Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Dinner at Heston Blumenthal gana el premio de restaurante del año de Londres

Redacción
Redacción 11/5/2011Comentarios

Dinner at Heston Blumenthal, el nuevo restaurante del cocinero británico en el Hotel Manadrin Oriental de Londres,  ha ganado uno de los premios más importantes que se conceden en la ciudad justo cuatro meses después de su apertura. El nuevo concepto de Blumenthal, que sirve comida inspirada en históricos platos británicos, fue nombrado Restaurante Tatler del Año en una ceremonia en el Hotel Langham.

Blumenthal, de 44 años, que se ha hecho famoso por el restaurante The Fat Duck de tres estrellas Michelin en Bray, dijo que el crédito del premio debe ir para su socio y chef ejecutivo Ashley Palmer Watts, quien recogió el galardón en su nombre. “Ashley es el responsable de producir la calidad y de hacer todo el trabajo”, afirmó.

Palmer-Watts dijo que el premio era “increíble” y un tributo al duro trabajo de todo el equipo: “Fue una noche grande, estás de pie en la misma habitación que chefs y restauradores increíbles, modelos a seguir como Pierre Koffmann y Ruth Rogers. Debes pellizcarte para creértelo”. Uno de los platos que más han triunfado es el “Meat fruit”, un parfait de hígado de pollo hecho para parecer una mandarina e inspirado en una receta medieval, del que se están unas 800 raciones a la semana.

En la décima edición de los premios Tatler, también han sido premiados Norman Russell y Richard Beatty como restauradores del año por sus tres restaurantes Polpo, Polpetto y Spuntino, que han abierto sus puertas en tan solo dos años y donde no admiten reservas.

El cofundador de River Café, Ruth Rogers, recogió el premio Laurent-Perrier a la trayectoria, que dedicó a su fallecido socio Rose Gray: “Me siento muy honrado porque sé que muchas personas han trabajado tan duro. Rose estaría muy orgulloso, sería muy feliz”.

Otros ganadores fueron Launceston Place como mejor carta de vinos; Stephen Macintosh y Paulo de Tarso, de Bar Boulud, por el mejor servicio de sala; Koffmann’s at The Berkeley por la mejor cocina y Brawn en Bethnal Green por el mejor restaurante nuevo.  Joe Allen, que se inauguró en 1977, ganó la prueba del tiempo; Hakkasan Mayfair se hizo con el “No hay plazas”; y Jesse Dunford Wood, de Mall Tavern ganó el premio al sabor de Londres.

Jeremy Wayne, editor de Tatler Restaurant, destacó que “ha sido un año como ningún otro, la escena en Londres está tan caliente que hasta la gente huye de los restaurantes malos”.

Fuente: Miranda Bryant and Jonathan Prynn, “Standard”.