Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Don Giovanni 3.0. Tumbarello en Barcelona

David Salvador Ibarz
David Salvador Ibarz 13/10/2016Comentarios

Lleva años afincado en Madrid; consagrado en una ciudad que le ha adoptado como hijo, en la que Andrea Tumbarello -italiano de sonrisa perenne- se siente en casa. Años de buen trabajo y dedicación que le han valido el respeto de la profesión. Tesón y empeño que abrieron al denominado “rey de la trufa” las puertas gastronómicas de la Costa del Sol (con Don Giovanni Finca Cortesín) y, desde hace dos años, de Barcelona, donde ya va por el segundo restaurante. Ambos sitos en hoteles NH, ambos con chefs ejecutivos en los que Tumbarello ha depositado confianza y compartido aptitudes; “los mejores restaurantes italianos de la ciudad”.

Andrea Tumbarello y Nicolau Torra. Foto: David Salvador

Andrea Tumbarello y Nicolau Torra. Foto: David Salvador

Son palabras del italiano, que comparte y difunde entre sonrisas, sin atisbo de proselitismo. “Vine a Barcelona para acercar la propuesta de Don Giovanni Madrid, adaptándola al gusto local, a la del hotel donde estoy y a la del chef que llevará el día a día”. “Y con pescado”, apunta. En la capital española no tiene. Así, las cartas de los dos restaurantes en la ciudad condal reflejan la esencia de Don Giovanni, “con la base de cocina tradicional italiana”, y avanzan en el espectro de restaurante gastronómico, “con mayor juego de mezcla de sabores, con presentaciones diferentes y con vajilla adaptada”, en palabras de Nicolau Torra.

Torra es el chef ejecutivo de Don Giovanni Calderón (el restaurante que abrió Tumbarello en febrero en el NH Collection Barcelona Gran Hotel Calderón) y el inventor del término con el que describen su cocina: Don Giovanni 3.0. “Estuve con Andrea y entendí su estilo. Ahora, me ha permitido crear, y que compartan carta platos clásicos de Don Giovanni y creaciones que sólo pueden degustarse aquí”, como ocurre ya en Don Giovanni Constanza (el primer restaurante del chef en Barcelona, en el hotel NH Collection Barcelona Constanza) con una selección propia de platos elaborados por el chef local, Ismael García Revuelta.

En “el Don Giovanni 3.0”, Torra presenta y Tumbarello asiente. Los clásicos del italiano (Huevo Millessimé –el único plato que el italiano oferta en todos sus restaurantes-, Tortelli di Aragosta -tortelli de bogavante con calabacín, gambas y crema de langosta- o Coulant de Nutella) comparten carta con creaciones ad hoc como la Ribollita Toscana -sopa de verduras tradicional de la Toscana-, Il Cartoccio di Verona -rissoto de hierbas frescas dentro de un molde crujiente de proscuitto Sant Danielle- o los Ravioli di Umbria –raviolis rellenos de habas con queso de fossa y mantequilla de Salvia-.

Es el sello barcelonés de un chef que vino a España por amor, que dejó el marketing para erigirse en el mejor embajador de la cocina italiana en la península, que adora la trufa sobre todas las cosas –aunque reconoce que en Barcelona, la blanca solo aparecerá “en ocasiones puntuales dado su precio”-, que divierte y cocina por igual.

Restaurante Don Giovanni NH Gran Hotel Calderón. Foto: David Salvador

Andrea Tumbarello y Nicolau Torra. Foto: David Salvador