Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Desarrollan un software para predecir la vida útil de los alimentos

Redacción
Redacción 19/10/2017Comentarios

El centro tecnológico valenciano Ainia ha ideado una herramienta informática que ayuda a conocer la vida útil de los alimentos poco perecederos y comparar entre diferentes lotes. La investigación se encuentran dentro del marco del proyecto Acelera 4.0 que cuenta con el apoyo del IVACE, a través de la convocatoria de ayudas dirigidas a centros tecnológicos de la Comunidad Valenciana de I+D en cooperación con empresas.

La nueva herramienta informática que acaba de desarrollar Ainia -que busca impulsar la Food Industry 4.0- basa su funcionamiento en una serie de modelos matemáticos y se ha testado en snacks, galletas y purés de frutas y vegetales de cinco empresas valencianas. De acuerdo con las palabras del departamento de nuevos productos de este centro tecnológico, Marta Gisbert: “Este nuevo modelo predictivo permite anticiparnos y obtener la información sobre cómo se va a comportar el producto y qué caducidad va a tener en mucho menos tiempo”. Según, Juan Pablo Lázaro, técnico del departamento de información y telecomunicaciones de la misma empresa, “el software busca canalizar toda la información que proviene de los datos del laboratorio sobre distintas estabilidades y parámetros físico-químicos, sensoriales e incluso nutricionales en distintas condiciones de humedad, temperatura, apertura y cierre del envase… para definir una serie de modelos que nos permiten tomar decisiones sobre el límite de la vida útil del producto.”

Esta herramienta es el resultado de las investigaciones realizadas en el marco del proyecto Acelera 4.0 que cuenta con el apoyo de IVACE, a través de la convocatoria de ayudas dirigidas a centros tecnológicos de la Comunidad Valenciana de I+D en cooperación con empresas 2017. Estas ayudas IVACE están cofinanciadas por los Fondos Feder de la UE.

Así como en los alimentos perecederos es fácil conocer su vida útil en un corto periodo, no ocurre así con los poco perecederos ya que, en algunos casos, dada su larga caducidad resulta complejo conocer exactamente cuándo se inicia su degradación. En ocasiones, saber exactamente su fecha de caducidad requiere meses o años, lo que dificulta o aplaza su lanzamiento al mercado. El nuevo software que ha desarrollado Ainia permite reducir ese tiempo.


Comentarios