Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Canarias celebra su Día con música, vino y gastronomía en armonía

Xavier Agulló
Xavier Agulló 30/5/2018Comentarios

Ayer, el día en que Ferran Adrià la jugó a lo grande con los alumnos de hostelería del archipiélago y su “puchero canario”, por la noche, en la Bodega Valle de Güímar (Brumas de Ayosa), se unieron música, vino y gastronomía para dar la bienvenida al Día de Canarias, hoy.

Narvay Quintero y José Juan Lemes. Bodega Valle de Güímar. Arafo. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

Narvay Quintero y José Juan Lemes. Bodega Valle de Güímar. Arafo. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

La jornada de ayer estuvo movida. Las incomprensibles críticas (pocas pero, como siempre, estridentes) a la acción de Ferran volvieron a demostrar que los “nacionalismos” radicales siempre tienen un lado oscuro. Quienes abominaron del “puchero” de Adrià olvidaron no sólo su etapa seminal en Canarias, sino también que el conejo en salmorejo, tradición canaria, se convirtió en el Bulli de finales de los 80 en una de las primeras elaboraciones de culto del que luego sería el mejor cocinero de la historia. Aunque, en realidad, ¿qué importan estas cuestiones circunstanciales? Lo extraordinario fue ver como una de las personas más influyentes del mundo se entregó si reservas a todos los alumnos y “amateurs” de hostelería de las islas. Sí, “malgré tout”, para ellos, para todos los aficionados canarios y para todos los que hemos sentido la llamada de la gastronomía, ayer fue un gran día.

Y una gran noche. Brillaba la luna llena sobre el Atlántico inabarcable (en Canarias, debido a su orografía, el océano siempre es más ancho, más profundo) mientras la sinuosa carretera nos acercaba a la Bodega Valle de Güímar, el lugar de la cena que daría la bienvenida al día nacional del archipiélago. Los oficiantes, la banda (soñándose ayer orquesta) AAM La Candelaria, los vinos Brumas de Ayosa y el chef Jorge Bosch (La Bola). Una partida a tres bandas entremezclando sensaciones y emociones. Presidiendo, el consejero de Agricultura del Gobierno de Canarias, el herreño Narvay Quintero, un hombre implicado hasta lo indecible en el sector primario y la gastronomía como binomio virtuoso, uno de estos políticos que “hacen y hacen” y que, por su talante y sus acciones, devuelven la fe en la política como arma de transformación social. A su lado, el alcalde de Arafo, José Juan Lemes. Al fondo del comedor, la banda. Más allá, Bosch elaborando. En medio de todo, Paula Mastropierro (mujer y jefa de sala de Jorge) y su equipo. En la mesa, los platos de La Bola…

El bacalao de Jorge Bosch. Bodega Valle de Güímar. Arafo. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

El bacalao de Jorge Bosch. Bodega Valle de Güímar. Arafo. Tenerife. Islas Canarias. Foto: Xavier Agulló.

Suena un aire de folía, burbujea el frizzante 5 y brilla el tomate con helado de mojo verde. Víctor Estárico, timplista, punteando el baile del vivo, herreño, con un salmorejo de mango de la misma isla con ibérico y un blanco seco. El tartare de atún con mango suena a isa y a timple, y se alegra del blanco sobre lías. Exacto, el bacalao confitado con licuado de berros se alía con el blanco y se extasía de un toque meridiano. La carrillera con batata y reineta, el tinto y los cantos de la tierra nos despiden antes de los postres, ya adentrada la noche. Hoy también será un gran día.


Comentarios