Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Conclusiones del Congreso Hecho en los Pirineos

Redacción
Redacción 27/3/2017Comentarios

La primera edición del evento Hecho en los Pirineos, dedicado al producto y la gastronomía, se celebró del 18 al 21 de marzo en el Palacio de Congresos de Huesca. El éxito de este estreno, al que acudieron 365 congresistas, obliga a una segunda edición que se organizará en la primavera de 2019. Estas fueron las conclusiones.

La creación de la primera edición de Hecho en los Pirineos fue fruto del debate sobre si existía una gastronomía realmente vinculada al producto hecho en los Pirineos. El objetivo, si la respuesta era afirmativa, era recoger su recetario, identificar los productos y generar un corpus básico de dicha culinaria. Nació en el marco del proyecto Poctefa. Con respecto a esta primera edición del congreso, los organizadores explicaban “aquí se han lanzado muchas preguntas y se ha abierto el primer debate, necesariamente limitado en temas y aspectos, pero lo suficientemente amplio como para enmarcar el trabajo de los meses posteriores.  Pues este primer congreso, antes que lograr conclusiones cerradas y definitivas, pretende estructurar el marco de debate, definir y delimitar los productos de ambos lados del Pirineo, indagar sobre esa hipotética cocina pirenaica y ver qué se necesita para irla definiendo”.  Dado que el congreso generó “más debate e incertidumbres que certezas”, se planteó la posibilidad de repetir en una segunda edición prevista para la primavera de 2019.

Valoración y conclusiones

-Alta aceptación de esta iniciativa que ha superado las expectativas previstas en el proyecto, no solo en el número de asistentes sino también en el número de ponentes que han colaborado. El congreso acogió sus dos primeros días una feria agroalimentaria además de talleres, ponencias, conferencias y debates. Según los organizadores, durante los cuatro días del congreso acudieron más de ocho mil personas.

-El primer día se expusieron diversos modelos para ayudar a fijar la población “buscando que el valor añadido del producto agroalimentario se quede en el territorio”. También se establecieron contactos “para intercambiar producto local de ambos lados de los Pirineos”.

-Se destacó el papel fundamental del productor y la necesidad de crear una marca de calidad.

-Se reivindicaron los vinos blancos de la zona; el Ternasco de Aragón como producto local; la larga tradición de dulces y helados, la trucha, el esturión y el caviar como producto pirenaico; el retorno de las salsas; el buen uso del arroz crecido con las aguas del deshielo para las preparaciones asiáticas y, finalmente, se pusieron en valor las setas y la trufa. También se agradeció a Francia el habernos mostrado “la cultura del pato y del foie”.

-Durante el congreso se homenajeó a Maruja Callaved, presentadora del programa Vamos a la Mesa (1967), primer programa de gastronomía de televisión en España.

-El ganador del Concurso Internacional de cocina con trufa de Huesca fue el cocinero Ismael Cano, de la Venta del Sotón, en Esquedas con el plato Arroz de pato ahumado con setas y trufa. Frank Gómez (Almería), propietario y jefe de cocina Foody Allen Japofusión, con su Sablé de anguila ahumada con consomé dashi de trufa negra de Huesca; y Adrián García, del zaragozano Atípico, con Yema de oca curada inyectada con jugo de trufa, tierra de aceitunas negras, piel de yuba trufada, erizos y carabineros ahumados en palosanto, fueron los otros dos finalistas.

-El congreso ha publicado un libro virtual  Pepitoria Una bibliografía muy personal, en formato pdf, escrito por José María Pisa. El objetivo es que se convierta en un primer catálogo de «publicaciones que aporten ese conocimiento básico de la cocina y los alimentos de los Pirineos centrales», que irá creciendo con sucesivas aportaciones. Puede descargarse aquí.


Comentarios