Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

BarRi Diagonal, producto y técnica

Redacción
Redacción 10/2/2017Comentarios

Al igual que su hermano mayor, BarRi Sarrià, el segundo local de Guillermo Barri en Barcelona, BarRi Diagonal, abre sus puertas pisando fuerte. ¿El objetivo? Ser en un referente en el barrio donde se ubica -todo un desafío- y convertirse en un punto de encuentro donde crear comunidad.

Alejandro Loaiza. Foto: Aio Vicedomini

Alejandro Loaiza. Foto: Aio Vicedomini

No lo tiene fácil pero a Guillermo Barri no le preocupan los retos. Si ya lo consiguió en Sarrià, se busca repetir la fórmula en Diagonal, concretamente en la calle Casanova. BarRi llega dispuesto a conquistar a sus vecinos con una propuesta funcional en la que caben el desayuno, la comida, la merienda y la cena de lunes a domingo. Una buena iniciativa si se tiene en cuenta que los domingos noche la oferta gastro en Barcelona es limitada.

El artífice de la carta es Alejandro Loaiza -cuya trayectoria incluye El Celler de Can Roca, Alkimia y Spoonik– que busca la complicidad del comensal: propone, prueba y el cliente juzga. “Queremos hacer barri también en las comidas, y que los de la zona descubran platillos diferentes cada día”, afirma. Su filosofía queda clara “es un restaurante de barrio que se preocupa por la salud y por el gusto, de los clientes y de los productos”. ¿Qué encontraremos en la carta? “Producto y técnica, sin excesos pero sin defectos, siempre con presentaciones cuidadas y propuestas caseras, de proximidad y de temporada”.

El restaurante se divide en diferentes espacios entre los que se incluye una terraza, a buen recaudo del tráfico de la ciudad. Confiesan que cuando se aligeren las temperaturas el patio entrará en la sala para que el chill-out crezca, completando un restaurante para relajarse con un ambiente acogedor.

¿Qué te llamará la atención?

El Rolls-Royce de azul corporativo donde puedes sentarte y tomar algo; una propuesta para mediodía de 14,90 euros, la posibilidad de pedir botellas magnum -aparte de la de 75 cl o el vino por copas- o la oferta de brunch dominical.  A destacar que se ofrece al comensal agua para que él mismo se sirva. Para ello se han colocado tres surtidores (en el pasillo, frente a las pequeñas mesas) por si uno la toma natural, con gas o fría.

Ensaladilla rusa. Foto: Aoi Vicedomini

Ensaladilla rusa. Foto: Aoi Vicedomini


Comentarios