Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El chef Pere Planagumà deja Les Cols

Salvador Garcia-Arbós
Salvador Garcia-Arbós 28/2/2017Comentarios

Pere Planagumà ha dejado Les Cols este febrero tras quince años de estrecha colaboración con Fina Puigdevall, como jefe de cocina. Planagumà quiere comenzar una nueva etapa, en la que, según asegura, desea firmar su propuesta. Su nuevo proyecto, situado en Roses, en la Costa Brava, ya está bastante avanzado, y próximamente será anunciado.

Formado en la Escola d’Hostaleria i Turisme de Girona, con Joan Roca de profesor, Pere Planagumà (Olot, 1975) se ha formado en algunos de los espacios más icónicos de la historia de la gastronomía. Sus primeros pinitos en la cocina fueron en Les Cols, gracias a la relación de sus padres con el cocinero del restaurante, al que tenían alquilado una vivienda. “Se enteró de que yo quería ser cocinero y un día me propuso ir a preparar una mise en place y empecé a ir”.

Como profesional comenzó junto a Xavi Sagristà y Toni Gerez, cuando, tras dejar elBulli rescataron el Mas Pau. Planagumà trabajó en la cocina como jefe de partida de carnes y pescados.

Creció y sus amigos le encontraron un hueco para una estancia de cuatro meses en El Bulli, el santuario de Juli Soler y Ferran Adrià. De la vanguardia más absoluta viajó hasta el clasicismo francés más exquisito, el mito de la alta cocina clásica: La Tour d’Argent. Tras ocho meses en París, estuvo en El Celler de Can Roca, que dejó en 1997 para fichar como cocinero privado en un castillo, para gente distinguida de la lista Forbes; allí viajó, comió y aprendió más, con permiso para crear.

Y luego en 2002 llegó a Les Cols, cuando Fina le pidió un asesoramiento. Más adelante le pidió que se integrara al equipo. Con Les Cols, Planagumá, jamás había abandonado la relación que había comenzado cuando era un quinceañero, pues les echaba una mano entre trabajo  y trabajo.

Con la presencia de Pere Planagumà en el equipo, Les Cols ha conseguido sus dos estrellas Michelin: la primera en la guía 2005 y la segunda en la de 2010.

Ahora el cocinero de Olot va a abrir un nuevo proyecto Roses, del que próximamente anunciará los detalles junto a sus socios. Sabemos que el nuevo local tendrá dos ambientes: uno popular y otro de alta cocina, según su visión de la cocina y sus aprendizajes en todas partes. La filosofía  gastronómica del nuevo establecimiento será la evolución de su trabajo en Les Cols: cocina tradicional ampurdanesa, en una plaza como Roses en la que el pescado tiene un peso específico muy importante. Va a estar muy patente su compromiso con el territorio y la temporada.

En resumen, Pere quiere poner nombre a su propuesta y que los platos de su creación lleven su nombre.


Comentarios