Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El nuevo restaurante Tweed de Madrid idea una carta basada en la moda

Redacción
Redacción 20/12/2013Comentarios

El antiguo chef de Semon y Jockey estrena cocina en el local que albergó Astrid y Gastón

TWEED

Una de las salas del nuevo restaurante Tweed.

El restaurante Tweed, con una carta de platos referenciada a la moda, acaba de abrir en el madrileño Paseo de la Castellana. Con el chef José María Ibáñez a los fogones, este establecimiento ocupa ahora el local donde anteriormente se encontraba el restaurante Astrid y Gastón, trasladado a la calle Ayala de la capital. Los artífices de este nuevo proyecto son un grupo de jóvenes empresarios, gestores también de otros negocios hosteleros, que han querido arriesgar aquí con una cocina clásica adaptada a las nuevas tendencias gastronómicas.

El chef Ibáñez ha trabajado durante más de un década en los establecimientos madrileños Semon, Jockey y Hotel Velázquez. Y ahora pone toda su experiencia en este proyecto en el que confeccionará platos de siempre con la técnica que requieren y el punto justo de innovación que demanda el nuevo público gourmet.

La carta se estructura con originales apartados. El Pret-à-Porter recoge platos pensados para picar y compartir, como el revuelto Dodero o las habitas salteadas con butifarra negra. La Alta Costura incluye creaciones culinarias más elaboradas como los fritos de pixín con salsa tártara o el muslo de pintada relleno de foie con salsa de trufa. Tweed tampoco se olvida de los platos de Fondo de Armario, con sabores del pasado que se plasman en propuestas como los canelones Rossini o los callos a la madrileña. Bajo el nombre de Casual se presentan propuestas pensadas para el día a día, como la ensalada de pularda confitada o el salmón marinado con eneldo. Y para los más exigentes propone Platos a Medida, sólo disponibles previo encargo, como las verdinas con bogavante o la lubina salvaje del Cantábrico al champagne.

El nuevo restaurante está estructurado en un espacio de 600m2 y dos plantas de ambientes diferenciados que son obra de la arquitecta Pitu Iglesias de FI Arquitectura. La decoradora de interiores María Basagoiti ha sido la encargada de vestir las mesas, con mantel largo y grandes cortinas confeccionadas en tweed además de las paredes de papel pintado que recrean este tejido. El personal de este nuevo restaurante viste de Scalpers’s, firma que ha revivido aquí los clásicos de moda.

2 Comentarios

  1. Elena dice:

    El restaurante Tweed en Madrid, no paga a sus proveedores, dista mucho de ser una organización seria y responsable, su comportamiento es impresentable y si fallan en lo básico como empresa no esperen ni calidad ni profesionalidad en un servicio tan importante como dar de comer, recomiendo que no acudan a este tipo de locales, no jueguen con su salud.