de vino, entregado por Pepe Dioni y Joxean Eizmendi, y el bar Antonio de San Sebastián, otra cita clave en la hostelería local, fue distinguido por su mimo al producto. Humberto Segura y Ramón Elizalde recibieron el premio de Roberto Ruiz, del Frontón de Tolosa, y Joaquín Arratibel, de Divinus Catering.

El premio “mediático” fue para el asador Bedua, escenario de la película 8 apellidos vascos, recibido por Isabel Antia de manos de Francis Tamayo, de La Perla, e Iker Monzón, de Cafés Aitona.

Jesús Ancisar, del Arrokaberri de Hondarribia, recibió el premio a la carta más completa de Anuska Ezkurra, del Gobierno Vasco, y Santiago Soguero, del Bokado Aquarium, fue galardonado como mejor jefe de sala. Recogió el premio de Joserra Calvo, de Mugaritz.